Inicio / Botiquín / La Princesa, hospital hipocrático universal

La Princesa, hospital hipocrático universal

Por dedicar su vida al servicio de la humanidad, por velar ante todo por la salud y el bienestar de los pacientes, por respetar su autonomía y su dignidad o por no permitir que consideraciones de edad, enfermedad, incapacidad, credo, origen étnico, sexo, nacionalidad, afiliación política, raza, orientación sexual, clase social o cualquier otro factor que se interponga en sus obligaciones diarias, el Hospital Universitario de La Princesa se ha sumado al Movimiento Hipocrático Internacional de hospitales humanistas.

(De izquierda a derecha, de arriba hacia abajo): María Teresa Causín, María Aránzazu, Cecilio Santander, José María Pajares, Carmen de Castro, Fidel Illana, Rafael Garesse, Fernando Prados, Iluminada García, Julio Romero, Fernando Díaz, Antonio Planas, Nikos Kastanos, Julio Ancochea y Jorge Gómez.

Además, la doctora Iluminada García y la supervisora de enfermeras Carmen de Castro, y los doctores Julio Ancochea, José María Pajares, Julio Romero, Fernando Díaz, Antonio Planas y Cecilio Santander, han recibido, a su vez, el “diploma hipocrático” que reconoce sus valores humanísticos “al situar a los pacientes justo en el centro de la atención sanitaria”.

Como símbolo de este compromiso universal se descubrió un busto de Hipócrates que se exhibirá a la entrada del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid y en cuya inscripción se resume el legado de este padre de la Medicina: “Curar a veces, aliviar a menudo, consolar siempre”; algo que internet y los dispositivos informáticos están muy lejos de conseguir.

(No Ratings Yet)
Cargando…