Inicio / Botiquín / Este domingo… carrera solidaria “por la salud y la capacidad”

Este domingo… carrera solidaria “por la salud y la capacidad”

10 kilómetros por las calles de Madrid, con la salida en la Puerta del Sol; más de 5.000 participantes, con personas solidarias, como tú, o grupos de bomberos de entre 2 y 4 integrantes equipados con casco, bombona de oxígeno y traje ignífugo, cuyo peso total ronda los 20 kilogramos; con la Castellana para sentirte una triunfadora o un triunfador; y el Paseo del Prado para alcanzar la meta final, donde, tanto si ganas como si llegas el último, podrás rasgar la mejor cinta que puedas imaginar: “Soy Capacidad”, diseñada por los niños y niñas del Colegio de Educación Especial Hospital San Rafael

(izq-der): El bombero Pascual García, el Dr. Cristóbal Rodríguez, especialista en Traumatología, la periodista Fe López, el triatleta paralímpico, Jairo Ruiz y el atleta Chema Martínez.
(izq-der): El bombero Pascual García, el Dr. Cristóbal Rodríguez, especialista en Traumatología, la periodista Fe López, el triatleta paralímpico, Jairo Ruiz y el atleta Chema Martínez. Fotografía cedida por el HSR.

¿QUIERES VER UN VÍDEO MARAVILLOSO PROTAGONIZADO POR LUCÍA, UNA NIÑA CON CAPACIDADES DIFERENTES?

El ‘prota’ masculino del vídeo es Pascual García, un bombero que tuvo un accidente en bicicleta con lesiones graves de médula espinal. Hasta ese momento “tan duro” de su vida había sido nueve veces campeón de España aficionado de ciclismo en ruta y contrarreloj y tenía en su poder 2 europeos, 5 mundiales, 5 olimpiadas de Bomberos y Policías, un triatlón y un iroman.

“Postrado en la cama me vi sin presente y sin futuro, pero me centré en lo positivo. Me puse en pie con la ayuda del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo y luché minuto a minuto por volver a caminar. Lo conseguí con mucho esfuerzo y con el apoyo incondicional de mi familia, de mis compañeros y de mis amigos”, cuenta.

“Y como soy bombero -prosigue-, y he nacido para esta profesión, decidí ayudar a los demás a superar sus propias dificultades motoras o sus capacidades diferentes, intelectuales o sensoriales, como ya hacía con la gente al luchar contra el fuego… hay que echarle valor, coraje y corazón. Lo importante es llegar a la meta, no ganar la carrera”.

Jairo Ruiz, triatleta paralímpico, aplaudía a rabiar con su mano derecha sobre una parte de su antebrazo izquierdo. Su otra mano y parte del antebrazo le faltan desde que nació. Fue medalla de bronce en los Juegos de Río de Janeiro en 2016, subcampeón del mundo en 2017, campeón del mundo en 2016 y lo mismo en ese año en Duatlón.

Es un joven almeriense que nunca se ha sentido diferente.

“Mi gente, mis amigos, mis vecinos nunca me trataron como un discapacitado. Siempre me he adaptado a la realidad, tanto que mi padre instaló una prótesis al manillar de la bicicleta para que yo montara en bici como los demás y no me cayera al suelo”, recuerda.

Y si a mí no me importa tener una diferencia en el brazo, a nadie le tiene que incomodar -subraya-. Entiendo que haya personas que no sepan bien cómo tratarnos, pero no pasa nada. Lo deben hacer con naturalidad. Yo no oculto mi discapacidad, que solo influye en que tengo que hacer las cosas de otra manera, como hago al atarme los cordones de las zapatillas”, dice.

El atleta Chema Martínez sí que aplaude con las dos manos.

Ahora con más pelo que antaño, cuando fue campeón de Europa de Maratón en Barcelona 2010, o campeón de Europa de los 10.000 metros en Munich 2002, no para de repetir que “correr por las capacidades diferentes es un honor y un privilegio“.

Él participará en la carrera solidaria del domingo, aunque esté “destrozado” después de su última travesía en campo abierto: “La vida de muchas personas y sus familias sí que es una auténtica batalla diaria, una competición cuyo premio es la admiración y el respeto de los demás, de los que tenemos otras capacidades diferentes”.

Por eso su lema vital es “no pienses, corre” por ti, por los otros, por todos.

La VIII Carrera de Bomberos de Madrid Hospital San Rafael está centrada en el deporte, pero no solo en su vertiente saludable, que mejora la calidad de vida, sino como principal aliado en una existencia llena de superación y retos en el desarrollo del ser humano.

“Mejora la salud y previene las enfermedades, mejora las habilidades motrices, mejora la autoestima y el autoconcepto, aumenta la sensación de competencia, mejora las situaciones de estrés, reduce la intensidad de los trastornos del sueño y de la depresión, mejora las relaciones con los demás, el sentimiento de equipo, refuerza las identidades colectivas y, también, potencia la educación y la transmisión de valores morales”, destaca el Dr. Cristóbal Rodríguez.

Traumatólogo y cirujano ortopédico en el Hospital San Rafael, antiguo jugador del Real Madrid de baloncesto, “el mejor conocedor de los banquillos mundiales” como gusta bromear, que ejerció como traumatólogo en la Selección Española de Baloncesto (1980-1992) y como médico del Comité Olímpico Español en Los Ángeles, Seúl y Barcelona, defiende, como buen deportista, que “ante la adversidad siempre hay que seguir hacia adelante, a pesar de que tengamos miedo”.

“Debemos aceptar la realidad de nuestras discapacidades, sin resignación, sin excusas, y convertir nuestra vida en un desafío diario”, recetó a los asistentes a la presentación de la Carrera de Bomberos, que tuvo lugar el jueves 1 de marzo en el salón de actos de la Universidad del Hospital San Rafael.

Fotografía cedida por los Bomberos de Madrid.
Organizada por el Club Deportivo Bomberos de Madrid y el Área de Eventos de Motorpress Ibérica, destinará las donaciones que se recauden con la entrega de dorsales al Colegio de Educación Especial Hospital San Rafael, algunos de los cuales, niños y niñas, recorrerán el último kilómetro de la carrera junto a sus familiares, todos con el dorsal #1 para recoger en la meta “SOY CAPACIDAD” su bien merecida medalla. Fotografía cedida por Bomberos.
(No Ratings Yet)
Cargando…