Inicio / Empresas / Almirall ganó 17,6 millones, un 34,8 % menos

Almirall ganó 17,6 millones, un 34,8 % menos

La farmacéutica catalana Almirall ha cerrado el primer semestre con un beneficio neto de 17,6 millones de euros, un 34,8% menos que en el mismo período del año anterior, por los gastos asociados a los lanzamientos de fármacos que está haciendo este año

En una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el regulador bursátil, la farmacéutica de los hermanos Gallardo ha precisado que tuvo unos ingresos de 410,4 millones de euros, un 2,6 % menos que hace un año, y su beneficio bruto de explotación (Ebitda) sumó 41,8 millones, un 18,2 % menos.

Almirall tiene grandes esperanzas puestas en tres fármacos: el aclidinio, para el tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica; la linaclotida, para el síndrome del intestino irritable, y Sativex, para la espasticidad en esclerosis múltiple.

De estos tres, el “buque insignia” es el aclidinio, que está ya disponible en 13 países y que ya es el segundo fármaco más vendido de Almirall, a la que aportó 38,7 millones de euros en el primer semestre, un 132 % más.

En cuanto a las ventas netas, cayeron un 8,1 %, hasta los 343,8 millones, aunque en España el descenso fue más acusado, ya que Almirall ingresó 134,1 millones de euros, un 17,3 % menos que en los seis primeros meses del año pasado.

Por el contrario, en América, África y la región Asia-Pacífico las ventas alcanzaron los 53,4 millones de euros, un 5,1 % más que hace un año.

El área respiratoria es la primera en importancia para la farmacéutica, y ya aporta 108,6 millones de euros, un 7,8 % más que en el primer semestre del año pasado.

En una nota de prensa, el consejero delegado de Almirall, Eduardo Sanchiz, ha asegurado que los resultados del primer semestre están “en línea” con las expectativas de la compañía, y ha resaltado que las ventas caen a menor ritmo, una tendencia “positiva” que Almirall espera que se mantenga.

Asimismo, ha destacado que la farmacéutica sigue totalmente centrada en los lanzamientos previstos para este año, que espera que “transformen” la compañía.

Además, Almirall prevé presentar a registro antes de final de año en EEUU y en Europa la combinación de formoterol con su fármaco estrella, el aclidinio, para tratar la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Para apoyar los lanzamientos de los nuevos fármacos en nuevos mercados, Almirall tuvo que aumentar los gastos generales y relacionados con ventas y administración hasta los 228,4 millones, un 23,8 % más, una inversión comercial “que erosionó” su beneficio bruto, apunta la compañía.

En cualquier caso, Almirall, con sede en Barcelona y que tiene más de 3.000 empleados en 22 países, mantiene un sólido balance, ya que no tiene deuda financiera.

(No Ratings Yet)
Cargando…