Inicio / Sanidad / Cambio climático: tu salud en juego

Cambio climático: tu salud en juego

Malaria, dengue, malnutrición, cáncer y depresión son algunas de las dolencias que la OMS teme puedan extenderse por el cambio climático; amenazas en el horizonte de la salud si no evitamos que la temperatura del planeta supere los peligrosos dos grados a finales de siglo. Este será uno de los temas principales en la Cumbre del Clima que empieza en París este lunes

Otras noticias

Cambio climático: tu salud en juego
EFE/str

Representantes de 195 países, más la Unión Europea y la OMS , acudirán las dos primeras semanas de diciembre a la Cumbre del Clima de París, para intentar alcanzar un pacto global de lucha contra el cambio climático, que no solo pone en jaque a nuestro planeta sino a la salud de todos los humanos que lo habitamos.

Alimento, agua, aire limpio y refugio son las cuatro cosas necesarias para tener buena salud y las cuatro están amenazadas por el cambio climático, según un informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el  Cambio Climático (IPCC).

EFE/Cezaro De Luca

La Organización Mundial de la Salud es clara cuando afirma que según se prevé, entre 2030 y 2050 el cambio climático causará unas 250.000 defunciones adicionales cada año, debido a la malnutrición, el paludismo, la diarrea o el estrés calórico.

 Enfermedades infecciosas

¿Pero por qué la comunidad científica sostiene que el cambio climático es una gran amenaza para la salud?

En primer lugar porque las condiciones climáticas tienen gran influencia en las enfermedades transmitidas por el agua o por mosquitos, garrapatas y caracoles, todos ellos  especialistas en distribuir enfermedades.

Por ejemplo, el dengue, una enfermedad de tipo gripal que transmite el mosquito Aedes , puede extenderse por el sur de Europa debido al calentamiento. El litoral mediterráneo español sería una de las zonas de mayor riesgo, según un estudio publicado por la Universidad de East Anglia, en Reino Unido.

El paludismo o malaria también depende mucho del clima. Esta dolencia, transmitida por los mosquitos del genero Anopheles, mata cada año a más de medio millón de personas.

También se prevé una ampliación considerable de las zonas de China afectadas por la esquistosomiasis, una enfermedad aguda y crónica transmitida por el caracol.

Desnutrición

El aumento de las temperaturas y la variabilidad de las lluvias reducirán probablemente la producción de alimentos básicos en muchas de las regiones más pobres y ello, según la OMS, aumentará la prevalencia de malnutrición y desnutrición, que actualmente causan 3,1 millones de defunciones cada año.

Además las temperaturas extremas del aire contribuyen directamente a las defunciones por efermedades cardiovasculares y respiratorias.

Los niveles de polen y otros alergénicos también son mayores en caso de calor extremo y pueden provocar asma, dolencia que afecta ya a unos 300 millones de personas.

Diarrea

En los casos extremos la escasez de agua causa sequía y hambruna.Advierte la OMS que la creciente variabilidad de las precipitaciones afectará probablemente al suministro de agua dulce.La escasez de ésta puede poner en peligro la higiene, y aumentar el riesgo de enfermedades diarreicas, que anualmente provocan unas 760.000 defunciones de menores de cinco años.

EFE/Andrés Cristaldo

Cáncer, depresión

A la OMS le inquieta también el incremento que se prevé de casos de cáncer de piel, de golpes de calor y de depresión en los supervivientes de desastres naturales, desastres que podrían aumentar en frecuencia e intensidad; por eso la comunidad de la salud quiere que se escuche su voz en la toma de decisiones sobre cambio climático. Así lo reivindicó hace ya un año la directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS, María Neira, en entrevista a EFE.

Según Neira, la OMS lleva años siguiendo el tema y ya tiene evidencia de que el cambio climático está afectando muy negativamente a la salud.

Cambio climático y sus evidencias

Alteración del clima cuyas evidencias se han multiplicado: ha aumentado la temperatura 1,02 grados desde la época preindustrial; existe un récord histórico de concentración de CO2 en la atmósfera (400 partes por millón); o el año más cálido de la historia, 2014.La actividad humana y en particular el consumo de combustibles fósiles, la quema de petróleo y de carbón, ha librado cantidades de CO2 y de otros gaseas de efecto invernadero a la atmósfera que hacen que esta retenga más calor en sus capas inferiores y provoque un alteración del clima.

El calentamiento global afecta también al nivel del mar, que está aumentando, y al derretimiento acelerado de las capas de hielo, glaciares, y niveles en las altas cumbres..

(No Ratings Yet)
Cargando…