Inicio / Mujer e infancia / Salud, Mujer e Igualdad: largo camino por recorrer

Salud, Mujer e Igualdad: largo camino por recorrer

Desde los micrófonos del “El Bisturí”, en la sección ‘Salud, Mujer e Igualdad’, se da voz y difusión a mujeres como África López-Illescas, María Ángeles Pérez Ansón, Pilar Martín Santiago, y Carmen Ayuso, ejemplos que demuestran que la ciencia y la medicina ya no es un mundo sólo de hombres

salud mujer igualdad
En el sentido de las agujas del reloj, África López-Illescas, María Ángeles Pérez Ansón, Pilar Martín Santiago, y Carmen Ayuso.

Henar Fernández, coordinadora y presentadora del espacio de radio de EFEsalud, entrevista en la sección “Salud, Mujer e Igualdad”, a mujeres del mundo de la salud.

La doctora África López-Illescas es jefa del Servicio de Rehabilitación en el Consejo Superior de Deportes y profesora; María Ángeles Pérez Ansón es presidenta de la Sociedad Europea de Biomecánica, además de ser la primera española en alcanzar este puesto y la segunda mujer en serlo tras 16 presidentes; Pilar Martín Santiago es odontóloga y fundadora de la Asociación de Mujeres Dentistas de España (AMUDENES); y Carmen Ayuso es jefa del servicio de Genética de la Fundación Jiménez Díaz, subdirectora de investigación en este mismo hospital, y una de las investigadoras españolas más reconocidas que en 2017 ganó el premio nacional de Genética.

África López-Illescas: “Obstáculos siempre, los obstáculos son todos”

Desde su punto de vista, siempre se ha encontrado con obstáculos, tanto en su faceta de médica, profesora, como empresaria, pero lo más llamativo es que“no he sido consciente de los sesgos que sufría hasta hace poco”.

Y es que, estas desigualdades comienzan desde la infancia, “en el colegio los niños dominan todo el patio y las niñas en un lado jugamos a la comba, cuando era pequeña en clase los problemas los resolvían los chicos y si no lo sabían salíamos nosotras. Cuando entré en medicina creí que no habría desigualdades pero cuando vas a hacer la interinidad te das cuenta que hay departamentos en donde sólo entran chicos”. 

“Lo notas poco a poco, y no le das la relevancia que se merece” reflexiona África López-Illescas.

Sin embargo, puntualiza que en el Consejo Superior de Deportes (CSD) la mayoría de jefas son mujeres, pero “muchos de los hombres que han pasado por el CSD están trabajando en los principales clubes de fútbol”. 

Es por eso que la doctora explica que es importante reconocer que “nos falta muchísimo por camino por recorrer” y, recuerda que, “según el Foro Económico Mundial, nos faltan 100 años para que llegue la paridad”.

María Ángeles Pérez Ansón: “Falta mucho camino por recorrer”

Aunque asegura que nunca se ha encontrado con situaciones machistas, reconoce que “falta mucho camino por recorrer”.

Sin embargo, “es verdad que la mujer tiene cada vez más visibilidad y, poco a poco, están consiguiendo mayor representación y reconocimiento”.

Para lograr  la igualdad dentro del mundo de la salud y la ciencia,  María Ángeles Pérez Ansón cree que es necesario “ aumentar la visibilidad”, sobre todo desde el colegio donde se debería contar  “qué es lo que hacen las madres para que los niños tengan la idea de que no sólo son madres”.

Concretamente en el Máster de Zaragoza de Bioquímica,  donde imparte clases, las cifras de mujeres y hombres están bastante equiparadas, ya que “rondan el 60 % de hombres y el 40 % de mujeres”, gracias a que “el interés de las mujeres por la ciencia” ha cambiado.

Pilar Martín Santiago: “Se me llegó a decir que ellos podían hacer una asociación  de bajitos y calvos”

Para Pilar Martín Santiago, la odontología tradicionalmente se ha considerado una profesión masculina, de hecho, “en el siglo pasado en algunas publicaciones se decía que la mujer no tenía ni músculo, ni resuello para poder quitar una muela”.

Pero en  el año 1995, las mujeres dentistas eran ya un número significativo  y empezaron a plantearse que la situación estaba cambiando.

En aquella época “la profesión estaba totalmente masculinizada, no teníamos presencia en los órganos de poder, en las decisiones, y en la vida social las mujeres dentista no teníamos un papel importante”.

Según cuenta, fue está disparidad lo que las llevó “a hacer la primera encuesta socio profesional para conocer en qué nos diferenciábamos las mujeres de los hombres dentistas, y gracias a esto, empezó a cambiar todo”. 

El resultado fue esclarecedor, y muy mal recibido por algunos compañeros: “Se me llegó a decir que entonces ellos podían hacer una asociación de bajitos y calvos”.

Aunque actualmente las mujeres odontólogas representan del 70 % , siguen siendo las más empobrecidas, ya que “en general la mujer es empleada de un hombre que no suele ser dentista, sino de un empresario”, denuncia. 

Carmen Ayuso: “He sentido y padecido el techo de cristal”

A pesar de que asegura no haber sido “consciente de estas situaciones”, Carmen Ayuso sí está segura de que en muchos de los ámbitos de responsabilidad donde ha trabajado, la única mujer era ella en “un entorno dominado por los hombres y a donde muchas mujeres les cuesta llegar”.

Para Carmen, en el mundo de la ciencia y la medicina “el número de mujeres es bastante alto, de hecho en nuestro instituto hay una proporción de 3 a 1 de mujeres en los primeros puestos del escalafón; sin embargo, esa proporción disminuye respecto a las mujeres y a favor de los hombres a medida que aumentan los niveles de responsabilidad, y a partir de cierto nivel la proporción se invierte”.

Ademas, aunque intentan que en su instituto no ocurra, “sigue existiendo el techo de cristal”.

En pocas palabras, “para dar visibilidad a la mujer en el mundo de la ciencia es necesario comenzar desde la educación, y aunque se está haciendo muy bien, se debe educar tanto a los padres y madres como a la sociedad para que se admita que el talento no tiene género y hay que promocionarlo”.

Porque, según expresa, no es que no haya vocación, es que “existen muchas dificultades para estar en puestos de responsabilidad; son las estructuras, las jefaturas de los servicios en los hospitales o la universidad, los que viven absolutamente de espalda a esta realidad”.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…