Inicio / Actualidad / En 2040, los pacientes de EPOC “podrán morir con epoc, pero no por epoc”

En 2040, los pacientes de EPOC “podrán morir con epoc, pero no por epoc”

Según un artículo que se publicará en European Respiratory Journal, las tasas mundiales de mortalidad derivadas de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC o COPD, por sus siglas en inglés) registrarán un “enorme descenso” para el año 2040 hasta alcanzar niveles de 30 fallecimientos o menos por cada 100.000 habitantes en la mayoría de las regiones del planeta, salvo en Oceanía, Asia Oriental y Asia Meridional, donde la curva será menos pronunciada

El trabajo de investigación o paper, elaborado de forma conjunta por los profesores de Medicina Julio Ancochea Bermúdez y Joan B. Soriano Ortiz, de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), y Bartolome R. Celli, de Harvard Medical School, utilizando modelos de pronóstico avanzado GBD (Estudio de la Carga Mundial de Enfermedades), concluye que “la mortalidad por EPOC estandarizada por edad desde 1990 hasta 2016 ha sido constante, pero se prevé que esta tendencia a la baja se acelere marcadamente en los venideros años 20 y 30”.

Las causas de este descenso en la mortalidad, gratamente vertiginoso en la gráfica, “que incluye a ambos sexos y que en la práctica significa que la mayoría de l@s pacientes de EPOC fallecerán con epoc y no por la epoc en 2040” -dice el doctor Joan Soriano, médico epidemiólogo del Hospital de La Princesa-, son y serán siempre múltiples y complementarias:

Desde las medidas implementadas o por implementar de control del tabaquismo, sus alternativas electrónicas o productos sin humo, a las mejoras en los tratamientos de las diferentes comorbilidades respiratorias y no respiratorias, hasta la reducción de los niveles de infradiagnóstico de la epoc, pasando por la disminución de la contaminación ambiental en las ciudades, con la llegada masiva de los vehículos eléctricos, y el aumento de la limpieza o la higiene en los entornos laborales.

EPOC
El cuadro de la gráfica muestra el resultado de la mortalidad en epoc al estandarizar la edad de la población en cada región. Es el método con mayor validez al comparar tasas entre diferentes periodos temporales, eliminando efectos como el crecimiento poblacional o el envejecimiento de la misma.

La curva descendente de EPOC “más bella del mundo”

Este análisis predictivo entronca a la perfección con el eslogan elegido en 2019 con motivo de la celebración internacional a favor de la lucha contra la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, que dice: Todos juntos para poner fin a la EPOC. “La evidencia reciente de las tasas mundiales de mortalidad por EPOC, proyectadas hacia el futuro, indican, por tanto, que este lema podría ser más una realidad que una ilusión”, indica el doctor Soriano.

La gráfica de la epoc, que se podrá ver y analizar en el papel de la ERJ a principios del 2020, y que los autores han denominado “la más bella del mundo” por la esperanza con la que millones de profesionales sanitarios trabajan incansablemente para evitar uno de los peores efectos del tabaquismo, no puede ocultar algunos datos patológicos, inmensamente prevenibles, relacionados con el humo del cigarrillo.

Según la OMS, se estima que fuman a diario más de 1.100 millones de personas (más de una de cada siete), otros 1.000 millones se exponen al tabaquismo pasivo, llamado también de segunda mano. El tabaquismo origina el 90% de los casos de EPOC (casi 299.400.000 casos en el mundo), es un factor agravante del asma y en pacientes fumadores aumenta el riesgo de neumonía, tuberculosis o gripe.

En España, padecen EPOC 2.810.000 personas y es la cuarta causa de muerte no accidental: provoca 28.766 fallecimientos cada año (17.333 hombres y 11.433 mujeres).

Fumar también inclina la balanza hacia la disfunción eréctil, el colesterol malo, el reflujo gastroesofágico, la diabetes, la degeneración de los ojos, especialmente en la retina, la destrucción del sistema de masticación,  las hemorroides, la osteoporosis y el insomnio, entre otras muchas patologías.

epocDejar de fumar es la principal acción para beneficiar la salud de los fumadores y de los que le rodean; básicamente para acabar con esta lacra social que se traduce en EPOC o cáncer de pulmón”, destaca el médico epidemiólogo de La Princesa.

¿Qué es la epoc?

Esta enfermedad respiratoria se caracteriza esencialmente por la inutilidad progresiva de los pulmones (bronquios, bronquiolos y alvéolos), y se manifiesta por ahogamiento, disnea o dificultad al respirar, acompañada, a menudo, de tos con o sin expectoración.

Los enfermos con epoc en estadios 3-4 necesitan medicinas inhaladas más de tres veces al día, ahora un broncodilatación dual, otro inhalador de rescate para pequeñas crisis de ahogo, fisioterapia respiratoria, oxígeno medicinal, temporal o constantemente, y ayuda de sus familiares o cuidadores durante las 24 horas del día.

En su grado más severo, los pacientes apenas pueden salir de casa. Van de la cama al sofá, del sofá a la mesa, de la mesa al sofá, del sofá a la cama y vuelta a empezar al día siguiente cuando consiguen levantarse. Cualquier esfuerzo, por mínimo que éste sea, les produce opresión y ahogo, síntomas que no pocas veces preceden a una exacerbación que les conduce directos a las Urgencias de un hospital.

La epoc está infradiagnosticada, más en mujeres, y se trata de forma tardía. Al ser una patología tan silenciosa como el humo, el diagnóstico llega a poco más del 20% de los afectados, es decir, más del 70% de l@s enferm@s desconocen que padecen epoc, y muchos de ell@s continúan fumando sin saber lo que les está pasando a sus vías respiratorias.

epoc
El periodista Gregorio Del Rosario entrevista al Dr. Joan Soriano, médico epidemiólogo

¿Existe, por contra, algún impedimento presente o futuro que pudiera evitar esta proyección menguante de mortalidad en epoc hasta el año 2040?, preguntamos al Dr. Soriano Ortiz en esta entrevista en exclusiva para EFEsalud.

“Sí. Corremos riesgos ante la reiteración patológica de algunos obstáculos que incluyen formas viejas y nuevas de fumar, como la marihuana, los cigarrillos electrónicos y otros modos de calentar la hoja del tabaco sin combustión. Sin embargo, todos estos factores pueden controlarse y reducirse a su mínima expresión si entre todos hacemos esfuerzos legislativos, médicos y sociales“, asegura sin ambages el galeno barcelonés que vive a galope aéreo entre la isla de Palma de Mallorca y la capital española.

Un ejemplo, 39 fumadores de cigarrillos electrónicos han muerto recientemente en Estados Unidos y más de 2.000 personas han sido hospitalizadas por graves daños pulmonares. Vapear se ha convertido en un peligro real para los pulmones, los vasos sanguíneos o el cerebro.

“Aún así, a pesar de los obstáculos y de los ejemplos negativos que puedan publicarse en los medios de comunicación, parece que nuestra guerra contra esta lacra está comenzando a ganarse. Nos veremos nuevamente en 2040 para confirmar si estas bellas tendencias de mortalidad por EPOC se acercan a cero, y si los muchos millones de pacientes con EPOC fallecerán de viejecitos, como cualquiera de nosotros, o a causa de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica… ¡Feliz cumpleaños EPOC!, y sigamos juntos para poner fin a la EPOC; pero no solo hoy, durante su jornada de celebración mundial, sino todos los días del año”, concluye.

(2 votes, average: 4,50 out of 5)
Cargando…