Inicio / Nutrición / Abecedario de la Nutrición: verduras y hortalizas de primavera

Abecedario de la Nutrición: verduras y hortalizas de primavera

Verduras y hortalizas de primavera desde los micrófonos de El Bisturí, en nuestra sección el Abecedario de la Nutrición, con Laura González. Propiedades alimenticias de las cebollas, puerros, calabacín, ajos, pepinos, pimientos, espárragos…

Frutas y verduras
Comer cinco raciones diarias de fruta y verdura es una de las pautas para prevenir el desarrollo del cáncer. EFE/Kai Försterling

En el Abecedario de la Nutrición, como cada semana, Laura González, responsable de Nutrición y Salud de Nestlé, se encarga de de traernos toda la información relacionada con la alimentación.

Esta semana nos centramos en las verduras y hortalizas de primavera. Coloquialmente hablamos de verduras para referirnos a todos los productos de la huerta diferentes a las frutas y legumbres, pero en realidad verduras y hortalizas no son términos sinónimos. Las hortalizas engloban a todas las plantas que se cultivan en el huerto, mientras que las verduras son las partes verdes de las plantas que consumimos como hojas y tallos. Comenzamos hablando de las cebollas, puerros y ajos tiernos. ¿Son alimentos similares?

Cebollas, puerros y ajos tiernos, ¿son similares?

Estos 3 alimentos contienen compuestos de azufre volátiles responsables de su aroma que les confieren el sabor picante y que son la causa de que los ojos lloren cuando se cortan, señala la experta, quien añade que algunos estudios sugieren que los compuestos sulfurados, como la alicina pueden tener efectos beneficiosos para el organismo.

antigripales naturales
EFE/Hendrik Schmidt

Se le atribuyen efectos antibióticos y reductores de la presión arterial. Otros compuestos activos presentes en esos alimentos, con propiedades antioxidantes, tales como la quercetina, pueden tener un papel en la regulación de los lípidos en sangre, aunque aún no se han establecido asociaciones de causa efecto, complementa.

Si nos fijamos en sus propiedades nutricionales, la cebolla es fuente de fibra y aporta muy pocas calorías. Se pueden consumir frescas, secas o en encurtido y hay que evitar comprarlas si han germinado, ya que estarán blandas por dentro.

Laura González también nos habla de los puerros y ajos desde un punto de vista nutricional.

Al igual que la cebolla -informa sobre los puerros- contienen sustancias sulfurosas, pero en menor cantidad, por ello su aroma es más suave. Es rico en ácido fólico y aporta otras vitaminas como la C y piridoxina o B6, que es clave para el metabolismo de la energía, el sistema nervioso, el sistema inmune y ayuda a reducir el cansancio y la fatiga.

En cuanto al ajo tierno es el ajo recogido en el momento en el que el bulbo apenas ha empezado a formarse. No hay diferencias nutricionales con los ajos secos pero sí que es menos concentrado en nutrientes, ya que su contenido en agua es mayor, lo que también repercute en un sabor mucho más suave, explica.

Espárragos, calabacín y pepinos

El producto estrella cuando hablamos de verduras de primavera es el espárrago, un alimento con alto contenido en fibra y bajo valor calórico; los espárragos verdes son ricos en vitamina C y ácido fólico, cantidades que son menores si nos fijamos en los blancos.

Calabacín y pepino son alimentos de la misma familia. Estas son sus propiedades nutricionales.

verduras hortalizas primavera
Lubina con espárragos y arroz. Foto IMEO

El calabacín -indica la nutricionista- es bajo en energía, y aporta fibra, vitamina C y ácido fólico. Es un alimento de fácil digestión, idóneo para patologías digestivas, como la dispepsia o el estreñimiento.

El pepino que consumimos en España es un pepino de unos 15 cm de largo, de color verde y su consumo habitual es crudo, pero también se elaboran encurtidos con los de muy pequeño tamaño (pepinillos), expone.

A nivel nutricional destaca su contenido en agua y el principal aporte vitamínico es en forma de vitamina K; también contiene compuestos bioactivos, especialmente si se toma con piel.

Los alimentos ecológicos, ¿existe realmente diferencia?

Otra de las hortalizas de primavera son los pimientos, ricos en vitaminas C y A. Curiosamente y al contrario de lo que se puede pensar, los pimientos, en especial los rojos, contienen más vitamina C que las naranjas; además aportan fibra y vitamina B6.

A la pregunta de si es mejor consumir frutas y verduras ecológicas, Laura González asegura que parte de la población escoge productos ecológicos por considerarlos más beneficiosos para la salud que los convencionales o por seguridad o preocupación por el medio ambiente, entre otras razones.

Sin embargo, señala que la literatura científica muestra que comer ecológico no tiene por qué ser más sano. Se ha observado que la calidad nutricional es similar en los alimentos producidos convencionalmente y los ecológicos, aunque la concentración de antioxidantes es ligeramente superior en los productos ecológicos.

Cuando la etiqueta de un producto menciona que es ecológico, solo alude a su método de producción, pero no a que sea mejor desde el punto de vista nutricional. Es un error frecuente pensar que los alimentos o productos ecológicos son mejores o más sanos que los convencionales, precisa.

Otra de las razones por las que la población opta por el consumo de alimentos ecológicos, es por la ausencia de pesticidas y fertilizantes sintéticos.

Sin embargo, los alimentos no ecológicos que se encuentran en el mercado son absolutamente seguros, debido al control sanitario y a la normativa europea que regula el tipo de sustancias químicas usadas en agricultura, así como al control de los niveles máximos de residuos autorizados, añade la experta.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…