Inicio / Botiquín / Da Vinci, cirugía robótica de éxito contra el cáncer de próstata

Da Vinci, cirugía robótica de éxito contra el cáncer de próstata

Con motivo del Día Mundial del cáncer de próstata, que se celebra cada 11 de junio, la Clínica CEMTRO y el Instituto de Cirugía Urológica Avanzada (ICUA) recuerdan la importancia del diagnóstico precoz de este tumor maligno con el fin de aumentar los índices de curación en países como España, que destaca ya con una supervivencia cercana al 90% de los casos.

Infografía del cáncer de próstata.

Con motivo del Día Mundial del cáncer de próstata, que se celebra cada 11 de junio, la Clínica CEMTRO y el Instituto de Cirugía Urológica Avanzada (ICUA) recuerdan la importancia del diagnóstico precoz de este tumor maligno con el fin de aumentar los índices de curación en países como España, que destaca ya con una supervivencia cercana al 90% de los casos.

El tratamiento del cáncer de próstata, enfermedad que supone la segunda causa de muerte oncológica en nuestro país y que afectará en 2019 a unos 34.394 varones, puede llevarse a cabo mediante cirugía abierta, cirugía laparoscópica y/o asistida por robot, radioterapia externa, braquiterapia, tratamiento hormonal, vigilancia expectante, entre otras.

La determinación del tratamiento adecuado se basa siempre en el tipo de tumor, su agresividad, la edad del paciente y sus preferencias.

El tratamiento más avanzado para los tumores de próstata no metastásicos es la cirugía robótica Da Vinci, en la que el cirujano se ve asistido por un robot que aumenta su precisión quirúrgica; más aún si dispone de series tecnológicas de última generación, como el robot Da Vinci XI.

El diagnóstico precoz del cáncer de próstata

La cirugía robótica de Da Vinci XI disminuye la tasa de recidiva bioquímica y los riesgos de complicaciones quirúrgicas, incontinencia e impotencia, aunque se ha demostrado que estos resultados dependen en gran medida de la habilidad del cirujano que realiza la operación.

Las dos ventajas principales de la cirugía robótica frente a la laparoscopia es la mejor preservación de la continencia urinaria y la potencia sexual. En este sentido, el 98% de los pacientes operados con cirugía robótica en Clínica CEMTRO-ICUA han recuperado la continencia urinaria y la mayoría de ellos han preservado su capacidad sexual.

Para el Dr. Fernando Gómez Sancha, jefe del Servicio de Urología de la Clínica CEMTRO-ICUA de Madrid, los programas más adecuados de detección temprana podrían lograr la curación de más 9 de cada 10 afectados.

“Los tumores malignos en próstata, vejiga, vías urinarias y riñón acabaron con la vida de más de 14.000 personas en 2017. Con un diagnóstico precoz, que permite tratar la enfermedad en sus etapas iniciales, las posibilidades de supervivencia y curación están, aproximadamente, en el 90 por ciento de los casos. Son dolencias sin síntomas hasta que se extienden, por lo que es importante prevenir. Un simple análisis de sangre puede salvar una vida”.

Y según opina el Dr. Gómez Sancha “los pacientes deben implicarse a la hora de tomar decisiones sobre el diagnóstico y el tratamiento de su enfermedad. Necesitan una información correcta para poder hacerlo”.

En la Clínica CEMTRO se han realizado 371 cirugías robóticas en los últimos cuatro años, de las cuales 325 han sido prostatectomías (para el tratamiento del cáncer de próstata); 7 han sido cistectomías (para el tratamiento del cáncer de vejiga); 19 han sido nefrectomías (para el tratamiento del cáncer de riñón) y el resto colposacropexias robóticas, reimplantación ureteral o divertículo ureteral.

La media de edad de los pacientes intervenidos con cirugía robótica ha sido de 63 años y no se ha registrado complicación intraoperatoria alguna ni conversiones imprevistas a cirugía abierta. El ingreso hospitalario medio ha sido menor a tres días.

(No Ratings Yet)
Cargando…