Inicio / EFE Salud recomienda / La broncodilatación dual en EPOC será moda en 2017

La broncodilatación dual en EPOC será moda en 2017

Ya los usan en Alemania desde hace tres años, más que en España, que se prescriben desde marzo de 2016, o en Argentina, donde ‘spiolto’ de Boehringer Ingelheim llegará a las farmacias a finales de este mes, y ya han conquistado, con eficacia y gran seguridad, los pulmones de millones de pacientes y la sonrisa de sus ministros de Sanidad: hasta un 25% menos de crisis respiratorias graves y otro tanto en costes financieros por consultas, urgencias y hospitalizaciones

La broncodilatación dual en EPOC será moda en 2017
Uso del broncodilatador. Infografía cedida por BI

“Todos los estudios clínicos han demostrado que la combinación de dos broncodilatadores (LAMA y LABA), de acción rápida y prolongada, aplicados en una sola dosis inhalada a primera hora de la mañana, mejora sustancialmente la función pulmonar de los pacientes y consigue evitar hasta un 20%, 25% o 30% más de exacerbaciones durante el desarrollo de la enfermedad”

Y esta declaración, clara y contundente, pertenece al doctor Antonio Anzueto, una autoridad mundial en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y profesor de Medicina en la estadounidense Universidad de San Antonio, en Texas. Es más, pide una actualización inaplazable de las guías médicas para ofrecer una mayor calidad de vida a los pacientes de epoc.

doctor Anzueto
El Dr. Anzueto explicó en inglés los diferentes estudios que avalan la broncodilatación dual en COPD (Chronic Obstructive Pulmonary Disease)

“Los proveedores de salud debemos reeducarnos cuanto antes, ya que los beneficios de estos fármacos tan novedosos mejoran rápidamente la capacidad pulmonar de los pacientes sintomáticos en cualquiera de los estadios de la enfermedad, desde las fases más incipientes a los casos más severos o avanzados”, afirma.

El doctor Anzueto lo compara con un automóvil o carro, como dice él, que tiene un pinchazo en una rueda y pierde aire.

“Hasta ahora hemos ido de estación de servicio a estación de servicio inflando la rueda para seguir nuestro camino a duras penas, pero ahora podemos ahorrarnos una cuarta parte de las paradas y disfrutar más del paisaje sin la angustia de mirar el cuentakilómetros”.

Inspirar y espirar es una necesidad vital y en esto son expertos los más de 380 millones de personas que se calcula padecen tos, disnea, fatiga, flemas, serias dificultades para abrocharse los cordones de unos zapatos o para subir una pequeña escalera, cuando no crisis respiratorias que les conducen, sirenas incluidas, al hospital… el 95% de ellos y ellas por fumar.

Broncodilatación dual sin efectos secundarios

“La terapia combinada de tiotropio y olodaterol consigue la máxima broncodilatación posible. Existen seis medicamentos similares a disposición de los facultativos y todos obtienen una respuesta pulmonar elevada en los estadios 1, 2, 3 y 4 de la enfermedad, incluso si se toman a la par con otros medicamentos”, asegura el doctor Anzueto.

Los broncodilatadores monodosis consiguen puntuaciones de menos cuatro (-4) de mejoría en el test de St. George, encuesta que sirve para determinar la calidad de vida de los pacientes. Los broncodilatadores duales obtienen resultados de menos seis y de menos ocho (-6/-8) contra sus síntomas, por tanto, se reduce la obstrucción aérea.

“Puesto que la epoc es crónica e irreversible, aumenta la capacidad pulmonar y caen las exacerbaciones, y este es el dato que le importa al paciente; es el espejo de su calidad de vida individual, familiar y social. Hay que recordar que la epoc puede comenzar a los veinticinco de años de edad del fumador o diez después de su condición de exfumador”, indica.

Desde el punto de vista de los efectos secundarios, la dosis broncodilatadora inhalada dual no tiene ni más ni menos, tiene mínimas alteraciones en la salud del paciente.

Broncodilatación dual
Broncodilatación dual. Infografía cedida por BI

“Como hemos tenido once o doce años de experiencia clínica, estos medicamentos los hemos revisado por arriba, por abajo, por dentro, por fuera y hasta por el costado. Los broncodilatadores duales LAMA/LABA apenas tienen efectos secundarios, salvo posibles congestiones nasales u otras alteraciones inespecíficas”, atestigua.

Para este médico avezado, son “altamente seguros”, incluso se pueden recetar concomitantemente con fármacos cardiovasculares o contra la diabetes.

Un dos por uno, cuanto antes

En los próximos diez años, además, la tasa de mortalidad de la epoc prevista ascenderá un 30% y poco más tarde, en 2030, se habrá ganado el tercer puesto en esta competición mortal, solo por detrás de los famosos ictus cerebrales, segundo puesto del cajón, y las llamativas cardiopatías isquémicas, en lo más alto (donde el tabaquismo comparte honores con las grasas saturadas y el alcoholismo).

Para colmo de males, las mujeres y los jóvenes se han subido a este carrusel diabólico del humo.

“Aquí se juntan las niñas que respiraron la humareda del carbón o la leña del hogar desde que nacieron y las fumadoras que comenzaron con el hábito a partir de los años 70, aunque muchas dejaran de fumar en su juventud. Todas caen en picado al entrar en la menopausia y cuando se les diagnostica epoc ya están en fase dos”, señala.

“Médicos, enfermeras y personal sanitario dimos por hecho que la tos de las mujeres tenía un origen alérgico o era debida a una sinusitis. No les hacíamos espirometrías y eso que ellas se quejan más que ellos de su tos y su disnea”, añade.

El doctor Antonio Anzueto no quiere golpearse contra el mismo bache y llama la atención a las madres que fuman durante su embarazo, a los padres que fuman en casa o en el automóvil en presencia de sus hijos, y con las ventanillas cerradas, y a las chicas y chicos que aspiran día a día un futuro lleno de ceniza.

broncodilatación dual
Los efectos del humo del tabaco sobre el fumador pasivo. Dibujo cedido por BI

“Me mata cuando veo a una joven ‘rebonita’ a los veinte y que, por fumar, le resplandezcan las arrugas en su cara a los cuarenta o los cincuenta. Ellos, por su parte, tienen que saber que van directos a la disfunción eréctil, ya que el tabaquismo destroza el sistema vascular y su potencia sexual”, argumenta.

Este neumólogo, alejado de los ambages y doctor en Medicina por la Universidad San Carlos de Guatemala (usac.edu.gt), cuenta con resignación médica una anécdota que vivió con uno de sus pacientes.

“Tenía un paciente de epoc con el que había probado de todo para que dejara de fumar, desde pastillas y parches hasta la hipnosis o la acupuntura, pero nada le apartaba de la nicotina. Venía a la consulta con su cajetilla de cigarrillos en el bolsillo de la camisa, bien a la vista; y para que yo suavizara mis regañinas me regalaba bolsas de papalinas -papas fritas-“.

“Un buen día apareció sin los cigarrillos y sin la bolsa de papalinas, y le pregunté extrañado. Su respuesta es de las que acaban diciendo muchos fumadores… doctor, hace tres semanas que sufrí un infarto y decidí dejar de fumar… “.

En los últimos diez años los neumólogos no solo han estudiado a fondo la epidemiología de la epoc, sino que han conseguido implementar cualquier innovación broncodilatadora.

En el año 2017 están decididos a destapar cuanto antes los bronquios, bronquiolos y alveolos pulmonares para que sus pacientes tengan la mayor calidad de vida posible y, de paso, ahorrar a las arcas públicas de la Unión Europea, por ejemplo, cerca de 140.000 millones de euros anuales, el coste aproximado de la atención a las personas con epoc.

Este reportaje está basado en un workshop o laboratorio de ideas que se desarrolló en la ciudad alemana de Frankfurt, donde  la farmacéutica Boehringer Ingelheim (BI) reunió a dieciséis periodistas de diferentes países del mundo, coordinados por John Withington, periodista de The Daily Telegraph, con el fin de trabajar en el conocimiento y la divulgación de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC o COPD -siglas en inglés-).

El profesor Anzueto lideró este taller junto con el profesor David Halpin, doctor en Medicina Respiratoria en el Royal Devon&Exeter Hospital (Exeter, Gran Bretaña).

(No Ratings Yet)
Cargando…