Inicio / Blog / La EPOC en España: mejorar la estrategia para evitar males mayores

La EPOC en España: mejorar la estrategia para evitar males mayores

“Según muestran los datos del estudio EPI-SCAN II, algo debemos estar haciendo mal en la lucha contra la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), ya que la prevalencia sube hasta el 11,8% de la población española y el infradiagnóstico de esta patología empeora más de un punto en diez años, llegando al 74,7% de las personas fumadoras o exfumadoras”, destaca el Dr. Julio Ancochea Bermúdez

play La EPOC en España: mejorar la estrategia para evitar males mayores

En una entrevista concedida a EFEsalud, el doctor Julio Ancochea, neumólogo jefe del Hospital de La Princesa, profesor de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid y director de la Cátedra “Respira Vida” patrocinada por la farmacéutica GSK, subraya que este infradiagnóstico no solo alcanza el 80% en el caso de las mujeres, sino que “la epoc se rejuvenece y se feminiza”.

Es más, las chicas superan a los chicos a la hora de fumar (9%-8%), refleja EPI-SCAN II… y en la horquilla de edad entre 10-15 años les sobrepasan en dos puntos (4,5%-2,5%). El inicio del hábito tabáquico se ha situado en la media de 13,9 años, un periodo fundamental del desarrollo psicofisiológico.

“Y numerosos estudios han evaluado la existencia de una mayor susceptibilidad en las mujeres a los efectos nocivos del tabaco, situación que vendría determinada por tres factores:

  • Anatómicos. Las mujeres tienen vías aéreas de menor tamaño.
  • Genéticos. Las mujeres desarrollan patología en modo más severo, al igual que las personas con antecedentes de madre fumadora, al igual que las mujeres afroamericanas, o como aquellas que hayan padecido enfermedades respiratorias durante la infancia.
  • Hormonales. Los estrógenos en las mujeres activan la enzima citocromo P450, lo que va a metabolizar diferentes componentes del cigarrillo, dando lugar a diferentes sustancias carcinogénicas y tóxicas.

Las mujeres no solo desarrollan modos más severos de epoc, sino que su expresión clínica también es diferente: “La mujer tiene mayor grado de disnea para igual obstrucción al flujo aéreo. Además, expectoran y tosen menos que los varones“, advierte.

Dos mujeres y dos hombres cruzan un paso de cebra en direcciones opuestas

De la intimidad entre la epoc y el tabaco a la multiplicación factorial del deterioro pulmonar

La prevalencia de la epoc en España en 1997 fue del 9,1% en hombres y mujeres de 40 a 69 años de edad, databa IBERPOC; en el año 2007, según EPI-SCAN I, un 10,2% entre 40 y 80 años (15,1% por 5,7%). Diez años después, EPI-SCAN II nos dice que la prevalencia actual en personas mayores de 40 años es del 11,8% (14,6% en varones y 9,4% en mujeres).

“Si analizamos las diferencias regionales observamos, asimismo, una alta variabilidad, en concreto 2,4 veces entre las Comunidades Autónomas: un mínimo del 7,1% en Asturias y un máximo de 17,3% en Cataluña. No son casos homogéneos”, describe.

Al igual sucede entre zonas rurales y zonas urbanas, quizá mediados por factores como la contaminación ambiental que contribuyen o inciden en la prevalencia de la epoc.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica es una patología prevenible íntimamente ligada al humo del tabaco; que contiene alrededor de 2.000 sustancias químicas, de las que más de 600 son tóxicas. De estas, en torno a 70 son carcinógenos como el alquitrán, el amoniaco, el benceno o el arsénico.

“Pero nos preocupan también otros factores no relacionados directamente con el tabaquismo, ya sean el desarrollo pulmonar anómalo vinculado a la prematuridad del bebé o las infecciones respiratorias en la infancia, como la que provoca el virus respiratorio sincitial“, expone.

“Son factores que determinan la aparición de una epoc cada vez más precoz, a los que se añaden factores ambientales, exposición a químicos en el ámbito laboral y causas genéticas, como la deficiencia de alfa-1 antitripsina, que aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad de los pulmones o del hígado”, completa.

Tampoco debemos olvidar que más del 50% de la población española es sedentaria y no realiza ejercicio físico diario adaptado o deporte.

Prevalencia de la EPOC en España según el estudio EPISCAN-II

“Algo estamos haciendo mal -recalca-, ya que la epoc también aumenta con la edad. Cerca del 30% de los mayores de 80 años la padecen… afortunadamente empiezan a disminuir el número de fumadores activos (fuma el 19,8%).

“Tenemos unas cifras ridículas en diagnóstico precoz”

“El infradiagnóstico, por lo tanto, es un reto que no hemos resuelto y nos preocupa especialmente. En 2007 se estableció un infradiagnóstico del 73% de l@s pacientes, con una mayor incidencia en la mujer. Han pasado más de diez años y seguimos igual o peor. El infradiagnóstico alcanza al 74,7% (en hombres un 70,4% y en mujeres un 80,6%)”, dice.

“Para corregir esta situación debemos democratizar la espirometría de calidad con prueba broncodilatadora en el ámbito de la Atención Primaria”, asegura.

“Pero también debemos hacer este tipo de pruebas en el ámbito laboral, en la Universidad o, por ejemplo, cuando nos examinamos para sacarnos el carné de conducir. Cualquier entorno será conveniente y apropiado si el objetivo es diagnosticar la epoc de forma precoz”, insiste.

“Cabe resaltar que la epoc mata, y mata lentamente. La epoc causa la muerte de cerca de 29.000 personas al año en España (17.333 en varones y 11.433 en mujeres)”, informa.

“En nuestro país, somos capaces de tener el mejor programa de trasplante del mundo, pero a la vez somos incapaces de generalizar la espirometría”, hace autocrítica.

Y eso que a la epoc se le dedica el 2% del presupuesto de la Sanidad Pública española y supone un gasto que llega a alcanzar los 3.000 millones de euros -3.366 millones de dólares- cada año (0,2 del PIB).

“Es obvio que estamos llegando tarde a la epoc: llegamos tarde al diagnóstico y también intervenimos tarde, de manera que, cuando lo hacemos, tratamos casos de epoc muy, muy evolucionados, que ingresan y reingresan en los centros hospitalarios”, menciona.

Tanto es así que un 15% de l@s pacientes con epoc consumen prácticamente el 85% de los recursos económicos disponibles.

Doctor Julio Ancochea Bermúdez-efe“Ante esta situación tenemos que reaccionar y mejorar en todos los aspectos relacionados con la epoc”, esgrime.

  • Más coordinación entre Atención Primaria y la atención especializada, en los procesos asistenciales de grados, en el manejo de la epoc en fase estable o en fase de exacerbación.
  • La Enfermería debe asumir su papel en la prevención, diagnóstico, seguimiento y plan de cuidados de l@s pacientes.
  • Establecer indicadores que nos hablen de estructuras, de procesos y de resultados.
  • Hay que buscar alternativas a las hospitalizaciones convencionales, aplicar nuevas tecnologías, la telemedicina, el big data.
  • Debemos buscar e implicar a todos los sectores relacionados, sean públicos o privados, y establecer alianzas, incluyendo, sin duda, a las empresas farmacéuticas.
  • Necesitamos más y mejor apoyo institucional y, mucho más  importante, que se establezca, sin ambages, la coordinación entre las instituciones, un asunto que deja mucho que desear“.
  • Debemos educar contra la epoc y otras muchas enfermedades desde las etapas infantiles hasta alcanzar a toda la población, que algún día serán pacientes formados e informados en autocuidados, favoreciendo la adherencia del paciente a los tratamientos y destacando la figura del cuidador primario, que juega un papel esencial en las enfermedades crónicas.
  • Más investigación epidemiológica, básica, clínica y traslacional; promoviendo la innovación en la cronicidad.
  • Por supuesto, apoyar a las asociaciones de pacientes, sean locales, regionales, nacionales o de ámbito internacional. Las enfermedades, como la infección SARS-CoV-2 que nos ha traído la pandemia de la COVID-19, no conocen fronteras.
  • La divulgación en los medios de comunicación de las consecuencias del tabaquismo o de la contaminación del aire que respiramos.

“Y todos estos objetivos diana deben implementarse con el propósito de ofrecer la mayor calidad asistencial posible. No en vano, en España padecen epoc alrededor de tres millones de personas… personas que sienten y padecen, como tú, como yo o como nosotros”, remarca.

“Hemos empezado a escribir las siglas de EPOC con minúsculas para entender que la enfermedad pulmonar obstructiva crónica es una enfermedad con mayúsculas. El paciente epoc es un paciente de primera división”, ensalza el médico humanista, presidente de Asomega.

El periodista de EFE, Gregorio del Rosario, y el neumólogo Julio Ancochea

Doctor Ancochea, ¿en qué situación se encuentran l@s pacientes de epoc ante la pandemia de la COVID-19?

“La prevalencia de de la infección por COVID-19 en los pacientes epoc, comparada con la población en general, es menor porque estas personas tienen miedo al contagio dado su problema respiratorio crónico. Conocedores de su situación y debilidad frente al coronavirus, se han cuidado más y han guardado con meticulosidad todas las medidas de prevención (mascarillas, distancia, higiene de manos)”, responde.

“Paradógicamente, y sería un efecto muy positivo para el conjunto de l@s pacientes epoc, la panademia de la COVID-19 ha conseguido que mejoren sus niveles de adherencia terapéutica a los fármacos recetados contra esta patología respiratoria”, añade.

“Lo que sí es cierto -continúa-, es que, cuando un paciente epoc se infecta, su hospitalización puede desembocar en un mal pronóstico, incluso en una fatalidad”.

Debemos tener en cuenta que el diagnóstico previo de epoc es mucho peor: se caracteriza por presentar toda una serie de comorbilidades y patologías asociadas a la propia enfermedad pulmonar obstructiva crónica, al envejecimiento y al tabaquismo.

Doctor, ¿y las autoridades sanitarias deben de tener en cuenta la especial fragilidad de est@s pacientes para priorizar su vacunación anticovid?

“Evidentemente. La Administración establece una serie de prioridades a la hora de vacunar colectivos de personas, como a los ancianos y sus cuidadores en las residencias o al personal sanitario; pero, sin duda, l@s enferm@s con patologías respiratorias crónicas, como la epoc, sobre todo a partir de ciertas edades, deben formar parte de los grupos prioritarios para recibir la vacuna anticovid cuanto antes”, opina para cerrar la entrevista.

(No Ratings Yet)
Cargando…