Inicio / Enfermedades / Anemia y déficit de hierro, un auténtico problema de salud pública

Anemia y déficit de hierro, un auténtico problema de salud pública

El déficit de hierro en el organismo conduce a una serie de alteraciones de las funciones vitales. Por eso, esta carencia “debe ser tratada de forma precoz, antes de que derive en una anemia ferropénica, la cual supone un reto clínico en la práctica diaria de la medicina en todos los niveles asistenciales”. Artículo para EFEsalud de la doctora Ana Villegas, presidenta del Grupo Español de Eritropatología (GEE) de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH)

Anemia y déficit de hierro, un auténtico problema de salud pública
EFE/Diego Gómez

Anemia y déficit de hierro, un auténtico problema de salud pública

por Ana Villegas

El hierro es un metal esencial para los seres vivos, necesario para su desarrollo y crecimiento. De hecho, interviene activamente en el funcionamiento de varias proteínas involucradas en la producción de energía oxidativa, la respiración mitocondrial, el trasporte de oxígeno o la biosíntesis del ADN.

Por ello, el déficit de hierro conduce a una serie de alteraciones de las funciones vitales que pueden generar manifestaciones clínicas. De ahí que dicho déficit deba ser tratado precozmente, antes de que derive en una anemia ferropénica, la cual supone un reto clínico en la práctica diaria de la medicina en todos los niveles asistenciales.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo hay más de 4.000 millones de personas con déficit de hierro, y se estima que un 15% de la población mundial padece anemia ferropénica. En los países desarrollados, esta anemia se presenta con mayor frecuencia en lactantes y niños en edad preescolar (10%), adolescentes (15%), mujeres en edad fértil (20%), gestantes (40%) y ancianos (5%), convirtiéndose en un auténtico problema de salud pública.

Con el fin de poner un poco de orden en el abordaje del déficit de hierro y de la anemia ferropénica, el Grupo Español de Eritropatología (GEE) de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) ha elaborado el manual “Manejo del déficit de hierro en distintas situaciones clínicas. Papel del hierro intravenoso”, una obra sencilla, práctica y precisa, que va dirigida a todos aquellos profesionales sanitarios que participan en este abordaje.

Tratamientos disponibles

La primera opción terapéutica para la anemia ferropénica son las sales ferrosas. En los casos en los que se detecta una intolerancia gástrica, se debe cambiar de compuesto, disminuir la dosis o probar su administración con alimentos. Cuando estos no son adecuados o es clínicamente necesario un aporte rápido de hierro, se recurre a la administración intravenosa.

La elección del compuesto intravenoso dependerá de la experiencia y de la disponibilidad del centro, pero las formulaciones ideales son aquellas que nos permitan recuperar las cifras de hemoglobina y reponer las reservas de hierro en 1 ó 2 administraciones, dada su coste-efectividad.

El control del tratamiento con hierro intravenoso dependerá de la causa de la anemia ferropénica. En general, a las 4-8 semanas de iniciarse el tratamiento debería reevaluarse la situación clínica del paciente. En el caso de anemias crónicas, hay que establecer una pauta de mantenimiento que evite recaídas.

Anemia ferropénica en gestantes y pacientes pediátricos

anemia
La doctora Ana Villegas, presidenta del Grupo Español de Eritropatología (GEE) de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH). Foto SEHH

La prevalencia de la anemia en el embarazo varía según el nivel socieconómico, las conductas de salud y los estilos de vida según cada zona geográfica. Así, la anemia ferropénica es la causa de anemia más frecuente en la gestación y, en algunos casos, es previa al embarazo.

La anemia ferropénica en las mujeres embarazadas supone un riesgo tanto para la mujer como para el feto, siendo la causa del 12% de los recién nacidos de bajo peso, del 19% de los prematuros y del 18% de la mortalidad perinatal, según estimaciones de países con rentas bajas o medias. En España, hemos venido observando un incremento de casos de anemias graves en las últimas fases del embarazo, debido, probablemente, a la inmigración.

En cuanto a la población infantil, la incidencia de la anemia ferropénica es especialmente alta. A nivel mundial, la mitad de los niños presenta anemia, siendo la ferropenia la causa principal. Esta debe ser identificada y tratada con rapidez, ya que puede comprometer el desarrollo físico y neurológico en la infancia. De hecho, los lactantes y los niños pequeños son especialmente susceptibles, al presentar un balance férrico negativo, debido a las elevadas necesidades del crecimiento y porque la lactancia, en general, es una fuente pobre de hierro.

Déficit de hierro en deportistas

El déficit de hierro es frecuente entre los atletas (especialmente en niños y mujeres menstruantes), donde puede alcanzar una prevalencia de hasta el 50%, especialmente en los deportistas de alta resistencia y en disciplinas con una elevada incidencia de trastornos de la alimentación.

La ferropenia en deportistas disminuye el rendimiento físico, junto con otros efectos característicos, como astenia, caída del cabello o fragilidad de uñas.

Pacientes testigos de Jehová

El abordaje de la anemia ferropénica severa en pacientes testigos de Jehová presenta unas consideraciones especiales debido a su negativa a recibir productos sanguíneos.

En pacientes mayores de edad, esta negativa debe quedar recogida por escrito en su historia clínica. En el caso de los menores, es imprescindible recurrir al juez de guardia, quien autorizará o no la transfusión.

El tratamiento se realizará con preparados de hierro parenteral a los que se pueden asociar agentes estimuladores de la eritropoyesis (EPO), para conseguir una mayor rapidez en la respuesta. En situaciones críticas, es crucial implementar todas las medidas siguiendo los principios de los programas PBM (patient blood management).

(2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies