Inicio / Mujer e infancia / Los beneficios de la lactancia materna sobre la madre y su bebé

Los beneficios de la lactancia materna sobre la madre y su bebé

En la Semana Europea de la Lactancia los expertos recomiendan retomar la práctica de la lactancia materna tras apreciarse su disminución durante la covid. Desde la Asociación Española de Pedriatría aseguran que los beneficios son esenciales para reducir el riesgo de enfermedad común y la aparición de cáncer

lactancia materna
Una mujer alimentando a su bebé. EFE/Sáshenka Gutiérrezáá

La leche materna es el cáliz de los beneficios de la salud del bebé. Además de tener un menor coste económico, ha demostrado que resulta esencial tanto para el bebé como para la madre, práctica que se ha desvaneciendo con la  covid-19.

Desde el área de Lactancia Materna del Comité de Nutrición y Lactancia Materna (CNYLM) de la Asociación Española de Pediatría (AEP), destacan la caída de esta práctica en España, quedando alejada de los objetivos ideales que se persiguen.

Esta preocupación nace de la cantidad de beneficios que el bebé recibe por la ingesta, protegiéndolo de enfermedades comunes a corto y largo plazo, reduciendo el riesgo de la madre a padecer cáncer y otras dolencias.

Además, la leche materna implica un enorme ahorro para las familias y un grato beneficio ambiental al planeta.

¿De qué depende la calidad de la lactancia?

Los beneficios de la lactancia materna depende de su duración, por lo que uno de los indicadores que más se valora es el mantenimiento de la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida, informan desde el AEP.

La Organización Mundial de la Salud y UNICEF recomiendan que durante la primera hora siguiente al nacimiento el bebé reciba su primera lactancia. Además aconsejan su continuación hasta los dos años de edad o más, junto a la incorporación de alimentos complementarios a partir de los seis meses.

Sin embargo, durante la pandemia esta práctica se ha ido reduciendo progresivamente. El descenso se debe a la incertidumbre proporcionada por la covid y su respectiva vacuna sobre las mujeres embarazadas o las que acaban de ser madres.

“El curso de los acontecimientos impuesto por la situación actual de pandemia por SARS-CoV-2 ha tenido y continúa teniendo un impacto negativo en la calidad de asistencia perinatal, en la salud materno- infantil y en la promoción y protección de la lactancia materna”, apunta la doctora Susana Ares, coordinadora del área de Lactancia Materna del CNYLM.

A pesar de ello, desde diferentes organizaciones y asociaciones científicas, entre las que se encuentra la Sociedad Española de Neonatología, se recomienda seguir con la lactancia incluso en caso de infección por covid, siempre que las condiciones clínicas del recién nacido y su madre así lo permitan.

Convivencia de la lactancia con la vacuna de la covid

Según la Estrategia de vacunación covid-19 en España, las mujeres que se quieran quedar embarazadas, lo estén o estén en periodo de lactancia, pueden ser vacunadas sin “ningún efecto adverso”.

vacuna embarazadas covid lactancia
Una mujer embarazada siendo vacunada contra la covid. EFE/Nathalia Aguilar

Entre los beneficios obtenidos de la vacunación de la gestante y la madre que da el pecho, señala la AEP, se encuentra “que una parte de los anticuerpos generados por la vacunación se transfieren al feto”.

“Las vacunas autorizadas en España contra la COVID-19 están basadas en RNA mensajero o en vectores virales [adenovirus no patógeno para el hombre y modificado con material genético del coronavirus]. Ninguna de ellas contiene virus vivos, por lo que carecen de capacidad infectiva”, recuerda la doctora María José Párraga Quiles, miembro del área de Lactancia Materna del CNYLM.

Susana Ares añade que en caso de duda “es posible el amamantamiento directo manteniendo las medidas habituales de control de la infección”.

Además, “si la madre así lo desea o la situación clínica lo aconseja, se puede realizar la extracción de la leche con sacaleches”, añade.

Comprometidos para “proteger la lactancia materna”

Este año el lema escogido es “Proteger la Lactancia Materna: Una Responsabilidad Compartida”. El compromiso se centra en la importancia de evitar la discriminación de las madres lactantes en los diferentes ámbitos, generar políticas públicas y conseguir el apoyo del entorno social.

De esta forma se pretende llegar a la sociedad para transmitir la necesidad de fomentar y apoyar la lactancia materna como una responsabilidad de todos: profesionales de la salud, asesores en lactancia, grupos de apoyo y familiares, lugar de trabajo, gobiernos y toda la comunidad.

La Semana Mundial de la Lactancia Materna, instaurada oficialmente por OMS/UNICEF en 1992, se celebra en más de 120 países.

En Europa, a diferencia del resto de países que celebran esta semana del 1 al 7 de agosto, se celebra la semana en octubre, entendiendo que si un embarazo empieza el 1 de enero, la semana de parto más probable sería la 41, es decir, principios de octubre.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…