Inicio / Blog / Intimidades íntimas

Intimidades íntimas

play Intimidades íntimas

La doctora Carmen Sala Salmerón, obstetra y especialista en suelo pélvico de la Clínica Gine-3, recomienda a todas las mujeres no solo aquellas cremas hidratantes y geles higiénicos más convenientes para su vulva, sino también los productos cicatrizantes, probióticos, anestésicos o lubrificantes que mejorarán su bienestar, su lozanía o sus relaciones sexuales.

La vulva conforma la zona externa de la anatomía sexual femenina: los labios vaginales (mayores -externos, carnosos y cubiertos de vello- y menores -internos-), que son pliegues de piel, lisos o rugosos, y que cambian de coloración según la edad (del rosado al amarronado); el glande del clítoris, situado donde se juntan los labios menores; el orificio uretral, por donde se orina, justo por debajo del clítoris; y la abertura de la vagina.

“Si exceptuamos las terapias hormonales o los tratamientos antibióticos y antifúngicos que solucionan los procesos inflamatorios o infecciosos, la vulva necesita cuidados especiales a diario o de forma puntual, algo que suelo transmitir a las mujeres en mi consulta. Son problemas cotidianos que están relacionados con su fisiología o su edad”, dice la ginecóloga catalana.

La caja de la Dra. Sala, con productos de cuidado íntimo de la mujer.
La caja de la Dra. Sala, con productos de cuidado íntimo de la mujer. EFE/GRB

Seis recomendaciones para tener una vulva jovial y sana

Usar crema hidratante a diario, como se debe hacer en el resto del cuerpo.

“Va dirigido a todas las mujeres, sobre todo a las que practican deporte, visten maillot, que corren y sudan con mayor intensidad; a las mujeres embarazadas; y, en especial, a un conjunto importante de ellas que no toman tratamientos hormonales sustitutorios tras la menopausia”.

La elección de Carmen: Cremas hidratantes que contengan ácido hialurónico. Además, es conveniente que contengan glicerina, árbol de té, aceite de tomillo o camomila.

Utilizar geles higiénicos sin jabón para el día a día en la ducha o el bidé. Debe estar elaborado con un pH ácido.

La elección de Carmen: Gel de extracto de Bardana (hierba con efectos antibacterianos, antiinflamatorios y fortalecedores del sistema inmunológico). Mejor aún si la fórmula se completa con caléndula, ácido láctico, bencidamina o camomila.

Productos reparadores para situaciones coyunturales.

“Mujeres que vienen a la consulta tras el parto, para curar su episiotomía; o han sido intervenidas quirúrgicamente en la zona; y mujeres que han mantenido relaciones sexuales intensas y presentan pequeñas lesiones por coitos más o menos frenéticos”.

La elección de Carmen: La centella asiática, potenciador del colágeno y, por tanto, de la piel. Tiene un gran poder cicatrizante, analgésico, antiinflamatorio y reepitelizante. Como segunda opción, el aloe vera, que favorece la circulación sanguínea. En tercer lugar, la rosa mosqueta, un gran cicatrizante y regenerador.

Productos anestésicos ocasionales: después una la depilación (eléctrica, láser) o porque haya sido necesario extirparle alguna verruguita.

La elección de Carmen: productos elaborados con lidocaína, que adormece los tejidos donde se aplica.

Probióticos para repoblar la flora bacteriana cuando las mujeres haya estado enfermas, con las defensas bajas, o estén inmunodeprimidas por dolencias crónicas.

La elección de Carmen: Cualquiera que lleve alguno de estos tres componentes: ácido láctico, glucógeno o lactobacillus, que previene contraer enfermedades atópicas.

Lubrificantes específicos para mantener y mejorar las relaciones sexuales.

La elección de Carmen: Debemos elegir aquellos productos que respeten el pH vaginal y sean hipoalergénicos, que disminuyan reacciones alérgicas de todo tipo.

Para concluir, la doctora Carmen Sala Salmerón, una ginecóloga con la mirada puesta en todas las etapas del desarrollo femenino, desde la niñez a la vejez, subraya que tan importante como mantener, sanar y devolver la lozanía a la vulva es prevenir daños colaterales en cualquiera de sus partes.

La doctora Carmen Sala Salmerón
Hay que evitar las siguientes agresiones: no utilizar jabones, cuidado con los rasurados de las maquinillas eléctricas o de cuchilla, ojo a la utilización sistemática de preservativos masculinos y femeninos, al uso de compresas, a la aplicación de cosméticos, a la ropa ajustada, a los tejidos sintéticos, a la fricción constante, algo que sucede en deportes como el ciclismo, y a la humedad de los biquinis y bañadores cuando se practica natación o durante los meses de verano”.

TODOS LOS VIDEOBLOGS DE LA DOCTORA CARMEN SALA

(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies