Inicio / Cáncer 360 / ¿Tienes cáncer? Consulta este manual

¿Tienes cáncer? Consulta este manual

El diagnóstico de cáncer supone un “cataclismo emocional” poco comparable al de otras enfermedades. Empieza entonces un viaje dominado por la incertidumbre y el miedo. Para ayudar a recorrer este camino, el oncólogo Javier de Castro ofrece una guía para ir avanzando por las etapas de este proceso siempre de la mano del equipo médico y con información rigurosa.

manual cáncer
EFE/JuanJo Martin

“Cáncer, manual de supervivencia” (Editorial Alienta) trata de ser “una primera dosis de tranquilidad” basada en la experiencia del oncólogo Javier de Castro, jefe de sección en el Servicio de Oncología del Hospital La Paz de Madrid por cuya consulta han pasado miles de pacientes en más de veinte años de profesión.

“Igual que cuando viajas a zonas de riesgo necesitas un guía y una planificación, este libro te ofrece un camino que ayuda ante la incertidumbre” que supone tener un cáncer, explica el experto.

Una incertidumbre que ahora se agrava con la pandemia de coronavirus: “Es terrible para el paciente al que se diagnostica con cáncer. Debemos estar alerta para que no haya retrasos en los diagnósticos ni en los ensayos clínicos de nuevos fármacos como efectos colaterales”.

cáncer manual
Portada de “Cáncer, manual de supervivencia” del oncólogo Javier de Castro. Foto cedida

En poco más de 160 páginas, se aborda cómo afrontar el impacto, se explica qué es el cáncer con el fin de conocer mejor la enfermedad y los distintos tratamientos, cómo convivir con la enfermedad, el miedo al retroceso o la vida sin cáncer.

“El paciente de cáncer sufre una carga emocional muy grande porque no puede evitar pensar en la muerte y, además, se enfrenta el tratamiento de una manera muy hostil porque se plantea pelearlo como si fuera una guerra”, apunta el experto en una entrevista con EFEsalud.

De la negación a la aceptación

El momento de recibir un diagnóstico de cáncer es un “impacto brutal”. ¿Por qué a mi? Es una pregunta que todos los pacientes se plantean.

“Te sientes un bicho raro, pero tenemos más probabilidades de tener un cáncer que de que nos toque la lotería”, afirma en su libro el doctor ya que se estima que el 50% de los varones y el 30% de mujeres tendrán algún tipo de cáncer a lo largo de su vida.

Perdido, desesperado, desgraciado o incluso hacerse el héroe son algunos de los sentimientos que se entremezclan y que es bueno compartir con los seres queridos y con tu médico. Y si se necesita llorar, hay que hacerlo.

El paciente suele pasar por algunas o todas de estas fases:

  • La negación: ¿No será un error? Una frase que denota la puesta en marcha un mecanismo de defensa.
  • El enfado: “En realidad el paciente se encuentra solo y a través de la ira nos está pidiendo ayuda, justo lo contrario de lo que expresa”.
  • La negociación: Es cuando el paciente empieza a estar preparado y a recibir información sobre el tratamiento. Un intercambio de impresiones fundamental entre médico y paciente.
  • La depresión: Empieza a preocuparnos la pérdida de lo cotidiano hasta que aparecen las preocupaciones más serias. “No se trata de una depresión entendida como enfermedad, sino de un lógico sentimiento de preocupación y tristeza”.
  • La aceptación: Tampoco es bueno afrontarlo con un optimismo desmedido. “El cáncer es más una carrera de fondo que un sprint, no podemos desfondarnos en la primera cuesta”.

¿Hasta dónde quiere saber un paciente?

Para combatir la incertidumbre que se instala cuando conocemos que tenemos cáncer, lo ideal es tener la información suficiente y correcta sobre su proceso. Información procedente del equipo médico, evitando internet y otras fuentes que pueden generar confusión.

manual cáncer
El oncólogo del Hospital La Paz de Madrid Javier de Castro, autor de “Cáncer, manual de supervivencia”. Foto cedida: Luis Malibrán

“Cada paciente establece los mecanismos de interacción con la enfermedad y tenemos que ayudarles modulando la información que deben recibir”, señala el oncólogo, miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Oncología Médica.

Y recurre al concepto de “verdad soportable” que consiste dar a cada paciente la información que necesita en cada momento.

Informar, lo contrario puede ser perjudicial para el paciente. Y el doctor recomienda huir de la “conspiración del silencio”, cuando en un intento de sobreprotección, la familia trata de ocultar información e incluso distorsionarla con el fin de que el paciente no sufra. Algo que sí puede hacerse en el caso de niños o ancianos.

La falta de información conlleva a un aislamiento del paciente que puede llegar a sentirse engañado.

Miedo, desinformación, riesgos…

La culpa del miedo al cáncer lo tiene el tratamiento. “En el ranking de las palabras malditas en primer lugar está cáncer, pero en el segundo se sitúa quimioterapia”, apunta el doctor, pero hoy en día se conoce cómo dosificarla, se ha reducido la toxicidad y se ha mejorado el tratamiento para poder controlar los efectos secundarios.

La falta de información puede traer el riesgo de acudir a terapias alternativas o pseudoterapias que no van a curar el cáncer y que pueden ser muy perjudiciales si hacen que el paciente abandone el tratamiento médico.

“Pero deberíamos plantearnos por qué los pacientes buscan otros métodos alternativos, puede ser porque posiblemente el proceso de comunicación medico-paciente no se ha hecho adecuadamente y eso es responsabilidad nuestra, no es del paciente”, asegura el oncólogo que aborda en el manual este tema.

Para evitar desinformación el doctor Javier de Castro propone “normalizar” la enfermedad sin evitar darle su nombre, cáncer. Y por eso alaba la visibilidad pública que personajes famosos como Dani Rovira o Pau Donés han hecho de su enfermedad ayudando así a otros enfermos.

“Cuando llega esta enfermedad el primer paso es asumirla y luego aprender a convivir con ella en la medida de lo posible”.

Según el doctor, “cuando se alcanza la curación también te sentirás extraño porque tendrás que recomponer tu vida” ante una enfermedad que se cura en la mayor parte de los casos tempranos y localizados.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…