Inicio / Portada España / Cien años de la gripe que la censura de la Gran Guerra convirtió en española

Cien años de la gripe que la censura de la Gran Guerra convirtió en española

Este próximo otoño se cumplen cien años de la mayor pandemia que ha vivido la humanidad, con hasta 50 millones de muertos, y que la censura de los países que participaron en la Primera Guerra Mundial contribuyó a que pasara a la Historia como la “gripe española” al ser éste el único país que informaba sobre ella

Cien años de la gripe que la censura de la Gran Guerra convirtió en española
Soldados franceses en el frente de Verdún durante la I Guerra Mundial

Aunque su origen es desconocido, lo que parece claro es que España no tuvo nada que ver con los primeros brotes de esta enfermedad y, según ha explicado a Efe el catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra, Ignacio López-Goñi, la hipótesis que parece más cierta es que las potencias que intervinieron en la Gran Guerra silenciaran las muertes por gripe.

“La gripe no hace héroes, el héroe es el que muere en el campo de batalla, no el que muere en la cama con gripe, así que éstas eran noticias que se censuraban y no salían en los periódicos”, relata.

Lo que sí salía en la prensa era que en España había una epidemia de gripe, la gripe española. “Como España no participó en la contienda, estas noticias no se censuraban, se hablaba de lo que ocurría en el país y lo que pasaba era la gripe“.

Gripe que, todo parece indicar, llegó a España desde Francia.

Y es que en este país vecino podría estar uno de los focos que se barajan como origen de la pandemia. En concreto, en un campamento militar británico en el norte de Francia, donde hubo una epidemia de neumonía con unos síntomas muy parecidos a los de la gripe.

Era una zona costera, con muchas aves migratorias y granjas con cerdos, patos y gansos, lo que facilita la existencia del virus.

Otra de las hipótesis relaciona el origen de la enfermedad con la llegada de soldados de Laos, Vietnam y Camboya que fueron a Francia a luchar, y con los soldados procedentes de campamentos americanos, donde hubo epidemias de gripe en los primeros meses de 1918.

“No sabemos exactamente el origen, pero muy probablemente se encuentra en ese movimiento de tropas que hubo por la Primera Guerra Mundial”, concluye López-Goñi.

Independientemente de su origen, lo cierto es que este virus causó más muertes que cualquiera de las pandemias que haya vivido la humanidad, incluida la peste durante la Edad Media o la viruela y fallecieron más personas en la gripe del 18 que todas las que ha provocado el SIDA.

La gripe del 18 tuvo varias oleadas, la primera en los primeros meses del año, aunque no fue tan agresiva. “La gran oleada fue la de los meses de septiembre, octubre y noviembre y fue a nivel mundial ocasionando, según algunos autores, hasta 50 millones de muertos, un 3 % de la población mundial”.

En España, se estima que la gripe causó 200.000 muertes y en esa ocasión afectó especialmente a la población joven, entre 20 y 40 años, una franja de edad que probablemente no estuvo expuesta al virus durante su niñez y no contaba con inmunidad natural.

Ignacio López-Goñi
Ignacio López-Goñi./ Imagen cedida por la Universidad de Navarra

En 1918 no se había aislado el virus -fue en 1933- y no se sabía muy bien lo que era. Desde 2005 se han recuperado muestras y se ha podido detectar el genoma del virus de la gripe.

Era del tipo AH1N1. “Es muy virulento porque activa de manera excesiva el sistema inmune, lo que se llama una tormenta de citoquinas”, explica este catedrático de Microbiología.

El virus de la gripe activa el sistema inmune de manera que en una o dos semanas lo has controlado, pero en este caso, la sobreactivación del sistema inmune lo que potenciaba era que el virus pudiera infectar más los tejidos pulmonares, lo que facilita complicaciones secundarias de otras bacterias.

“Al final se morían de una neumonía porque no había antibióticos”, señala.

López-Goñi está convencido de que volverá a haber una pandemia de gripe “porque el virus tiene una capacidad de cambio y de mutación tan fuerte que no es descabellado pensar que en una de estas aparezca una nueva estirpe del virus para la que no hay inmunidad previa”.

Sin embargo, las condiciones de vida actuales hacen pensar que no será tan grave como la de 1918, gracias, entre otras cosas, a los antibióticos para luchar contra la infecciones bacterianas secundarias y porque las vacunas mejoran la inmunidad.

De hecho, desde entonces ha habido otras dos pandemias; una en 1957, la pandemia asiática, que causó unos 5 millones de muertos, y otra en 1968, la pandemia de Hong Kong con unos 2 millones de fallecidos.

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies