Inicio / Blog / “Respira Vida” contra el asma

“Respira Vida” contra el asma

play “Respira Vida” contra el asma

El doctor Julio Ancochea Bermúdez, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario La Princesa, amplifica con este videoblog los mensajes de la OMS para minimizar la prevalencia del asma en el mundo, sobre todo para que las muertes previstas por esta enfermedad, más en niños y niñas, no aumenten un 20% en los próximos diez años.

Con motivo del Día Mundial del Asma, el profesor Ancochea, director de la Cátedra de Medicina “Respira Vida” de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), patrocinada por la farmacéutica Glaxosmithkline (GSK), entrevista en su plató “biblioinformativo” a la Dra. Carolina Cisneros Serrano, responsable de la consulta de Asma en el mismo hospital, y a Lourdes Adán, una paciente.

El asma que no cesa

El asma es una enfermedad crónica que se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias. Los síntomas pueden sobrevenir varias veces al día o a la semana, y en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche.

Durante un ataque de asma, el revestimiento de los bronquios se inflama, lo que provoca un estrechamiento de las vías respiratorias y una disminución del flujo de aire que entra y sale de los pulmones.

Aunque se desconozcan las causas últimas del asma, los factores de riesgo más importantes son, entre otros, los pólenes, los mohos, los ácaros del polvo presentes en la ropa de cama, las alfombras o los muebles tapizados; la caspa de los animales domésticos; los tóxicos químicos; la contaminación atmosférica; y el humo del tabaco.

La OMS calcula que hay cerca de 235 millones de personas que padecen asma. Está presente en todos los países, independientemente de su nivel socioeconómico, aunque más del 80% de las muertes por asma acontecen en regiones con rentas per cápita bajas o medias bajas.

Los pacientes con asma, en el centro del debate.
Los pacientes con asma, en el centro del debate. EFE/Míchel

¿Cómo se diagnostica el asma?, pregunta a la doctora Carolina Cisneros.

“El paciente tiene que acudir a su médico cuando observe ciertos síntomas: falta de aire, de respiración, cuando realiza esfuerzos; a veces, episodios de tos mantenida en el tiempo que no desaparecen incluso con los tratamientos rutinarios; otras, infecciones, bronquitis, con tos y expectoración, que se repiten cada vez con mayor frecuencia”, señala.

“El neumólogo demostrará la obstrucción al flujo aéreo con una espirometría y en algunos casos será necesario efectuar otras pruebas más complejas para llegar al diagnóstico definitivo (provocación bronquial, radiografía de tórax, electrocardiograma, detección de alergias, reflujo o apnea del sueño)”.

¿Cuáles son las claves del tratamiento?

“El principal objetivo del neumólogo es controlar la enfermedad y evitar las agudizaciones. Al ser crónica, como sucede en patologías como la diabetes o la hipertensión arterial, el control se efectúa con el mantenimiento riguroso del tratamiento pautado por los especialistas”, asegura.

“Los pacientes, a menudo, consideran que solo deben tomarse la medicación inhalada cuando tienen episodio llamativo pero la única forma de prevenir estas crisis es precisamente tomando sus medicinas. En el caso del asma es un corticoide inhalado en dosis muy bajitas y un broncodilatador para eliminar los síntomas de disnea y fatiga”, explica.

¿Y cómo se maneja el asma grave?

“Los pacientes con asma grave, con o sin base alérgica documentada, representan alrededor del 10% de los que sufren esta enfermedad. Los últimos tratamientos farmacológicos les han cambiado la vida, según manifiestan. Son medicamentos que ofrecen excelentes resultados”, concluye la doctora Cisneros, también coordinadora de la consulta de Asma Grave en su hospital.

La innovación terapéutica mejora significativamente el pronóstico del asma, pero el foco del tratamiento hay que situarlo en los pacientes. En el año 2025 se estima que habrá 400 millones en todo el mundo. Lourdes Adán es una de ellas.

¿Puede una paciente asmática tener y desarrollar una vida plena?, le pregunta el doctor Ancochea.

“Si cumples el tratamiento te encuentras estupenda. De hecho, no tengo limitaciones a la actividad física diaria o extraordinaria, como hacer senderismo o practicar deporte. Tengo bien controlados los síntomas y no padezco crisis asmáticas. Estoy perfecta”, responde.

Las personas con asma pueden controlar su enfermedad, y Lourdes “es un buen ejemplo”. Mientras llega una solución farmacológica definitiva se pueda tener una vida satisfactoria y plena.

El doctor Ancochea.
Para el neumólogo, profesor y poeta Julio Ancochea, presidente de Asomega (Asociación de médicos gallegos), hay que atajar la gran prevalencia del asma cortando de raíz sus causas o llevando los tratamientos a cualquier rincón del mundo. Es necesario que todos y todas, básicamente l@s más débiles y desamparad@s, puedan “Respirar Vida”. EFE/Míchel

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies