Inicio / Botiquín / La violencia en películas no se asocia a violencia real

La violencia en películas no se asocia a violencia real

La violencia que aparece en películas de clasificación PG-13 (para mayores de 13 años) no tiene vinculación con la violencia real en la sociedad estadounidense, según un estudio publicado en la revista Psychiatric Quarterly y que sugiere poner más atención en la pobreza y el ámbito familiar

El actor David Carradine durante la presentación en junio de 2004 de la segunda parte de la triología "Kill Bill 2", dirigida por el cineasta norteamericano Quentin Tarantino.

El reporte, elaborado por Christopher Ferguson, de la Universidad de Stenton, y Patrick Markey, de la Universidad Villanova -ambas en Florida-, analizó 30 años de datos sobre el aumento de la violencia en este rango de películas para menores y su impacto en la vida real.
Los investigadores analizaron diferentes bases de datos relacionadas con el incremento de violencia juvenil y los homicidios en fuentes como el FBI, la Encuesta Nacional de Victimización por Crimen y el Censo de la Población.
Al analizar información entre los años 1985 y 2015, los autores encontraron que a pesar de que “las películas PG-13 en ese lapso presentaron una tendencia a ser más violentas con el paso de los años, los índices de homicidios y violencia disminuyeron” en el mismo periodo.

“Nuestro análisis de los datos de los crímenes violentos y la descripción de violencia en películas clasificadas PG-13 no muestran evidencia para una preocupación de Salud Pública”, señaló Ferguson.

Por el contrario, la “evidencia sugiere que la violencia y los comportamientos antisociales resultan de una complicada interacción de numerosos factores, pero la violencia en los medios no parece ser uno de ellos”, agregó por su parte Markey.
El informe, publicado en la revista Psychiatric Quarterly, sugiere que la falta de relación entre la violencia de las películas y los actos reales de este tipo se debe a que los espectadores ven la violencia en el cine de forma diferente a como la perciben en la vida real.

Los autores recomiendan que legisladores y formuladores de políticas se enfoquen “en temas que han demostrado su impacto sobre la criminalidad, como el ambiente familiar, la salud mental, la pobreza y la educación”.

RedacciónEFE: lu/jip

(No Ratings Yet)
Cargando…