Inicio / Enfermedades / Alex Santaló, el ilustrador que se dibujó mientras luchaba contra el cáncer

Alex Santaló, el ilustrador que se dibujó mientras luchaba contra el cáncer

Con 17 años le diagnosticaron un cáncer que superó, pero 17 años más tarde otro tumor le volvió a dar un giro a su vida. Eso sí, en vez de convertir esta cifra en un número maldito, el ilustrador Alex Santaló la ha convertido en cómic: “17, vivir, revivir, sobrevivir”

Alex Santaló, el ilustrador que se dibujó mientras luchaba contra el cáncer
Una de las viñetas del cómic de Santaló para ilustrar su lucha contra el cáncer/Imagen facilitada por la editorial Evolution Cómics

La decisión de trasladar a la viñeta todo lo vivido desde que le diagnosticaron su primer cáncer nació en la mente de este ilustrador catalán “sin tener la intención” de convertirla en cómic, pero un día, tras la sugerencia de un amigo, se puso delante de un procesador de texto y comenzó a escribirla.

“A partir de ahí consulté con mi familia, mis amigos, porque ellos recordaban cosas que yo no había vivido, porque yo tengo mi punto de vista, pero ellos el suyo”, cuenta el dibujante a Efe sobre el nacimiento de esta obra que es, “en el fondo”, un “agradecimiento” a todas las personas que estuvieron a su lado, tanto el personal médico, como su familia y amigos.

En “17, vivir, revivir, sobrevivir” (Evolution cómics), Santaló (Santa Coloma de Gramanet, 1977) combina viñetas en blanco y negro, una decisión que tomó “desde el principio” por creer que a la historia “le iba mejor”, con otras a color donde saca “su momentos de fantasía e imaginación”.

Y así construye esta historia de personajes reales, una obra que no tenía como objetivo ser “terapéutica”, sino explicar lo que le había pasado.

Mensaje de esperanza desde el humor

Viñeta del cómic de Alex Santalo en su lucha contra el cáncer. Efesalud.com
Una de las viñetas de Santaló para expresar su lucha contra el cáncer/Foto facilitada por la editorial Evolution Cómics

Pero, como matiza, esto cambió al darse cuenta de que su historia podría transmitir un mensaje a las personas que pasan por algo parecido: “Enseñar que si te quitas todo esto del medio, y le intentas buscar un punto de humor a la situación, aunque es difícil, al final pasa mejor y más rápido”.

Por eso, y sin tapujos, Santaló se dibuja a sí mismo en los momentos más difíciles como un “zombie”, como así se sentía, al que le salen bocadillos llenos de mensajes de “esperanza”.

“¡Si no hay esperanza, qué haces!- enfatiza- Es que no hay más remedio. Me da mucha rabia cuando la gente me dice que soy muy valiente, pero no, valiente no, porque solo hay dos opciones, tirar para adelante o quedarte. Así que no es valentía, es supervivencia”.

Ilustrador de diferentes publicaciones, en esta ocasión se ha enfrentado por primera vez a su primer trabajo como dibujante y guionista. Algo que reconoce que le salió por ser una historia “vivida en primera persona”.

Por eso, quizá, y porque “ojalá” que no tenga que escribir otro cómic con esta temática, Santaló reconoce que no se “plantea escribir nada más”.

“Creo que voy a seguir como dibujante, aunque en un tiempo a lo mejor acaba saliendo alguna otra cosa. No he tenido que inventar nada, la historia estaba ahí y yo sólo la he estructurado de una forma que narrativamente tiene cierta gracia”, dice.

Con la colaboración de Abidal

Junto a viñetas llenas de dolor, cables, quimioterapia, heridas cerradas con grapas y muchas caras que combaten esta situación con sonrisas, el dibujante ha incluido un prólogo muy especial para él. Un texto lleno de complicidad escrito por el ex jugador de FC Barcelona, Éric Abidal, quien ha superado un cáncer.

“La idea de contar con Abidal me surgió más como un sueño que como otra cosa, porque no te planteas que pueda llegar a contactar con el”, cuenta.

Pero, como si fuera otra demostración de que todo es posible, el periodista Martí Perarnau le comentó a Josep Guardiola el deseo de Santaló, Guardiola se lo dijo a Manel Estiarte y Estiarte a Abidal, quien “se lo leyó y aceptó” prologar la obra.

Aunque el hecho de que se publique esta obra ya destripa, afortunadamente, el final feliz del cómic, como reconocer el autor, “17, vivir, revivir, sobrevivir” es un chute de positivismo que bien merece leer y releer para ver cómo se puede llevar con “humor” la enfermedad. EFE

 

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies