Inicio / Portada España / Tu salud en un móvil ¿cómo elegir la mejor app?

Tu salud en un móvil ¿cómo elegir la mejor app?

¿Una app para tu salud? Cáncer, diabetes, dolor, malaria, enfermedades raras, alzhéimer, infartos, depresión, bienestar general….. la lista es larga y la confusión también. En la jungla de las aplicaciones hay más de 325.000 apps de salud en todo el mundo

Tu salud en un móvil ¿cómo elegir la mejor app?
FOTO EFE/EPA/HARISH TYAGI

A la espera de que la Unión Europea ponga en marcha su Eudomed, una base de datos sobre productos sanitarios para reforzar la seguridad de los pacientes, hay ciertas reglas y algunas instituciones que nos pueden ayudar a movernos entre tantas apps de salud.

En iSYS, una fundación sin ánimo de lucro creada para desarrollar proyectos sociales de salud digital con la idea de contribuir a la mejora de la salud y la calidad de vida, han publicado estos días su cuarto catálogo con las mejores aplicaciones en lengua española y catalana.

Su presidenta Inma Grau ha explicado a EFEsalud cuáles son los criterios que manejan para confeccionar su “TOP 20” .

La primera regla de oro es que la app  divulgue quien es el responsable o responsables de la aplicación.

De las aplicaciones analizadas, en al menos un 30% el responsable no figura.

Que las aplicaciones estén vinculados a sociedades científicas o de pacientes, universidades u hospitales es otra consideración relevante a tener muy en cuenta.

“Este respaldo da mayores garantías, especialmente cuando hablamos de enfermedades”.

“Y deben dispararse las alarmas cuando piden datos que no son necesarios o consecuentes con el uso de la aplicación”, advierte esta experta, responsable también del observatorio de salud (Mhealth) del hospital Clínic de Barcelona y vinculada a Grup Ágata, una asociación de mujeres afectadas de cáncer de mama.

En esta edición, la Fundación iSYS ha contado con más de 30 asociaciones de pacientes, que han colaborado en el proceso.

En total, se han analizado 315 apps de salud, de las que 72 (52 para pacientes y 20 para profesionales) han cumplido los criterios de inclusión.

Para el catálogo se utilizan baremos objetivos consensuados por expertos (médicos, enfermeras, pacientes, especialistas en salud pública, comunicación social y tecnología) que se centran en tres aspectos:

apps de salud: popularidad, confianza y utilidad

Popularidad/apartados que puntúan: que estén disponible en dos plataformas, como IOS y Android; que estén declaradas de interés por alguna asociación de afectados; la puntuación de los propios usuarios; y que al menos hayan tenido 500 descargas (un 40% de las aplicaciones de salud no llegan a esta cifra).

Confianza/ puntúa: validada por un organismo sanitario o sociedad científica, colegio profesional o ONG; identifica a los autores – personas físicas; la app tiene Website (Responsabilidad); fuentes de evidencia científica; nombra la organización responsable, la última actualización de la aplicación es menor a 1 año; informa de cómo se financia.

Utilidad/puntúa: proporciona calculadoras y mediciones; ayuda en un procedimiento asistencial; tiene archivo de datos-imágenes; facilita ver relaciones causa-efecto / permite ensayar; facilita observar a los que lo hacen bien -aprendizaje vicario-; facilita el seguimiento de pacientes; incrementa las relaciones sociales; obtiene respuestas positivas de los usuarios y proporciona contacto social.

Es curioso que de todas las analizadas, sólo el 9 por ciento de las apps de salud están dedicadas a enfermedades, frente a cerca de un 65% destinadas al bienestar general.

La respuesta es sencilla:“es más fácil abrir una aplicación en el mercado que no te comprometa con nada”.

En su búsqueda de aplicaciones serias y útiles se topan con muchas sorpresas buenas y no tanto.

Este año, por ejemplo, dieron con una que ligaba la curación de la depresión a las vibraciones del móvil.

Todas las apps de salud que son calificadas como producto sanitario tienen que pasar un control.

Por ejemplo, la aplicación de diabetes que hace un seguimiento y aconseja la dosis de insulina que debe ponerse el usuario/paciente, es calificada de producto sanitario y ello conlleva unos controles para que pueda ser confiable, y para evitar que por un error del software no se dé la dosis equivocada.

“Hay muchas que lo que hacen es un seguimiento pero sin dar consejo, y en este caso no necesitan ser calificadas como producto sanitario, porque son puramente informativas, como las que miden los pasos que das y las escaleras que subes, sin más”.

Las apps del cáncer

Inma Grau cita un estudio (A biopsy of Breast Cancer mobile applications: state of the practice review ) de G.Giunti; E Guisado- Fernández; J.L Bender; D.H Giunta y L. Fernández- Luque ,  sobre aplicaciones de cáncer de mama, realizado en 2016, en el que se llegó a las siguientes conclusiones, muy ilustrativas de lo que está sucediendo en el mundo de las apps de salud:

Así y según este estudio, la mayoría de las aplicaciones eran gratuitas (78,63 %), y las de pago se daban con más frecuencia en iOS (25,55%), frente Android (16,6%).

De Android, 190 apps (el 67,37 %), tenían menos de 500 descargas, mientras que solo 3, sobrepasaban las 100.000 descargas.

cáncer infantil
FOTO EFE/Angel Diaz

La mayoría de las aplicaciones tenían como propósito informar sobre la enfermedad y el tratamiento 174 (29%), y actuar de soporte durante el tratamiento 114 (19%).

Los promotores eran mayoritariamente pequeñas o medianas empresas (34,9 %) o individuos (19,7%).

En cuanto a aspectos ético-legales, una quinta parte de las analizadas (19,7%) incluían referencias, y una cuarta parte descargos de responsabilidad (24,54%).

En un terreno más pantanoso, casi el 10%  eran de “medicina alternativa”.

La número uno

La app de salud para usuarios que encabeza este año la lista de iSYS es SocialDiabetes.

Se trata de una aplicación que busca que el paciente pueda controlar de forma exhaustiva desde su móvil su diabetes tipo 1 y tipo 2.

Así permite llevar un registro de su dieta, ajustar cuánta insulina necesita en función de lo que coma y revisar posteriormente su nivel de glucosa. Todo ello manteniendo un diario de datos, para poder consultar esta información en todo momento.

Este aplicación ha recibido el premio 2017 de la Comisión europea al producto más innovador y sus responsables son Víctor Bautista, programador y paciente con diabetes que comenzó programando un app para su uso personal; y María Jesús Salido, experta en dirección de proyectos.

La segunda, One Drop, es muy conocida en EEUU, y permite un seguimiento de todos los aspectos importantes en la diabetes: glucosa, alimentos, medicamentos y actividad, todo en un solo sitio, y incluye un medidor de glucosa que se conecta con el móvil del usuario.

También la malaria

Malaria Spot ocupa el tercer lugar y en su presentación explican que más de mil millones de personas juegan de forma habitual a videojuegos.

Al mismo tiempo miles de personas mueren diariamente porque su enfermedad ni siquiera ha podido ser diagnosticada.¿Qué pasaría si unimos los dos mundos y utilizamos videojuegos para diagnosticar?

Tras el lanzamiento de MalariaSpot, voluntarios anónimos de 95 países diferentes jugaron más de 12.000 partidas que dieron lugar a una base de datos de 270.000 clicks en imágenes con parásitos.

El análisis de estos datos reveló que la fusión de los resultados obtenidos por 22 voluntarios sin experiencia previa o 13 voluntarios entrenados durante un minuto permite obtener un recuento de parásitos perfecto, tan preciso como el de un experto microscopista.

apps de salud
EPA/KIM LUDBROOK

Cáncer.net Mobile, en el cuarto puesto, facilita una información muy precisa sobre esta dolencia, con herramientas para ayudar a planificar y controlar el tratamiento y la atención oncológica.

Detrás está la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés).

Concretamente incluye guías actualizadas sobre 120 tipos de cáncer, con información acerca del tratamiento del cáncer, el control de sus efectos secundarios, el control del costo de la atención y la convivencia con cáncer.

Facilita herramientas interactivas para llevar un registro de preguntas para realizar a los médicos y grabar las respuestas por voz, y para guardar información acerca de medicamentos recetados, incluidas fotografías de los prospectos y frascos (en dispositivos con cámara).

Permite también llevar un registro del horario y la gravedad de los síntomas y efectos secundarios.

No puedo esperar

En el catálogo hay otras app de salud muy útiles. ¡No puedo esperar!  es un ejemplo. Destinada a ayudar a los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, está pensada para aquellas personas que por un problema médico, no contagioso, necesitan utilizar urgentemente un lavabo.

La Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa (ACCU) de cada zona procura acuerdos con ayuntamientos, entidades, asociaciones de comerciantes y de hostelería, establecimientos y equipamientos para que adhieran sus lavabos al proyecto.

De esta manera, un portador de la tarjeta ¡No puedo esperar!, asistido con un programa de geolocalización puede acceder a estos lavabos adheridos, urgentemente y de forma gratuita.

 La20 mejores de iSSYS para pacientes:

Social Diabetes; One Drop; Malaria Spot; Cáncer Net; MySugr: App Diario de diabetes; YoTeCuido Alzheimer; Código Infarto; ¡No puedo esperar!; Nefrodiet; CONTOUR DIABETES; FQ-UP, Federación Española de Fibrosis Quística; UrticariApp-Control Urticaria; Medicamentos del VIH (NIH); Diabetes a la carta; eMoods Bipolar Mood Tracker; Diario de Dolor – CatchMyPain; Infermera Virtual; MicroHealth Hemofilia; BCX Diálisis 24 horas; Sociedad Española Reumatología.

(No Ratings Yet)
Cargando…