Inicio / Blog / Informativo SEOM: los cuatro jinetes del apocalipsis cancerígeno

Informativo SEOM: los cuatro jinetes del apocalipsis cancerígeno

play Informativo SEOM: los cuatro jinetes del apocalipsis cancerígeno

Fumar, beber alcohol, alimentarse sin control hasta la obesidad y el sedentarismo contumaz “originan una media del 40% de los tumores malignos que asolan el cuerpo humano; cánceres que se podrían evitar si hombres y mujeres adoptaran hábitos de vida saludable”, reiteran los doctores Aitana Calvo Ferrándiz y Guillermo Velasco de Oria, secretarios científicos de la Sociedad Española de Oncología médica (SEOM).

Estos cuatro jinetes del apocalipsis tumoral, que cabalgan juntos muchas veces para mayor gloria del éxtasis consumista, tienen en sus manos el poder de la transformación de las células sanas en células enfermas, que crecen y crecen sin parar hasta la metástasis: el cigarrillo, la copa, el tenedor y el mando a distancia de la televisión.

Cómo desmontar a estos cuatro yoqueis del infortunio

Mientras llega el ¡eureka! común de la Ciencia, que se vociferará con total seguridad desde las huestes de la investigación tras años y años de laboratorio… y una pizca de suerte, cabe insistir, y mucho, en las medidas de prevención y en la “participación activa de toda la sociedad” en la lucha contra el cáncer.

“Es un problema que nos afecta a tod@s y debemos involucrarnos al máximo. Todos juntos. Sabemos que entre un 30% y un 50% de los tumores se evitan cambiando nuestros hábitos de vida o nuestras conductas rutinarias”, dice la doctora Aitana Calvo, médico oncóloga del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid.

Un grupo de jinetes búlgaros recorren su país durante la tradicional expedición con caballos del Día de San Teodoro en Sofía (Bulgaria).
EFE/Vassil donev

No podemos cerrar los ojos ante las cifras cancerígenas y quedarnos a los pies de sus caballos.

El hábito tabáquico es el responsable directo del 33% de los tumores y de sus seis millones de muertes anuales.

El alcohol está detrás del 12% de los cánceres y de sus 300.000 decesos al año.

La obesidad provoca uno de cada veinte tumores en los países más desarrollados económicamente. La dieta pobre en frutas, verduras y fibras, con exceso de sal, carnes rojas y procesadas, se asocia a ser candidato a un 9% de estas neoplasias fatídicas.

Respecto al ejercicio físico o el deporte, lo contrario al sedentarismo, pateamos lo justito. En países como España se anda a la cola de Europa: un 47% de la población mayor de 15 años no realiza ningún tipo de ejercicio, “con lo fácil y divertido que es dar un paseo a diario de media hora a buen ritmo”, apunta la médico oncóloga.

Y para colmo de males, las infecciones, responsables de aproximadamente un 15% de los tumores en el mundo, que trotan muy cerca de las otras cabalgaduras desde los tiempos unicelulares.

“Las vacunas del virus de la hepatitis B y el virus de papiloma humano (VPH) pueden disminuir drásticamente el riesgo de algunos tipos de tumores, como el cáncer de hígado y de cérvix, causantes de 1,1 millones de cánceres”, expone el doctor Guillermo Velasco, médico oncólogo en el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid.

Prevenir es, también, participar en los programas de detección precoz del cáncer y acudir al médico con regularidad, máxime si observamos un signo de alarma en nuestro cuerpo.

El diagnóstico precoz, sobre todo en tumores de mama y colon, ha conseguido una supervivencia a los cinco años del diagnóstico que se sitúa entre un 53% y un 55% de los pacientes con cáncer“, destaca la doctora Aitana Calvo.

Cierto es que el envejecimiento de la población y el diagnóstico precoz aumentan la cifra de afectados tumorales, pero lo es tanto como que “la eliminación de los factores de riesgo, sobre todo del tabaco, supondría una reducción exponencial del número de casos cáncer de todo tipo“, subraya el doctor Guillermo Velasco.

El cáncer de pulmón, sin el humo del cigarrillo o el puro, sería residual; y estaría básicamente relacionado con la contaminación atmosférica de las ciudades industrializadas o con los humos procedentes de la quema de biomasa en los hogares.

Los datos en cáncer de boca y garganta por fumar o beber, más aún si se complementan el uno al otro, se quedarían en las antípodas de su actual 75% de los casos.

Las huellas del galope cancerígeno

Según la OMS, cada año se contabilizan 14 millones de nuevos casos de cáncer de todo tipo (en España, 228.482), situación que ocasiona alrededor de 8,8 millones de fallecimientos, casi una de cada seis muertes que acontecen en el mundo (un 70% en países de ingresos medianos o bajos).

Los cánceres más frecuentes, excluidos los tumores cutáneos no melanoma (datos mundiales de 2012 que se pueden extrapolar a 2017 de forma proporcional) señalan al cáncer de pulmón, de mama, colorrectal, próstata, estómago, hígado, cérvix -cuello del útero-, esófago, vejiga y linfoma de Hodgkin -sistema linfático-. Todos ellos suman casi nueve millones y medio de casos.

En España, primero se sitúa el colorrectal (34.301), luego próstata (30.076), pulmón (28.645) y mama (26.370), y le siguen vejiga, estómago, riñón, páncreas, linfoma de Hodgkin, hígado, útero, leucemia, melanoma cutáneo, labio y cavidad oral, cerebro, laringe, ovario, cérvix, melanoma múltiple, esófago, vesícula biliar o tiroides. Hay, además, 747 de testículo, 367 de nasofaringe y 13.207 de otras zonas corporales.

Por género, también en nuestro país, destacan en mujeres el de mama, colorrectal, útero y pulmón; en varones, el de próstata, pulmón, colorrectal y vejiga. El 50,9% de los hombres padecerá algún cáncer si llega a la edad de los 84 años de edad; por contra, solo lo sufrirán un 28,3% de las mujeres.

Y las proyecciones mundiales para el año 2035 no son nada halagüeñas, ya que se diagnosticarán cerca de 24 millones de procesos tumorales malignos (315.413 en España, uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres).

las muertes previstas (14.634.144) no deben y no pueden ir a la zaga, ya sea por los programas de diagnóstico precoz de vanguardia, por los avances científicos y tecnológicos o por las mejoras sanitarias a nivel global, tan necesarias.

Debido a su alta prevalencia, el cáncer constituye una de las principales causas de ingreso hospitalario, como en España. Así, en 2015 los tumores fueron la tercera causa de estancia hospitalaria (3.599.306 estancias), por detrás de las enfermedades del aparato cardiovascular (3.886.462 estancias) y respiratorio (3.886.462).

El cáncer fue, sin embargo, la principal causa de muerte en los hospitales españoles (el 24,2% de todos los casos).

Un grupo de jinetes de la caballería holandesa forma en la playa de Scheveningen (Holanda).
En los últimos cuarenta años se ha duplicado la supervivencia de los pacientes con cáncer. EFE/Koen Van Weel

Y para no formar parte de este rosario de cifras es fundamental advertir síntomas y señales que alertan de la posibilidad de un proceso cancerígeno.

 “Hay que consultar al médico si observáis que os aparece un bulto en la mama; que una herida o úlcera no cicatriza -también en la boca o la lengua-; que tenéis un dolor persistente; una mancha o lunar que cambia de forma, color, tamaño o sigue creciendo de forma desigual; si padecéis un sangrado vaginal entre reglas o después de la menopausia; si sentís cambios en los hábitos urinarios o intestinales, con sangre en las heces; y si notáis un cansancio permanente, pérdida de peso no justificada o falta de apetito”, relaciona la @_SEOM de forma sucinta.

El Apocalipsis bíblico trata sobre la revelación de lo que sucederá en el futuro. Pero a día de hoy, con toda las esperanzas puestas en el mañana, mueren más personas por las enfermedades que por la guerra, la violencia o el hambre juntas; y de algunas de estas enfermedades, entre ellas el cáncer, tenemos en nuestra mano la llave maestra de su cura… la prevención, la investigación y el diagnóstico precoz.

¿QUIERES VER TODOS LOS INFORMATIVOS SEOM?

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies