Inicio / Mujer e infancia / Reproducción asistida: el bebé más deseado

Reproducción asistida: el bebé más deseado

Las técnicas de reproducción asistida aumentan casi un 90% las posibilidades de embarazo, de hecho, la mitad de las parejas lo consigue por fecundación in vitro. La técnica avanza y ayuda a la ciencia en sus propósitos, aunque la edad de la mujer corre en su contra

Array ( [0] => 98930 )
Reproducción asistida: el bebé más deseado
EFE/ Jeffrey Arguedas

La sociedad actual, la incorporación de la mujer al mercado laboral ha hecho que se haya retrasado la edad media en la que las parejas intentan un embarazo. “La edad de máxima reproducción para la mujer es de los 20 a los 25 años, luego empiezan a caer esas posibilidades de embarazo; la caída más potente es a partir de los 35 años y cae bruscamente a partir de los 40 años”, afirma la doctora Elena Carrillo de Albornoz, jefa de Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Ruber Internacional.

  • ¿Cuáles son los principales problemas que tienen las parejas para no concebir?

Clásicamente, existe un 50 por ciento de causas masculinas y femeninas. El factor edad es un factor intrínseco en sí, de la mujer sobre todo; ha aumentado el porcentaje de causas maternas pero por el factor edad absoluto.

Cuando las parejas de edad avanzada buscan el embarazo tienen que hacer dos cosas: primero, no esperar a ese año que aconsejamos si no te quedas embarazado para consultar, sino esperar sólo seis meses para consultar a un profesional y acudir rápidamente para tratar de poner solución al tema.

  • ¿Qué técnicas de reproducción asistida existen y cuál es su tasa de éxito?

La inseminación consiste en preparar la muestra de semen y en consulta introducirla dentro del útero de la mujer. Para ello necesitamos una muestra de semen apta para la inseminación y que las trompas estén permeables porque es allí donde se va a unir ese óvulo con el espermatozoide.

La tasa de embarazo es del 15% y hacemos un máximo de dos o tres ciclos de inseminación.

El otro gran grupo representa el 75 – 80% de las técnicas de reproducción asistida:

La fecundación in vitro que consiste en estimular la ovulación a la mujer para tener más de un folículo; vamos haciendo controles ecográficos y analíticos para ver que van creciendo. Cuando tienen el tamaño adecuado, con una pequeña sedación los extraemos por vía vaginal y de ellos extraemos el líquido folicular.

De dicho líquido, las biólogas seleccionan los óvulos que tenemos y los clasifican. Le pedimos al varón la muestra de semen o el semen de donante y en el laboratorio unimos los óvulos con los espermatozoides. Al día siguiente tenemos embriones y al tercer o quinto día pasamos esos embriones al interior del útero. En ese tercer día, podemos pasar los embriones o podemos biopsiarlos; en ese caso, al quinto día elegiremos el embrión que esté sano.

En esto consiste la fecundación in vitro con o sin diagnóstico genético preimplantatorio. La tasa de embarazo depende de la edad pero estamos en un 52% de media.

El otro gran proceso es el de la donación de óvulos. Se hace también por fecundación in vitro lo que ocurre es que los óvulos son de una donante joven menor de 35 años, normalmente son menores de 30 y la tasa de embarazo es del 63%.

  • Este proceso engloba a muchas especialidades de la medicina. ¿Cómo se organiza?

El proceso está dirigido por el ginecólogo especialista en reproducción asistida. Hacemos el estudio básico de la pareja, tanto de la mujer como del varón. En el caso de que en el varón encontremos alguna alteración que fundamentalmente es en el estudio del semen, se lo mandamos al andrólogo; hacemos el estudio básico de la mujer y dependiendo de lo que vayamos encontrando vemos si tienen que participar otra serie de especialistas.

Una vez que está el proceso estudiado y se ha recurrido a los especialistas que precise el caso, un papel fundamental es el del laboratorio de reproducción donde se procesan las muestras de semen y se prepara el mismo para las inseminaciones. El laboratorio de fecundación in vitro recibe los gametos, los óvulos después de la extracción y es donde se realiza todo el proceso de microinyecciones espermáticas y tratamiento de los embriones.

Si hay que hacer esta biopsia embrionaria se realiza en el laboratorio; es llevada a cabo por las embriólogas, en nuestro caso, biólogas especializadas en reproducción y quienes hacen posible que tengamos esos embriones y se mantengan en el mejor estado posible. Luego, será el ginecólogo quien haga la transferencia en el útero del mejor embrión que hayamos podido obtener en el laboratorio.

  •  ¿Es posible evitar alteraciones genéticas con estos métodos?

Hablamos del diagnóstico genético preimplantatorio, una técnica que consiste en someter a la pareja a un proceso de fecundación in vitro; cuando tenemos en laboratorio los embriones se pueden biopsiar, analizar una o dos células del embrión y detectar si tiene alguna alteración cromosómica. Si ya sabemos que esa pareja es portadora de alguna enfermedad podemos ir a buscar esa enfermedad en concreto; podemos hacer un screening (selección) de la dotación cromosómica de ese embrión, pero cuando vamos a buscar algún tipo de enfermedad que es portadora la familia tenemos que ir a buscar ese alteración en concreto.

El embrión que se detecte que está sano, es el que se le implanta a la mujer. Si el test sale positivo sabríamos que no es portador de esa enfermedad.

  • ¿Cuáles son las cifras de solicitud de este tipo de ayudas en nuestro país?

España tiene un alto grado de parejas que solicitan estas técnicas de reproducción asistida. Tenemos un tipo de ley de reproducción muy permisiva y protectora con las donaciones de gametos en cuanto a que da mucha privacidad y protege jurídicamente a los padres receptores de esos gametos. Vienen muchas parejas de fuera a solicitar técnicas de ovodonación y donación de semen.

  • ¿Las cifras de esterilidad son altas en España?

Actualmente se estima que un 15% de las parejas en edad reproductiva tiene problemas de esterilidad y, aunque cada vez se consulta más el porcentaje de parejas que llegan a consultar y a ponerse en manos del especialista, continúa siendo baja, alrededor de un 30% de esas parejas finalizan los tratamientos. En ese recorrido hay veces que se abandona, se siente uno fracasado y no tiene fuerzas para continuar.

  • Nos recomienda, en caso de parejas de más edad, acudir a los seis meses al especialista y no esperar un año. Pero..¿cuándo acudimos realmente?

Normalmente, hay dos tipos de parejas que consultan: unas, las que consultan por primera vez y normalmente en el medio en el que nos encontramos son pacientes de nuestras consultas generales que acuden porque no se consigue el embarazo; en esos casos, la verdad, no llevan mucho tiempo porque es misión del ginecólogo general el informar a las pacientes en la revisión.

Hay otras parejas que vienen de fuera y han tenido más dificultades para poder consultar y en esas hay medias de tres, cuatro años fácilmente.

  • ¿Y mujeres sin pareja que quieren abordar la maternidad solas?

Sí, cada vez hay más mujeres solas que ven que no forman un proyecto familiar y reproductivo y deciden afrontar la maternidad sin pareja. El problema con este grupo es que muchas veces esperan y esperan y viene a la consulta con 40, 40 y tantos años; son conscientes de que acaba el periodo reproductivo y deciden seguir el camino ellas solas; ahí tenemos el problema de que el reloj biológico va en contra de ellas.

  • ¿Existe una edad legal para acudir en España a las técnicas de reproducción asistida?

No como tal, pero la ley dice que los gametos y los embriones deberán conservarse hasta el final de la edad reproductiva de la mujer y como tal se considera la menopausia que en España la media son los 50 años. Por eso, de manera común, sin estar escrito en ningún sitio la gran mayoría de los centros de reproducción de España tenemos esa edad como tope para admitir a los pacientes en los programas de reproducción asistida.

.-Efesalud

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies