Inicio / Blog / El asexuado y canalla virus del papiloma

El asexuado y canalla virus del papiloma

play El asexuado y canalla virus del papiloma

“Cualquier hombre o mujer, sexualmente activo, puede contraer el virus del papiloma humano, una de las infecciones de transmisión sexual más frecuentes a nivel mundial, si no adopta medidas de prevención como el uso de preservativos o la vacunación contra los genotipos más agresivos de este microorganismo patológico”, refresca nuestra memoria la doctora, médica y cirujana, Carmen González Enguita, jefa del Servicio de Urología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

“El contagio del VPH tras una relación sexual de riesgo, principalmente por penetración vaginal o anal, incluso por sexo oral, aunque sea con una pareja habitual, puede mostrar síntomas evidentes al expresarse el virus en forma de verrugas genitales, o puede permanecer oculto, sin activarse, durante años y años, sobre todo en el cuello del útero; zona del aparato reproductor femenino en la que se desarrolla el temido cáncer de cérvix“, destaca.

Virus del papiloma, lo previenes o acabarás infectad@

A nivel mundial, el virus es el responsable del 5,2% de todos los tumores humanos. Representa, además, el 100% de los cánceres de cuello de útero, el 90% de los tumores anales y hasta un 12% de los tumores orofaríngeos.

Aproximadamente, el 10,3% de las mujeres europeas mayores de 15 años tendrá una afección genital atribuible al VPH a lo largo de su vida.

Existen alrededor de 150 genotipos del virus del papiloma, aunque el desarrollo de las vacunas se ha centrado en los más peligrosos, como los subtipos 16 y 18, causantes del 70% de las neoplasias cervicales y de ciertos cánceres de orofaringe.

Los test de biología molecular o las pruebas de PCR por secuenciación diagnostican de forma fiable el número del VPH culpable de la infección microbiana.

“Aún así, una de las circunstancias que más nos despistan ante los misterios de este virus es que las personas infectadas no presentan signos externos -condilomas- o síntomas patológicos en su salud general: pueden estar contagiados los dos miembros de la pareja, o uno solo, y ninguno de ellos estar al tanto de lo que está sucediendo en en el interior de sus cuerpos”, aclara la doctora González Enguita.

exterior de la vulva con papilomavirus pixelado con flechas indicativas-efe
Verrrugas genitales en la zona vulvar. Detalle de una fotografía cedida por la Dra. María del Carmen Fariñas Sabaris, dermatóloga del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz.

Aunque los VPH que producen el cáncer no son los mismos que los que producen verrugas, la mayoría de las infecciones por virus del papiloma desaparecen espontáneamente, sin necesidad de tratamiento.

Si las células cancerosas no desaparecen del cérvix, o su anormalidad es muy alta, deben ser eliminadas con cirugía. Las verrugas se quitan con criocirugía, terapia láser, escisión quirúrgica o electrocauteriazación.

El VPH se descubre en los hombres por la existencia de verrugas en la zona anogenital. En las mujeres se suele identificar en la revisión ginecológica con la citología uterina, o en situaciones mucho más graves cuando ya han desarrollado un cáncer.

Si no existen las verrugas o condilomas desarrollados en la piel, no hay una estudio de diagnóstico de cribage –screening– para determinar si una persona tiene o no el virus.

“Al no existir tratamiento específico para el virus, lo más adecuado es la prevención mediante la vacunación,  que ayuda a protegerse frente a ciertos tipos de VPH. Los programas de vacunación de este virus incluye niñas y niños de 11 y 12 años. Pero todas las personas de edades comprendidas entre los  9 y  los 45 años pueden vacunarse para protegerse contra las verrugas genitales o los diferentes subtipos del virus que pueden provocar cáncer”, informa.

Consejos de prevención contra el virus del papiloma

virus papiloma en zona del prepucio-efe
Verrruga genital en el prepucio, piel que recubre el glande. Detalle de una fotografía cedida por la Dra. María del Carmen Fariñas Sabaris, dermatóloga del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz.
  • Evite siempre tener relaciones de riesgo, más aún sin protección profiláctica de barrera: preservativo de hombre y de mujer. Aunque el preservativo no es eficaz al 100%, porque solo protege la zona que cubre, utilícelo porque impedirá la adquisición, también, de otras ITS y se librará, además, de embarazos no deseados. Recuerde que el VPH pasa desapercibido casi siempre si se contagia y posiblemente no se evidenciarán los síntomas.
  • Si es usted mujer, realice revisiones ginecológicas periódicas, sin faltas. Constituyen un medio muy eficaz para evitar el cáncer de cuello de útero causado por el VPH.
  • Si es hombre, y sobre todo si su pareja ha sido diagnosticada del VPH, obsérvese con detalle y rutinariamente la piel de la zona anal y genital.
  • Si se descubre lesiones verrugosas -condilomas- consulte con su médico para establecer el tratamiento adecuado
  • Vacune a sus hijos e hijas en edad escolar, antes del comienzo de las relaciones sexuales; y si son personas más mayores, consulte con el Centro Oficial de vacunaciones. Las indicaciones para esta vacunación están cada vez mas recomendadas y extendidas.
Dra. Carmen González Enguita, médica, uróloga y cirujana-efe
“Recuerde: el virus del papiloma puede transmitirse incluso cuando la persona infectada no presenta signos ni síntomas de esta infección sexual. Puede contraerse teniendo contacto sexual con una sola persona. Y los síntomas pueden aparecer incluso muchos años después del contacto sexual con la persona infectada, por lo que va a ser muy difícil conocer el momento exacto de la infección y, por tanto, la pareja sexual que se lo transmitió… o a la que se lo transmitió”. Es fundamental advertir a sus parejas sexuales si ha sido diagnosticado con el virus del papiloma, concluye la doctora Carmen González Enguita. Fotografía de Carlos Sáez.
(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…