Inicio / Blog / El adiós definitivo a los pelos con depilación láser

El adiós definitivo a los pelos con depilación láser

play El adiós definitivo a los pelos con depilación láser

Botón contacto de Imema

Piernas, ingles, brazos o axilas en ellas, hombros, espalda, pecho y glúteos en ellos, son las zonas más depiladas en la mujer y en el varón utilizando pinzas, blanqueamiento, maquinillas eléctricas y de cuchillas, ceras, cremas, hilos, electrólisis, azúcar acaramelado y fotodepilación IPL, métodos que no resultan definitivos y que no son prácticamente indoloros como la depilación láser, una tecnología “amiga” de la estética y la belleza del ser humano.

“Este portentoso rayo de luz no solo elimina el folículo piloso desde la raíz sin dañar la glándula sebácea, sino que acaba con los granitos que suelen aparecer tras una depilación estándar, que solo corta, arranca o quema una parte de los pelos”, señala el doctor Eduardo López Bran, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid y director de la Clínica Imema. 

Una joven, Silvia, se depila las axilas con láser
El caso de Silvia: “Estoy harta del pelo en las axilas. Estoy harta de las cuchillas y harta de la cera para depilación; muy dolorosa, por cierto. Quiero una solución definitiva. Necesito eliminar este pelo para siempre”, confiesa a efesalud.

Dicho y hecho, adiós a los pelos que se enredan en tu felicidad

Rocío Blanco Tilbes, técnica especialista en Aparatología y Tratamientos Estéticos Avanzados en la Clínica Imema, sintetiza para efesalud la gran ventaja de la tecnología láser: “Su haz de luz, energía, llega hasta la raíz del pelo y lo mata”.

Rocío Blanco Tilbes, técnica especialista en Aparatología y Tratamientos Estéticos AvanzadosUna mujer o un hombre, dependiendo de su tipo de piel y las singularidades de su pelo, se librarán “para siempre” de la depilación rutinaria y dolorosa en unas pocas sesiones de rayo láser.

“Después de cada sesión, el vello que vuelve a salir lo hará perdiendo su fortaleza biológica. Luego se caerá y no volverá a renacer. Cumplida la totalidad del tratamiento, nunca más tendremos que depilarnos, ni con cuchilla, ni cera o cualquier otro sistema manual o eléctrico”, asegura.

El rayo láser de diodo Vectus de última generación está diseñado para su uso en aplicaciones de cirugía plástica, estética, general y dermatológica (lesiones vasculares, varices, lesiones de pigmentación benignas, eliminación de vello y pseudofoliculitis).

“Si se cumplen los protocolos de calidad médica y seguridad tecnológica todo irá sobre ruedas. El rayo láser se ajusta a las necesidades de cada paciente, especialmente para examinar y valorar el contenido de melanina en su piel y no causar efectos colaterales, como pequeños eritemas o quemaduras”, subraya la especialista.

Axila de una joven preparada para la depilación láser-efe
Axila preparada para la depilación: “La piel de Silvia destaca por su fototipo número 3, tirando a clarita -dice Rocío-, y tiene un vello fuerte y oscuro, dos cualidades aptas para este tratamiento con rayo láser de diodo. En su caso, además, podemos aplicar el láser con potencias medias elevadas”.
Aplicación de rayo láser de diodo para depilar una axila
El tratamiento finaliza en menos de un minuto de tiempo real. Silvia ha recibido alrededor de 12 pulsaciones de rayo láser en cada axila… ¡Vaya, qué rápido! -se sorprende-, y solo ha sentido unos leves pinchazos, que desaparecen inmediatamente. “Son un claro signo de que el tratamiento es el adecuado”, dice la especialista en depilación láser.

Silvia necesitará entre 5 y 8 sesiones… y alguna más de recuerdo cada doce o dieciocho meses. “Pero lo más importante es que el resultado lo notará enseguida. Unas axilas libres de pelos, lo que a ella le hace tremendamente feliz”, concluye Rocío Blanco.

El doctor Eduardo López Bran responde a las preguntas del periodista de Efesalud, Gregorio del Rosario.

¿Doctor Eduardo López Bran, cuáles son las claves de la depilación láser con diodo?

“Un centro acreditado y avalado por profesionales experimentados, bajo la supervisión dermatológica. Que la tecnología láser sea, sin duda, la más avanzada con el fin de conseguir una depilación definitiva en el menor número de sesiones posibles”, antepone.
“Bajo estas condiciones previas, debemos evaluar las necesidades del paciente, la zona a depilar, las características de la piel y del vello o pelo a eliminar. Además, hay que elegir el láser más idóneo y la potencia de su haz de luz, siempre respetando la integridad de las diferentes capas de la piel”, afirma.
Y añade: “La tecnología láser ha supuesto un avance mayúsculo para eliminar el pelo no deseado, tanto en las mujeres como en los hombres”.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…