Inicio / Botiquín / Entre un 10% y un 25% de l@s escolares están condicionad@s por sus problemas visuales

Entre un 10% y un 25% de l@s escolares están condicionad@s por sus problemas visuales

El Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España (CNOO) advierte de que alrededor de un 10% de los escolares de 0 a 6 años y otro 25% de entre 6 y 16 años presenta problemas visuales, como ojo vago, miopía, hipermetropía o estrabismo; patologías oculares que pueden afectar a sus resultados académicos y perjudicar, además, a su desarrollo psicoemocional

Niñas y niños que puede que necesiten gafas para rendir más y mejor en el colegio-efe

“Una buena visión en edades tempranas es imprescindible para garantizar el aprendizaje escolar, ya que el 80% de lo que se aprende en la escuela se recibe a través de los ojos”, expone el decano del CNOO, Juan Carlos Martínez Moral, quien pone el foco en estas edades tempranas al tratarse de una etapa en la que la visión se desarrolla de forma completa y donde se suele alcanzar el 100% de la agudeza visual.

Los ópticos-optometristas recomiendan a madres y padres que los menores acudan un examen visual optométrico al menos una vez al año si el menor no está diagnosticado con alguna deficiencia visual; y cada tres o seis meses si sospechan de que puedan estar sufriendo problemas oculares, como defectos refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo), ambliopía (ojo vago), estrabismo o anomalías de la visión binocular.

“Durante la infancia -señalan desde el CNOO- es más fácil prevenir que curar: la rehabilitación de cualquier alteración relacionada con el desarrollo visual será menos complicada debido a que estas alteraciones están menos arraigadas y la neuroplasticidad facilita una mejor y más rápida compensación”.

Señales que nos alertan de algún problema visual

  • Se sienta demasiado cerca de la televisión o se aproxima mucho a los libros, la tableta, el videjuego o el teléfono móvil.
  • Se pierde entre las líneas cuando lee un texto o usa el dedo para guiarse.
  • Entorna los ojos o ladea la cabeza para ver mejor.
  • Se frota los párpados con frecuencia.
  • Muestra una gran sensibilidad a la luz o su lagrimeo es excesivo.
  • Cierra un ojo para leer, ver la tele o enfocar mejor.
  • Evita actividades que requieren visión de cerca, como leer o escribir.
  • Evita actividades que precisan visión lejana, como los deportes (fútbol, baloncesto, voleibol, tenis, atletismo, etc.) y otras actividades de ocio.
  • Se queja de dolores de cabeza o de cansancio en los ojos.
  • No usa algunos dispositivos electrónicos porque le provocan incomodidad ocular.
  • Saca peores notas académicas de lo normal.
(No Ratings Yet)
Cargando…