Inicio / Cáncer 360 / Células tumorales circulantes para un pronóstico de cáncer colorrectal

Células tumorales circulantes para un pronóstico de cáncer colorrectal

Analizar la muestra de sangre de un paciente con cáncer colorrectal metastásico, a través de una biopsia líquida, y encontrar tres o más células tumorales circulantes puede determinar un peor pronóstico de la enfermedad y seleccionar así el tratamiento más adecuado

Células tumorales circulantes para un pronóstico de cáncer colorrectal

Este es el objetivo de los estudios VISNU 1 y 2 sobre células tumorales circulantes, trabajos pioneros realizados por el Grupo de Tratamiento de Tumores Digestivos (TTD) con la participación de 750 pacientes aportados por 54 hospitales españoles.

Los resultados de ambos estudios fueron presentados en la reunión de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés) celebrada en Chicago tras más de siete años de un ensayo pionero a nivel mundial.

“Hay estudios de células cancerosas periféricas pero esta es la primera vez que se tiene en cuenta el número de células que hay para poder establecer una estrategia terapéutica”, explicó el presidente del TTD, el doctor Enrique Aranda, también oncólogo en el Hospital Reina Sofía de Córdoba, a los medios de comunicación presentes en la reunión de Chicago, celebrado a primeros de junio.

Y el límite está a partir de tres células. Ese es el número para determinar que el pronóstico en estos casos es peor que si tienen una o dos células por muestra. Siempre tendrán células puesto que son casos de cánceres de colon metastásicos.

células tumorales circulantes
Infografía Roche

VISNU 1: Tres células tumorales circulantes

El estudio VISNU 1 está en fase III y se desarrolla con 350 pacientes con más de tres células tumorales circulantes.

Se formaron dos grupos para recibir dos tipos de tratamiento: el primero con dos quimioterapias y un biológico antiangiogénico (bevacizumab, de Roche) y el segundo con tres quimioterapias y el citado biológico.

Los pacientes que recibieron el tratamiento más agresivo ganaron tres meses en la mediana de supervivencia libre de progresión de la enfermedad, mientras que en supervivencia global fueron cinco meses, aunque estos últimos datos necesitan confirmación.

células tumorales circulantes
Los oncólogos Javier Sastre (izq), del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, y Enrique Aranda (dcha) presidente del Grupo de Tumores Digestivos, en el congreso de la Sociedad Americana de Oncología (ASCO) celebrado en Chicago. EFE/Ana Soteras

VISNU 2: El impacto de las mutaciones genéticas

El VISNU es un estudio en fase II con pacientes con menos de tres células circulantes.

Pero además se analizó la influencia que pueden tener las mutaciones de los genes K-RAS, BRAF y PI3K, que es sinónimo también de peor pronóstico, y su impacto en la supervivencia global.

El estudio de células tumorales circulantes está aprobado por la agencia del medicamento de Estados Unidos (Food and Drug Administration, FDA) como factor pronóstico en cánceres de colon, mama y próstata.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés) no lo ha aprobado por el momento.

“Son dos únicos estudios, tiene que haber más evidencia. Hemos dado el primer paso porque no es solo saber si lo pacientes van a tener mejor o peor pronóstico, sino adaptar el tratamiento para que puedan obtener un mayor beneficio”, concluyó el doctor Javier Sastre, otro de los coordinadores del estudio y oncólogo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…