Inicio / Blog / “Respira Vida” contra la EPOC

“Respira Vida” contra la EPOC

play “Respira Vida” contra la EPOC

El doctor Julio Ancochea Bermúdez, jefe del Servicio de Neumología del madrileño Hospital Universitario La Princesa, señala que la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) no solo es una patología invalidante, con manifestaciones extrapulmonares frecuentes, sino que conlleva un buen número de comorbilidades asociadas a la propia epoc, al envejecimiento y al tabaquismo.

Con motivo del Día Mundial de la EPOC, el doctor Ancochea, presidente de los médicos gallegos que trabajan en Madrid, @asomega, nos recuerda que “la EPOC es prevenible, que está íntimamente ligada al consumo del tabaco y presenta una alta tasa de prevalencia, a pesar de lo cual mantiene un nivel de infradiagnóstico cercano al 73%… un paradigma dentro de las enfermedades crónicas”.

El profesor Julio Ancochea, director de la Cátedra de Medicina “Respira Vida” de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), que patrocina la farmacéutica Glaxosmithkline (GSK), entrevista en su plató “biblioinformativo” al epidemiólogo Joan B. Soriano, profesor asociado de la UAM e investigador sénior en el Instituto de Investigación (IISP) de su mismo centro hospitalario.

La prevalencia de la EPOC aumenta con la edad y, solo en España, acaba con la vida de 18.000 personas al año… “mata, pero mata lentamente” -dice el doctor Ancochea-, quien subraya que lo hace con tal desapego a la vida que su triste y solapada actuación se ve reflejada en graves repercusiones sanitarias, económicas y sociales.

“Supone un elevado consumo de recursos económicos públicos y privados. Hablamos del 2% de los presupuestos de la Sanidad española, con un gasto aproximado de 3.000 millones de euros al año, el 0,2% del PIB”, especifica.

“La partida más importante de estos gastos corresponde a la hospitalización de un 15% los pacientes, quienes consumen entre el 80% y el 85% de los recursos”, puntualiza.

El doctor Julio Ancochea, uno de los mayores expertos españoles, europeos y mundiales en esta enfermedad respiratoria, causada por el tabaquismo en el 90% de los casos, se pone el traje de periodista y se lanza de nuevo al género de la entrevista con los galones que le dan la experiencia y la necesidad de respirar vida.

¿Qué es la EPOC?

“Siempre es una pregunta difícil de contestar si nos atenemos a su conocimiento en el seno de la sociedad mundial. En España, apenas el 17% de la población sabría decir que EPOC es el acrónimo de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica y que la causa principal de la patología está en el hábito tabáquico, responde para empezar el epidemiólogo J.B. Soriano.

El doctor J.B. Soriano.
El doctor Soriano. EFE/David Talles

Es una enfermedad que consideramos cenicienta, que es poco atractiva, que históricamente no ha contado con grandes avances y tratamientos médicos, y que los mismos pacientes consideran que es autoinfligida.

Cuando me preguntan por la epoc siempre recuerdo la novela histórica “Sinuhé el egipcio“, del finlandés Mika Waltari.

En uno de los pasajes, Sinuhé se encuentra a la vestal Nefer y le pregunta por su nombre. Ella le responde… Nefer, Nefer, Nefer… a lo que Sinuhé cuestiona… ¿por qué dices tu nombre tres veces?… porque si escuchas mi nombre tres veces -aclara- se te quedará grabado en la mente.

Por este motivo, cuando tenemos la oportunidad de hablar de EPOC en los medios de comunicación, tenemos que reiterar la palabra… Epoc, Epoc, Epoc… con el fin de que la población tenga en cuenta esta enfermedad tan prevalente y les suene, al menos igual o al mismo nivel, que otras, como el sida o el alzhéimer”.

¿Cuáles son los síntomas de alerta de la EPOC, sobre todo en pacientes fumadores?

“Los síntomas de la EPOC son insidiosos. En la mayoría de los países es difícil un diagnóstico específico, pero se ha de sospechar ante un paciente que presenta tos, expectoración crónica, que tiene dificultad de respirar -disnea-, o que refleja dolor torácico asociado al humo del tabaco.

Estos síntomas indicarían la oportunidad y la necesidad de realizar una espirometría con prueba broncodilatadora, estudio sencillo, fácil y eficaz que confirma de manera objetiva la existencia de una obstrucción al flujo aéreo. La espirometría diagnostica la EPOC y su gravedad en el paciente”.

¿Cuál es la prevalencia de la EPOC?

“Las cifras son avasalladoras. En España es la cuarta causa de muerte después de la enfermedad coronaria, el alzhéimer y el accidente cerebrovascular. La quinta causa es el cáncer de pulmón. Representa EL 7% de las muertes, es decir, cada diez o quince minutos hay una muerte por EPOC.

En el último estudio disponible EPI-SCAN de 2007, cifras ya un poco antiguas, se identificaba que un 10,2 por ciento de la población fumadora y exfumadora en España padecía epoc, o lo que es lo mismo, 2,1 millones de personas enfermas, más hombres que mujeres (1,5 por 0,5) y alrededor de un 73% de ellas todavía sin diagnosticar.

En el 2018, con la puesta de largo que supondrá del estudio EPI-SCAN 2, mucho más profundo y analítico que el actual, obtendremos datos muy actualizados de la EPOC en España y en todas sus regiones o Comunidades Autónomas, algo muy novedoso en el mundo”.

¿Qué comorbilidades se asocian a la EPOC?

“El pulmón es el órgano humano más resiliente -capacidad de superar traumas- y, en función del humo del tabaco, el más resistente. Los pacientes diagnosticados de EPOC, o no, pueden haber estado fumando 30, 40, 50 o más años de su vida y continuar vivos, sin padecer, incluso, alguna otra enfermedad, como una leucemia a los treinta, un infarto a los cincuenta o un cáncer a los sesenta.

En muchos casos sobreviven con una función pulmonar en valores del 20% de su capacidad total y, de hecho, mueren con EPOC y no por la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Este es uno de los motivos para afirmar que la EPOC es el paradigma de las enfermedades crónicas”.

¿La mujer es más susceptible a padecer EPOC por el humo del tabaco?

“Los estudios indican que las mujeres pueden desarrollar EPOC antes que los hombres. Con una menor exposición al tabaco pueden tener una peor función pulmonar; tienen menos tos y menos expectoración, pero quizás más ahogamiento -disnea-; suelen llegar más tarde a la consulta del médico; y, además, tienen diferencias anatómicas, genéticas y hormonales que condicionan diferentes comorbilidades asociadas a la EPOC.

Por tanto, a igualdad de exposición tabáquica, del número de paquetes de tabaco fumados, probablemente, y después de la menopausia, quede invalidado el factor de protección de los estrógenos. Tienen mayor riesgo de desarrollar epoc y cáncer de pulmón, así como enfermedades cardiovasculares”.

¿Se fuma más o menos después de las leyes antitabaco de 2006 y 2011?

“Nunca podemos bajar la guardia respecto al tabaquismo y aún menos cuando fuman más de 10 millones de personas en España, alrededor del 26% de la población. Los hombres fuman más que las mujeres (29% por 22%).

En la adolescencia y la niñez fuman más las chicas que los chicos. En la horquilla de 15 a 19 años (9%-8%); en la de 10 a 15 años (4,5%-2,5%)… es una situación verdaderamente preocupante, sobre todo cuando un niño se lleva por vez primera un cigarrillo a la boca.

Las Leyes antitabaco, que son muy buenas, limitaron con excelencia el tabaquismo pasivo, al que los no fumadores estamos expuestos. Sin embargo, las nuevas evidencias científicas aconsejan que tengamos que revisar y endurecer las normas antitabaco actuales”.

¿Y qué opinión te merece el cigarrillo electrónico?

“El cigarrillo electrónico es una apuesta de la industria tabaquera como sustitución a la combustión del cigarrillo clásico. Por ejemplo, la multinacional Philip Morris acaba de lanzar un instituto que denomina “Fundación para un mundo libre de humo”, al que me suscribiría sin dudarlo bajo otros condicionantes, y cuyo objetivo es eliminar el tabaco en el mundo en el año 2050.

Ha puesto mil millones de dólares para investigación durante los próximos 11 años, pero vuelve a ser una estrategia de marketing basada en la confusión, como ya hizo la industria del tabaco en el siglo XX con el denominado “Instituto del Tabaco”, cuyos resultados fueron absurdos y solo confundieron a los médicos y mucho más a la población en su conjunto.

La ‘Fundación para un mundo libre de humo’ es más de lo mismo“.

¿Podrías lanzar un mensaje en el Día Mundial de la EPOC?

“Cada noviembre, la OMS y GOLD (Iniciativa Global para la EPOC), además de otros proyectos en favor de respirar aire puro, libre de humo tabáquico, nos recuerdan que hay que luchar contra la EPOC sin descanso. Este año lo hacen bajo el lema “Las muchas caras de la EPOC”.

Cuando yo estudié Medicina me dijeron que la EPOC se identificaba, principalmente, con la siguiente tríada: varón, mayor de 65 años y fumador.

Ahora, debido a esas muchas caras de la epoc, se está feminizando (mayor tasa de mujeres que sufren y mueren por la epoc) y rejuveneciendo (En España, la mitad de los pacientes tienen menos de 65 años y están en edad laboral).

Antes hablábamos de la epoc por enfisema crónico o por bronquitis crónica (soplador rosado o abotargado -hinchado- azul)… hoy tenemos más fenotipos de epoc (metabólico, con síndrome cardiovascular, con osteoporosis, etc.).

En definitiva, que el tratamiento de la epoc se puede individualizar, con la broncodilatación dual como herramienta fundamental del tratamiento, para que los pacientes puedan vivir mucho más y con mejor calidad de vida, llegando a morir con epoc y no por la epoc“, concluye sus respuestas el doctor Joan B. Soriano, investigador, epidemiólogo y experto en la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica.

El doctor Julio Ancochea Bermúdez-efe
El galeno Julio Ancochea. EFE/David Talles

Para el doctor Ancochea, médico gallego de nacimiento y por convicción, “al sistema sanitario en su conjunto le queda mucho camino por recorrer, sobre todo en el terreno del diagnóstico con espirometría de calidad en los centros de atención primaria”.

“Quizá -menciona- la enfermería no ha asumido, de momento, el papel protagonista que le corresponde en la prevención, en el diagnóstico precoz y en la elaboración de los planes de cuidados integrales de los pacientes con EPOC”.

Tenemos que trabajar en la gestión integral por procesos integrados, tanto de la EPOC estable como de la EPOC exacerbada. Lo que implica una continuidad en los distintos cuidados de los pacientes y una coordinación entre atención primaria y especializada, siempre mejorables”, destaca.

Tenemos que potenciar la atención a domicilio y la aplicación de nuevas tecnologías, incluida la telemedicina por subgrupos concretos de pacientes; tenemos que potenciar la colaboración pública con la empresa privada y poner el énfasis en la parte sociosanitaria”, continúa.

Tenemos que promover la investigación y la innovación en la gestión integral de los pacientes… necesitamos que estos pacientes estén comprometidos; que sea un paciente activo, un paciente que recupere sus competencias y habilidades en salud”, afirma.

“Para todo ello la calidad asistencial es clave. Tenemos GESEPOC (Guía Española de la EPOC) o la estrategia GOLD, pero debemos establecer mejores indicadores… medir, medir, y medir estructuras, procesos y resultados”, insiste.

“Este es el propósito fundamental de la Cátedra UAM-GSK… convertir en realidades todos estos objetivos. La Cátedra quiere dar más vida a la vida de los pacientes con EPOC… y busca con ahínco que los enfermos respiratorios crónicos vuelvan a respirar vida”, expone el doctor Julio Ancochea Bermúdez.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies