Inicio / Blog / “Respira Vida” contra la apnea del sueño

“Respira Vida” contra la apnea del sueño

play “Respira Vida” contra la apnea del sueño

El doctor Julio Ancochea Bermúdez, jefe de Neumología del Hospital Universitario La Princesa de Madrid, refuerza en este videoblog la necesidad de la prevención de la apnea del sueño, enfermedad respiratoria infradiagnosticada por estar asumido el ronquido como algo normal, y la oportunidad de su tratamiento con CPAC nasal, que evitaría problemas cardiovasculares asociados en el 98% de los pacientes y, de paso, el distanciamiento físico y emocional en las relaciones de pareja.

El profesor Ancochea, también director de la Cátedra de Medicina “Respira Vida” de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), patrocinada por la farmacéutica Glaxosmithkline (GSK), entrevista en su plató “biblioinformativo” al doctor Enrique Zamora García, responsable de la Unidad del Sueño de su hospital, y al doctor Javier Palicio, presidente de FENAER (Federación Nacional de Asociaciones de Enfermos Respiratorios).

Las paradas respiratorias de la apnea del sueño

Las apneas-hipopneas del sueño (SAHS) se caracterizan por la obstrucción reiterada de la vía respiratoria superior, en la zona de la faringe, lo que provoca paradas respiratorias que duran alrededor de 10 segundos o más; hecho que se llega a repetir hasta 30 veces en los casos más extremos.

La respiración recuperará la normalidad con un ronquido fuerte o con un sonido gutural.

Un estudio publicado en la revista Lancet ha estimado que este síndrome es relevante cuando la cadencia es de 15 paradas a la hora, dato que indicaría que la sufren en España el 40% de los varones adultos y en torno al 20% de las mujeres, especialmente a partir de la menopausia.

Para la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) el número de personas afectadas alcanzaría a la cuarta parte de la población, aunque solo esté en tratamiento entre un 5 y un 9 por ciento de ell@s.

Además, avanza que en el año 2026 la apnea del sueño se convertirá en la enfermedad respiratoria más importante, datos que se detallan en el Libro Blanco de la Neumología Española.

El doctor Julio AncocheaEl doctor Julio Ancochea, neumoperiodista de efesalud, profundiza en estas cuestiones con su colega Enrique Zamora, experto en los trastornos respiratorios del sueño.

“Se estima que solo un 30% de los pacientes recibe un tratamiento específico, dato que nos obliga a fijarnos en el 70% restante, ya que las consecuencias de padecer apnea del sueño pueden ser muy graves”, señala el doctor Zamora.El paciente tipo suele ser un varón con obesidad o sobrepeso, roncador y mayor de 40 años de edad.

Otros factores de riesgo de la apnea del sueño son el tabaco, el consumo de alcohol en las horas vespertinas, los sedantes y los tranquilizantes.

“La causa de la apnea tiene su origen en una serie de problemas anatómicos y funcionales -maxilar inferior corto, ciertas formas del paladar, cuello, lengua o amígdalas grandes, dormir boca arriba-, que, unido a malos hábitos de vida, provoca el cierre al paso del aire en la faringe, que está relajada como el resto del cuerpo por el descanso nocturno”, dice el neumólogo Enrique Zamora.

¿Y cuáles son las consecuencias?, pregunta el doctor Ancochea a su invitado.

“Para empezar, un mal dormir y somnolencia diurna en muchos casos. Para continuar, sobre todo en los que sufren alrededor de 30 episodios cada hora, una mayor prevalencia y peor control de la hipertensión arterial, una mayor casuística de accidente cerebrovascular -ictus-, anginas de pecho o infartos de miocardio”, destaca el doctor Zamora.

La prevención y el tratamiento de la apnea del sueño resulta determinante, más aún cuando empieza a tener relación con el cáncer de piel.

“Debemos mantener un peso corporal equilibrado, lo que conduciría a un mejor control de la apnea del sueño. Además, dormir un número de horas suficientes y de forma regular”, subraya.

“Para su tratamiento -continúa- disponemos de la eficacia de la CPAP nasal, un dispositivo eléctrico-mecánico que emite un flujo continuo de aire que discurre por un tubo hasta una mascarilla que se acopla en la nariz o nariz y boca del paciente”.

“El aire insuflado mantiene hinchado el paladar y la faringe, la zona de la posible obstrucción -continúa-, y se corrige así la apnea del sueño”, concluye.

Javier Palicio, neumólogo jubilado y paciente de apnea del sueño, usa la CPAP nasal para su descanso nocturno… y el de su pareja. Lo lleva, incluso, cuando viaja. Le ha cambiado la vida.

“Duermes perfectamente. Solo notas la mascarilla sobre la cara hasta que te acostumbras a dormir con el aparato. Ya no padezco somnolencia diurna, estoy más ágil y mi tensión arterial está mejor controlada. También he dejado de roncar, algo que se traduce en la ausencia de protestas de mi mujer”, expone.

Los doctores Ancochea, Zamora (centro) y Palicio.
Para el neumólogo, profesor y poeta, el doctor Julio Ancochea, dormir bien es tan importante que no solo deberíamos evitar las consecuencias cardiovasculares de un pésimo sueño, sino que habría que buscar con ahínco “Respirar Vida”. EFE/Míchel
(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies