Inicio / Sanidad / Valentín Fuster reclama un Ministerio de Ciencia e Innovación

Valentín Fuster reclama un Ministerio de Ciencia e Innovación

El cardiólogo y director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), Valentín Fuster, ha reclamado, en una entrevista con EFE, la creación de un Ministerio de Ciencia e Innovación y ha advertido de que si falta esta infraestructura, la investigación en España es como “un coche sin gasolina”

Otras noticias

Valentín Fuster reclama un Ministerio de Ciencia e Innovación
Valentín Fuster durante la entrevista con Efe/EFE/J.P. Gandul

En una entrevista con EFE, el prestigioso cardiólogo y jefe del Mount Sinai Medical Center de Nueva York ha analizado la situación de la investigación en España y ha advertido de que el principal problema es la ausencia de un Ministerio específico para la investigación y la ciencia.

“Si no tenemos una infraestructura formal y efectiva para la investigación, aunque tengamos personas que nos están ayudando muchísimo, esto es como un coche sin gasolina”, ha afirmado.

Valentín Fuster (Barcelona, 1943) habló con EFE antes de pronunciar la conferencia inaugural de la “II Jornada Jóvenes y Ciencia: Impulsando el Talento Científico”, que el pasado viernes tuvo lugar en el CNIC.

El cardiólogo considera que se puede hablar de financiación o de medios, pero sin un Departamento específico “es muy difícil que la investigación sea una prioridad” en España.

“La realidad es que si nos falta la gasolina, no podemos ir adelante”, ha lamentado.

Preocupado por la obesidad

Varios jóvenes introducidos en unas bolas de plástico gigantes, participan en una carrera con motivo del lanzamiento de una campaña para luchar contra la obesidad infantil, frente al Parlamento en La Haya/EFE/LEX VAN LIESHOUT
Varios jóvenes introducidos en unas bolas de plástico gigantes, participan en una carrera con motivo del lanzamiento de una campaña para luchar contra la obesidad infantil, frente al Parlamento en La Haya/EFE/LEX VAN LIESHOUT

El director del CNIC se ha referido también a uno de los principales problemas sanitarios que afectan a los españoles -la obesidad- y ha hecho un llamamiento a la responsabilidad individual de cada ciudadano.

Un reciente informe de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha revelado que cerca del 40 por ciento de la población española adulta padece sobrepeso y 2 de cada 10 son obesos.

“El gran problema es que no nos sentimos vulnerables, pensamos que vamos a vivir para siempre y que la obesidad no va a provocar ningún problema en nosotros, excepto el estético”, ha explicado Fuster, para quien la obesidad no es un problema de política sanitaria, sino de cada individuo.

Así, ha lamentado que la tendencia sea pensar que siempre es alguien de fuera quien va a resolver nuestros problemas de salud, cuando “las repuestas las tenemos nosotros” y ni siquiera los médicos puesto que -ha recordado- el 90 por ciento de la población no son pacientes.

“Depende de que el ciudadano se dé cuenta, desde el punto de vista educativo, de que la salud es una prioridad y que tome la decisión personal de cuidarse o no cuidarse y esto debe empezar en los niños”, ha asegurado.

En este sentido, se ha remitido a un estudio del CNIC que ha analizado la obesidad en las escuelas españolas y que pone de manifiesto que ésta aumenta en la franja de edad que va desde los 4 a los 8 años.

Educar en salud desde edades tempranas

Por eso, ha incidido en la importancia de comenzar a educar en hábitos saludables -tanto la alimentación, como el ejercicio físico- a edades tempranas. “Nuestra conducta como adultos depende mucho de lo que hemos aprendido entre los 3 y 6 años. Éste es el momento, la ventana de la oportunidad para entrar en la salud en general”.

Educa a tu hijo de la mano de Supernanny
EFE/J.M. Aragón

Y no se trata sólo de educar en la alimentación y la actividad física, sino de dedicar más horas en las escuelas a la salud como prioridad y enseñar cómo funciona el cuerpo desde el punto de vista biológico.

Fuster apuesta por instruir a los niños en cómo controlar sus emociones y prepararlos para cuando, en edades más avanzadas, se les presente el tema del alcohol, del tabaco o de las drogas, porque si esta educación se imparte a edades muy tempranas, tendrá un impacto más importante en los adultos.

“Creo que es un tema educativo, tenemos que educarnos, la salud es una prioridad y hasta que no sepamos esto de una manera absoluta, seguiremos creyendo que somos personas invulnerables, que viviremos para siempre. Éste es el problema fundamental”, ha insistido.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies