Inicio / Enfermedades / La adicción al juego no tiene ningún glamur

La adicción al juego no tiene ningún glamur

Los juegos de azar no tienen glamur, no hacen disfrutar y son causa de patologías, pero una de las mayores “falacias” de la agresiva publicidad de este sector empresarial está convenciendo a una parte de la población de que si alguien invierte el suficiente tiempo y dinero “llegará a ser capaz de ganar y dominar”

adicción juego
El Govern balear ha suspendido la autorización de nuevos salones de juego en las islas durante los próximos dos años mientras pone en marcha un plan para “racionalizar” la oferta de establecimientos de máquinas tragaperras y apuestas. En la imagen, fachada de un local de apuestas en la Avenida Comte Sallent (Palma). EFE/Atienza

La médica y jefa de prevención del Instituto de Adicciones de Madrid Salud, Ana Ordoñez, y el director del Centro de Atención a Adicciones (CAD) del distrito de Tetuán, Pablo Vega, coinciden en que la adicción al juego hay que neutralizarla y separarla de ”toda esa aureola que nos venden de que el juego es algo glamuroso”.

La doctora Ordoñez, que tacha de falacia y mentira que esta práctica pueda ser controlada por el jugador a base de entrenamiento, tiempo y dinero, destaca la importancia de romper el vínculo entre ocio y juego: lo cierto es que “unos pierden, otros sufren patologías derivadas de los juegos de azar y la industria se hace multimillonaria”.

El juego, ¿actividad de ocio?

Que los juegos de azar se están introduciendo como una actividad más del ocio juvenil queda demostrado con las cifras de la Encuesta sobre uso de drogas en enseñanzas secundarias en España (Estudes) 2018 de la ciudad de Madrid, hecha pública esta semana, que revelan que un 22,6 % de los adolescentes de la capital entre 14 y 18 años ha jugado alguna vez en el último año con dinero y de forma presencial y que un 9,7 % ha participado en apuestas online.

adicción juego
Cientos de personas participan en Madrid en una manifestación para denunciar la proliferación de las casas de juego y apuestas, que se han convertido en “una plaga” en los barrios, especialmente en los más populares. EFE/Luca Piergiovanni

Tanto el Gobierno central como el regional están ultimando sendas legislaciones para regular el sector del juego, cuya entrada en vigor se prevé en unos meses y que harán énfasis tanto en la publicidad como en el control de los salones de juego y su modalidad “online”.

Parte del éxito de estas empresas, explica la médica, radica en el uso de dos de los reforzadores más importantes de cualquier conducta.

Por un lado el económico, asegurando que la apuesta es baja y el importe del premio es alto, aunque no sea real, y, por otro, el personal, vendiendo alcohol -que hace más complicado tener un pensamiento crítico y racional- y tratando al cliente de una forma especial delante del resto de amigos para hacerle sentirse bien, elevar su autoestima y que repita la conducta de juego.

Javier, atrapado en el juego a los 17 años

Esto último lo sabe bien Javier. Tiene 24 años y cayó con 17 años en las redes del juego. Desde hace aproximadamente un año acude junto a sus padres al CAD de Tetuán, uno de los distritos del municipio con una mayor concentración de las alrededor 400 casas de juego que hay ya en la Comunidad de Madrid.

“Me enganché poco a poco, porque la primera vez que entré me gasté 20 euros y gané mil pavos, y entonces pensé que iba a ganar más y empecé a jugar más fuerte, pero a la larga me di cuenta de que era una gilipollez”, manifiesta nervioso ante la presencia de la cámara de televisión.

Cuando perdía se enfadaba, incluso llegó a romper una máquina, y cuando ganaba se iba de fiesta, confiesa Javier, que acudía solo a estos lugares, en los que –señala- regalan bebida, comida, bonos para jugar y hay chicas para captar público.

En un solo día podía gastarse 300 euros, pidió préstamos por 800 euros y robaba a su madre. “Afortunadamente, me pillaron”, afirma.

El Centro de Atención a Adicciones de Tetuán le ofrece herramientas de cómo actuar y la terapia también ayuda a sus padres a afrontar la situación. Pablo Vega, director del centro, explica lo esencial del acompañamiento familiar, entre otras razones por la necesidad de un control del gasto del dinero.

La mayoría son varones y sufren más de una patología

En 2019, los siete CAD del Ayuntamiento trataron a 37 personas diagnosticadas con trastorno de adicción al juego o ludopatía no asociado al consumo de sustancias. Sumando las personas con adicción a sustancias, uso inadecuado de videojuegos y juego patológico asociado, la cifra se elevó a 350 (255 juego y 95 videojuegos).

adicción juego
La presencia de deportistas y rostros de famosos en los anuncios de apuestas y su emisión durante eventos deportivos en horario de protección infantil son algunas de las vertientes de la publicidad del juego en España que se quieren regular por ley pero que, de momento, sólo responden a medidas de autorregulación. EFE/Sergio Barrenechea

El director del centro de Tetuán asegura que la alarma social está justificada y propone “legislar y aplicar mecanismos de control, en especial para impedir el acceso de los adolescentes al juego”, además de poner los recursos necesarios en prevención.

En cambio, considera una manera “muy pobre” de enfocar el problema centrarse solamente en el actual discurso de atajar las licencias. “Finlandia tiene una décima parte de bares que España, pero el porcentaje de personas con problemas de alcohol es exactamente igual”, argumenta.

Los centros de atención a adicciones del Ayuntamiento se crearon en 1989 ante la presión social por el problema de las drogas, y desde entonces “el tipo de tratamiento y el perfil del usuario ha cambiado de una manera brutal”, indica Vega. “Hoy, más del 50 % es por alcohol, y empezamos a tratar a gente con el problema del juego porque ninguna red asistencial en España trataba este tema”.

La mayoría de los que acuden a este CAD son varones y un 6 % lo hacen por la adicción al juego y a las nuevas tecnologías. Uno de cada cinco son menores de 25 años.

El Instituto de Adicciones, dependiente de Madrid Salud, ha dado “un paso importante en prevención y va a lanzar “una importante campaña de sensibilización dirigida a la ciudadanía en general, pero con mensajes que impacten en la población joven para neutralizar la presión de publicidad” de los operadores del juego”.

También dispone del Servicio gratuito de Prevención de Adicciones (PAD) -teléfono 699 480 480-, la web de Madrid Salud, un servicio de orientación familiar y un equipo especializado que se va a reforzar.

(No Ratings Yet)
Cargando…