Inicio / Actualidad / Las contradicciones de América y la advertencia de la OMS sobre volver al confinamiento

Las contradicciones de América y la advertencia de la OMS sobre volver al confinamiento

Decisiones que chocan con las estadísticas, discursos presidenciales que se desdicen al día siguiente y hechos que derrumban el optimismo son una muestra de las frecuentes contradicciones frente a la pandemia en algunos países de América, en especial de Estados Unidos, México y Brasil. Y ante la ligereza de algunas decisiones políticas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte al planeta: “El riesgo de volver al confinamiento es muy real”

américa OMS confinamiento
Un vehículo con mensajes de protesta frente al Capitolio del Estado de Georgia (EE.UU). EFE / EPA / ERIK S. MENOS

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió de que ese riesgo existe en todo el mundo “sobre todo si los países no consiguen gestionar con sumo cuidado la transición y no lo hacen utilizando un enfoque por fases”.

En el planeta se han superado los 3,5 millones de casos de COVID-19 en el mundo, mientras las muertes se acercan a 250.000.

La OMS insiste en que durante la fase de desconfinamiento debe garantizarse que los contagios están controlados, que el sistema sanitario puede afrontar la transición, que está minimizado el riesgo de rebrotes y que se han tomado medidas preventivas en escuelas y lugares de trabajo, pero también pide que una adecuada gestión de los posibles casos importados y que la opinión pública está bien informada sobre las medidas tomadas por el Estado.

Tedros insistió en que no pueden descartarse futuras oleadas del coronavirus, pero que ante esa posibilidad “no puede permitirse que cunda el pánico”, sino que se debe “estar preparados, porque ahora tenemos la oportunidad de sentar bases sólidas en los sistemas sanitarios”.

Contagios frente a reapertura económica

En el continente americano, en especial en Estados Unidos, Brasil y México, los crecientes números de contagios y de muertes se han venido enfrentando con el esfuerzo por acelerar la reapertura económica un jornada más.

América cuenta con alrededor de 1,5 millones de casos y podría superar a Europa, que registra 1,59 millones, y convertirse en las próximas semanas en el más afectado del mundo por el COVID-19.

Ante este escenario, el país más afectado del mundo, Estados Unidos, con un tercio de los casos del planeta, 1,2 millones de contagios y más de 71.000 muertes, aviva cada día la polémica de la reactivación económica en algunos de sus estados.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, quien el martes anunció su intención de desmantelar su equipo de respuesta al COVID-19 y distribuir sus tareas en diferentes agencias federales, ayer se desdijo y finalmente lo mantendrá “indefinidamente”, pero con el foco centrado en la seguridad y la apertura económica.

Además, el mandatario, que ha venido presionando por la reapertura económica, admitió que la pandemia es peor que el ataque contra Pearl Harbor y los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. No por ello, dejó de insistir en la necesidad de una apertura gradual de la economía, ya que a su juicio un confinamiento indefinido “no es sostenible”.

coronavirus américa EE.UU
Una parroquiana muestra galletas que dicen “He resucitado” desde detrás de la ventana de su auto durante una misa de pascua en la Iglesia New Harvest en medio de la pandemia de coronavirus en Norwalk, en Los Ángeles (EE.UU). EFE/EPA/ETIENNE LAURENT

México, su semana más crítica

México llegó a su semana más crítica de contagios con más de 26.000 casos y 2.507 muertes y comienza a observar saturación en hospitales mientras que algunos crematorios ya se han visto rebasados.

Pese a ello, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha reiterado que su país cuenta con la infraestructura necesaria para afrontar la pandemia, que llegó a México el 28 de febrero. “No hemos sido rebasados”, sostiene el gobernante mexicano.

A las dudas sobre la capacidad del sistema se suman las inquietudes de expertos y activistas sobre las cifras oficiales de casos de COVID-19 en las cárceles, ya que consideran que son más de los 92 contagios confirmados.

Bolsonaro sigue menospreciando al virus

En Brasil, su presidente, el ultraderechista Jair Bolsonaro, que sigue sin aceptar la gravedad del COVID-19, acusó al exjuez Sergio Moro de filtrar informaciones “sigilosas” a la prensa y bromeó sobre los resultados de sus análisis después de que portavoz de la Presidencia brasileña, el general Otávio Rego Barros, este miércoles diera positivo al COVID-19.

El funcionario, de 59 años, se encuentra en su domicilio, donde permanecerá en cuarentena, su estado de salud es bueno y tiene síntomas leves de la enfermedad, explicaron a Efe fuentes de su equipo en la Presidencia.

Y en medio del caos, el alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, anunció el bloqueo de algunas zonas de la ciudad a partir del jueves debido a la indisciplina de los ciudadanos, que vienen incumpliendo cada vez más el confinamiento social decretado por las autoridades.

El resto sigue dudando y aguantando

Casi sin recursos y sin otras opciones, Perú comenzará formalmente a reabrir su confinamiento para reactivar la economía a partir del próximo viernes pese a la expansión inexorable del COVID-19, que prosigue sin signos de abatimiento tras 54 días de uno de los más duros regímenes de aislamiento del mundo.

La paradoja es que, aunque los esfuerzos por multiplicar la atención sanitaria, el apoyo económico a los más desfavorecidos y la contención ciudadana han evitado miles de muertes -hasta 460.000, según el Gobierno-, la realidad muestra también una imparable marea de contagios muy por encima de los objetivos gubernamentales.

En Bolivia, el director del Servicio Departamental de Salud, Marcelo Ríos, dijo a Efe que la situación “cada vez se va haciendo más complicada”, ya que se llega a un momento límite en el que la logística y los recursos humanos se tienen que ir modificando.

Y en Chile, las autoridades sanitarias anunciaron este miércoles que una docena de comunas (barrios) de la capital del país volverán al confinamiento ante el preocupante avance de la pandemia en la ciudad, donde se concentra el 85 % de los nuevos contagios.

Por su parte, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, dijo que analiza una mayor flexibilización de las medidas de aislamiento obligatorio que rigen desde marzo por el COVID-19, pero cuestionó a sectores empresariales y políticos que exigen una apertura inmediata de la actividad económica.

La contradicción se hace más patente en Nicaragua, donde el Gobierno sigue minimizando la pandemia y ahora prepara la popular fiesta de San Pascual Bailón en el municipio occidental de Chinandega, donde la oposición ha promovido la campaña “Quédate en casa” debido a que constatan al menos 8 muertes sospechosas de COVID-19 en los últimos cinco días.

Reino Unido se plantea la desescalada para la próxima semana

No solo América, también Europa debate entre la protección de la salud y la reactivación económica en sus procesos de desconfinamiento.

El Reino Unido podría empezar el próximo lunes a relajar gradualmente algunas de las actuales restricciones para frenar la pandemia, según adelantó ayer su primer ministro, Boris Johnson, pese a cifrarse el número de muertos por COVID-19 en 30.076 personas.

El líder del Ejecutivo conservador compareció por primera vez ante el Parlamento tras su regreso al trabajo -recuperado del coronavirus- y después del nacimiento de su primer hijo en común con su pareja sentimental, Carrie Symmonds, y el sexto para el político.

OMS ve probable que el virus circulara por Francia en diciembre

Desde Ginebra, expertos de la OMS consideraron posible que el coronavirus causante de la COVID-19 circulara ya por Francia en diciembre, como afirmó un estudio médico esta semana, aunque subrayaron que hay que seguir estudiando estos casos prematuros para llegar a conclusiones.

“Necesitaremos mas información y tendremos que ver cuál es el historial clínico, pero podría haber habido algún caso en Francia en esa fecha tan temprana”, admitió hoy en rueda de prensa la jefa del Departamento de Enfermedades Emergentes de la OMS, María Van Kerkhove.

La epidemióloga estadounidense explicó que algunos países guardan muestras recogidas en temporada de gripe que ahora están siendo investigadas en busca de casos antiguos de COVID-19 para conocer las primeras evoluciones de la enfermedad, de la que todavía hay muchas incógnitas sobre su origen.

Las dudas sobre el verdadero avance de la enfermedad a finales de 2019 han crecido en los últimos días a raíz del posible positivo de un paciente al que se le tomaron muestras el 27 de diciembre en el hospital Jean Verdier, a las afueras de París, cuatro días antes de que China comunicara a la OMS la existencia del nuevo coronavirus.

(No Ratings Yet)
Cargando…