Inicio / Sanidad / Así se curó del ébola Teresa Romero

Así se curó del ébola Teresa Romero

Dos semanas ha durado la batalla de la auxiliar de enfermería Teresa Romero contra el ébola, quince días de incertidumbre, expectación, esperanzas y tratamientos en el hospital Carlos III, para curar el primer contagio de esta enfermedad fuera de África; ésta es la historia de un caso sin precedentes en la medicina española

Así se curó del ébola Teresa Romero
Composición fotográfica realizada por EFEsalud con cuatro fotos del servicio gráfico de la Agencia EFE

Todo comenzó el lunes 6 de octubre, fecha en la que Teresa Romero fue ingresada en en el hospital madrileño de Alcorcón con posibles síntomas de contagio del virus del ébola, entre ellos, fiebre y sensación de debilidad.

Tras la confirmación del diagnóstico, fue ingresada en el Hospital Carlos III de Madrid, donde la auxiliar trabaja y se contagió como integrante del equipo que atendió al misionero Manuel García Viejo, que había sido trasladado a Madrid desde Sierra Leona para intentar curarle la enfermedad, y que falleció el 25 de septiembre.

Un caso sin precedentes

Romero se convirtió así en el primer caso de contagio de ébola fuera del continente africano. Tras su ingreso, la paciente fue tratada con plasma de la religiosa Paciencia Melgar, que logró superar la enfermedad tras contraerla en Liberia; los médicos a su cargo afirmaron que la evolución de Teresa era favorable.

La incertidumbre sobre la causa de la infección dio pie a críticas y especulaciones; un médico del equipo que ha atendido a la auxiliar dijo a los medios que el contagio se pudo producir al tocarse la cara con los guantes mientras se quitaba el traje de protección.

A la vez que se combatía el virus de Romero, se puso bajo vigilancia a medio centenar de personas que habían estado en contacto con ella. Su marido, Javier Limón; una auxiliar de enfermería, una enfermera y un ingeniero español procedente de Nigeria fueron ingresados y vigilados ante la sospecha de contagio. Ninguno ha dado posititvo.

Día pasado, día ganado

Mientras la paciente seguía luchando por su vida, las instituciones tomaban medidas y  hacían un llamamiento a la calma de la población. Sanidad activó una investigación para averiguar la causa del contagio y adoptó medidas para evitar nuevos casos.

Cuatro días después del ingreso de Teresa en el Carlos III, el 10 de octubre, se puso en marcha un Comité Especial para el seguimiento del ébola en España con intención de garantizar la coordinación entre los responsables del Gobierno, la Comunidad de Madrid y las instituciones europeas.

Los protocolos de actuación ante el ébola fueron reforzados para aumentar la protección de los profesionales en contacto directo con pacientes infectados.

Fernando Simón en la rueda de prensa tras el comité especial del ébola. Efesalud.com
Fernando Simón en la rueda de prensa tras el comité especial del ébola. EFE/Chema Moya

El ébola provocó un empeoramiento en la salud de Teresa el 9 de octubre; y su estado de salud pasó a ser crítico. Ese día y los dos siguientes fueron los de mayor riesgo, temor y pesimismo.

Hasta el domingo 12 se mantuvo estable dentro de la gravedad, pero fue en esa fecha cuando el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad y miembro del Comité creado por el Gobierno, Fernando Simón, informó de que Teresa continuaba estable dentro de la gravedad, pero con indicios que hacían albergar esperanzas.

Al día siguiente, 13 de octubre, los pronósticos de Simón se confirmaron. Luis Enjuanes, otro de los miembros del comité especial, dijo a Efe que la auxiliar de enfermería estaba generando anticuerpos y su carga viral había disminuido de forma significativa; donde antes el virus se situaba en 9 sobre 10, ahora había bajado a 3 sobre 10. La mejoría de Teresa empezaba a ser una realidad.

Poco después, el martes 14 de octubre, desde la prudencia, el director del Instituto de Salud Carlos III, Antonio Andreu, también miembro del comité especial, aseguró: “día pasado, día ganado”. El ébola remitía en el cuerpo de Teresa y los órganos que se habían visto afectados también mejoraban.

Vencer al ébola

El jueves 16, mientras Teresa avanzaba en la lucha contra el virus, saltaron las alarmas ante cuatro casos sospechosos, tres en Madrid y uno en Canarias. Al día siguiente se confirmó la ausencia de ébola en los cuatro; Teresa seguía siendo la única infectada en España.

Fue el pasado domingo, 19 de octubre, cuando la recuperación de Teresa dio un paso decisivo; una nueva prueba sobre el virus dio negativo, carga viral cero, y su curación definitiva quedó a la espera de un segundo test 48 horas después.

Teresa gana la batalla al ébola

El martes 21 de octubre, a las 17 horas, cuatro de los médicos que han atendido a Teresa comparecieron ante los medios de comunicación, en el Carlos III,  para dar la noticia más esperada: la confirmación definitiva de que la paciente había derrotado al ébola.

Una sanitaria ayuda a otro profesional a ponerse el traje para tratar a un enfermo con ébola. Efesalud.com
EFE/Foto facilitada por el Hospital La Paz-Carlos III de personal poniéndose el equipamiento especial

El doctor José Ramón Arribas, junto a sus compañeros Marta Mora, Marta Arsuaga y Fernando de la Calle, todos ellos de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del hospital, comunicó que la última prueba realizada a Teresa cumplía los criterios de curación del ébola establecidos por la Organización Mundial de la Salud.

Durante su lucha contra el virus, Teresa fue tratada con un fármaco antiviral experimental , Favipiravir, y con suero hiperinmune de Paciencia Melgar.

Teresa Romero estaba curada.

La recuperación completa de su salud puede demorarse días, aunque la infección esté curada”, precisó el doctor Arribas, quien agregó que los pacientes que han sufrido ébola se pueden curar completamente y llevar una vida normal; y puso el acento en la fortaleza física y mental de la paciente en la lucha contra el virus.

Un día después del anuncio de su curación, el doctor Arribas dijo que la auxiliar seguiría aislada hasta que no haya rastro del virus en su organismo.

Hoy, el doctor De la Calle ha señalado que la dosis que Teresa recibió de Favipiravir nunca se había usado en otros pacientes con ébola.

Así transcurrieron dos semanas cruciales en la medicina española para salvar la vida de Teresa Romero, que prosigue su recuperación en el hospital Carlos III, ahora ya sin ébola.

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies