Inicio / Sanidad / Anna, joven con síndrome de Down: “Todos tenemos algún Himalaya que subir”

Anna, joven con síndrome de Down: “Todos tenemos algún Himalaya que subir”

Cuando Anna tenía 11 años y le pidieron en el colegio hacer un trabajo sobre el Himalaya, no sabía lo que era. Hoy, esta joven de 26 años con síndrome de Down, sabe que se trata de una cordillera compuesta por montañas enormes de difícil acceso y sabe también que “todos tenemos algún Himalaya que subir”

Anna, joven con síndrome de Down: “Todos tenemos algún Himalaya que subir”
El seleccionador nacional Vicente del Bosque ha presentado el libro que narra la historia de superación de Anna Vives, una joven con síndrome de Down. Foto: Planeta

Anna Vives nació en Barcelona en un parto de trillizos y es la protagonista del libro “Si crees en mí, te sorprenderé”(editorial Planeta) , una historia de superación escrita por Francesc Miralles.

Es muy ordenada, tiene una gran memoria y mucha ironía. “¿Y también eres un poco cabezota?”, le ha preguntado el seleccionador nacional Vicente del Bosque, durante la presentación del libro, una obra que “desprende un tremendo amor y optimismo” y que es “un apoyo para el colectivo de chavales con capacidades diferentes”.

El entrenador de ‘La Roja’, que tiene un hijo con síndrome de Down, ha dicho estar “identificado” y “emocionado” con la historia de Anna, “porque veo detalles comunes en mi propia vida, que vivo en primera persona”.

“Esfuerzo, trabajo en equipo, ilusión y amistad”, son los cuatro valores más importantes que transmite Anna y que, según Del Bosque, “ojalá los traslademos a nuestra selección”.

El libro narra en primera persona y en formato de cuento la historia de esta joven, creadora de una tipografía que lleva su nombre, un abecedario creado con la intención de sensibilizar a las personas sobre sus capacidades, que ha llegado al mundo del fútbol y del motociclismo.

Las letras de Anna están en el casco del campeón de motos Jorge Lorenzo y también en camisetas de los jugadores del FC Barcelona.

Por eso cuando se le pregunta a Anna de qué equipo es no duda en responder: “del Barça”.

¿Y su jugador favorito?: Iniesta, porque “es una buena persona”.

Esa tipografía ha sido posible gracias a un trabajo en equipo en la Fundación Itinerarium, donde Anna comenzó a trabajar junto a su padre y hermanos, después de un primer empleo en un supermercado, que fue para ella una experiencia negativa.

“No le gustaba nada”, ha asegurado su padre, Marc Vives, quien ha señalado que el libro pone de relieve que sumando capacidades, trabajando en equipo, “somos capaces de conseguir muchísimos sueños”.

Marc ha explicado que para las personas con síndrome de Down tener un empleo es muy importante, porque “el trabajo da la normalidad”.

“Hace año y medio Anna estaba muy triste. Ahora le gusta ir a trabajar, es la primera que llega, va al gimnasio e, incluso, ha adelgazado”.

Y cuando el padre dice que Anna no es ningún héroe, ni una persona famosa, esta joven, nominada a Catalana del Año 2012, replica casi al instante: “sí soy famosa”.

(No Ratings Yet)
Cargando…