Inicio / Psicología y bienestar / ¿Quién acude a las consultas de psicología?

¿Quién acude a las consultas de psicología?

Más mujeres que hombres; los jóvenes, cada vez más; los problemas de niños y adolescentes representan el 30 por ciento; las dificultades de pareja, laborales, de conducta y de ansiedad, sin trastornos patológicos, han aumentado en los últimos años. ¿Y en que meses se inician más terapias? En enero y septiembre

Otras noticias

¿Quién acude a las consultas de psicología?
EFE/Fernando Alvarado

Hay un cambio de paradigma desde hace unos años en las visitas y consultas que la gente hace a los psicólogos. Si tradicionalmente se acudía a estos profesionales de la salud por trastornos patológicos, en la actualidad no es necesario sentirse enfermo para poner en marcha esta decisión.

Un alto porcentaje de las personas que acuden pueden considerarse “normales” y solicitan ayuda no tanto para curarse porque estén enfermos, sino para superar las dificultades que se les presentan en su vida diaria y cotidiana.

EFEsalud ha hablado con Silvia Álava, del Centro de Psicología Álava Reyes, donde en 2015 se atendieron casi 2.500 consultas.

La psicóloga Silvia Álava. Foto cedida por la especialista.
La psicóloga Silvia Álava. Foto cedida por la especialista.

Silvia recorre con nosotros la ruta del perfil de las personas que acuden y los problemas y dificultades que les llevan allí.

Más las mujeres que los hombres, en una proporción 70 a 30. “Este dato -dice Silvia Álava- no solo refleja en nuestras consultas, sino que está avalado por la literatura científica”.

“Acuden más las mujeres, pero ellas están más acostumbradas a pedir ayuda cuando algo se escapa de su control o tienen ansiedad, depresión o tristeza”, añade.

¿En los últimos años cómo ha evolucionado la demanda de asistencia psicológica?

Ha bajado la media de edad, desde hace unos ocho años es habitual ver gente joven, de entre 20 y 35 años; suponen el 37 por ciento de las consultas. En personas del entorno de 30 años detectamos mucha autoexigencia y poca tolerancia a la frustración.

Y los niños y adolescentes son el 30 por ciento de las visitas, que también han aumentado. Acuden más por dificultades de conducta que por problemas de aprendizaje,  además de los casos de psicología clínica infanto-juvenil.

¿Y el perfil de las visitas?

El perfil es de mayor normalidad. Antes abundaban mas los casos en los que había un problema de salud mental o una patología, estos siguen teniendo un diagnóstico claro, y lógicamente siguen acudiendo, y contamos con psiquiatras en el Centtro; pero ahora viene gente sin un diagnóstico de enfermedad, que quieren mejorar y trabajar aspectos como educar bien, las emociones, las habilidades sociales o, por ejemplo, no gritar.

¿Cuáles son los problemas que más se abordan?

Una pareja celebra el Día de San Valentín en México. Efesalud.com
EFE/MARIO GUZMÁN

La ansiedad se ha multiplicado en psicología y también en atención primaria. La depresión es frecuente.

Las terapias de pareja son la cuarta parte de todas nuestras actuaciones, y los tratamientos los solicitan más hombres que mujeres.

Los problemas laborales se han multiplicado, cada vez hay más. No son problemas de “no se que hacer en el trabajo, o de corte técnico, son problemas relacionados con las habilidades y competencias emocionales, estrés, relaciones con los compañeros o con el jefe. Hay que trabajar la asertividad y la comunicación. Se vive todo de forma muy intensa y personal”.

¿En qué época del año hay más consultas?

En enero y septiembre, son dos momentos en los que aumenta la proactividad con carácter general, en el arranque de nuevas etapas o nuevos ritmos; son los puntos altos.

Terapias eficaces y compromiso de la persona afectada

Silvia Álava explica que en el Centro apuestas por las terapias eficaces y efectivas, sin estar años averiguando cuál es el problema, sino buscando una mejora y una solución lo antes posible.

“Nosotros les guiamos, les explicamos como funcionan sus emociones, cómo regularlas, qué técnicas y estrategias usar de forma práctica, pero les insistimos en que una variable fundamental es su colaboración, implicación y compromiso. No solo queremos aliviarles, queremos darles una salida a su problema”, expone Silvia.

Una mujer junto a dos niñas en la primera jornada del curso escolar. Efesalud.com
EFE/ Raúl Caro.

Según Silvia Álava, en casos de ansiedad pueden producirse mejorías claras en un plazo de tres meses; y en casos de anomalías en la conducta de niños o miedos, en pocas sesiones.

“Cada vez acuden padres con niños más pequeños; si antes era a los 4 años, ahora lo hacen padres con niños que tienen meses, con problemas de sueño o comida; o por ansiedad de los propios padres, que no se relajan en el cuidad de sus pequeños hijos. Y hay niños con dificultades de conducta desde los dos años”, completa.

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies