Inicio / EFE Salud recomienda / Que no te quiten el sueño

Que no te quiten el sueño

Para dormir bien es indispensable tener la conciencia tranquila. El médico Eduard Estivill, experto en el sueño y autor de fama, se dirige ahora a los adultos con consejos útiles para que incluso la crisis le deje pegar ojo. EFEsalud ha hablado con él

Que no te quiten el sueño
EFE/ Juan Carlos Hidalgo

El estrés laboral, el jet lag, los trabajos nocturnos o a turnos e incluso las situaciones de acoso en la oficina provocan alteraciones del sueño, pero también tener un bebé en casa, las prisas, la mala alimentación, el tabaco, la adicción a las nuevas tecnologías o la situación económica actual.

“Como decían nuestros abuelos, la mejor manera de conciliar el sueño es tener la conciencia tranquila. Si logramos despejar de nuestro cerebro todos los problemas y dudas, podremos dormir mejor”, señala Estivill a EFEsalud.

Para ser los perfectos durmientes, este especialista en neurofisiología y pediatría, autor además del best seller “Duérmete Niño”,  ha publicado recientemente una guía práctica para que los adultos digan adiós al insomnio.

En “Que no te quiten el sueño” (editorial Planeta), el doctor Eduard Estivill recuerda la importancia de los hábitos de dormir que nos enseñaron de pequeños (comer, asearnos, relajarnos y dormir), puesto que un buen descanso debe basarse en una buena higiene del sueño.

La higiene del sueño: consejos prácticos

  •  Unos horarios regulares, tanto a la hora de irnos a dormir como a la hora de despertarnos.
  • El lugar es importante y el dormitorio no debe estar recargado de objetos ni decorado con colores estimulantes.
  • No es recomendable tener aparatos electrónicos en el dormitorio y si se tienen apagarlos totalmente.
  • Controlar la luz el ruido y la temperatura de donde dormimos, por ello es recomendable el uso de tapones, cortinas gruesas y persianas, ventanas de doble cristal, el uso de antifaces si es necesario, colocar alfombras en el suelo o corcho en las paredes para aislar.
  • Dejar el trabajo en la oficina y no vincular el hogar con esta actividad para poder desconectar y que cuerpo y mente se acostumbren a vincular horario de descanso con hogar.
  • El ejercicio suave es beneficioso unas cuantas horas antes de ir a dormir porque tiene un efecto excitante.
  • Una cena ligera dos horas antes de ir a la cama y tomar alimentos como ensaladas, pasta o frutas como el plátano.
  • No beber mucho antes de ir a dormir para evitar despertarnos para ir al baño.
  • Evitar las discusiones antes de ir a la cama.
  • No tomar cafeína por la tarde.
  • Apagar el móvil y el ordenador unas horas antes de ir a dormir.
  • Tomar una infusión tranquilamente para relajarnos o un baño.
  • Realizar una actividad que nos guste y que no tenga que ver con nuestro trabajo habitual.
  • Una siesta, mejor en el sofá que en la cama, de 20 minutos entre las dos y las cuatro de la tarde.
  • El colchón y la almohada son fundamentales, por ello se deben probar antes de comprarse porque por ejemplo las personas altas y que pesan más necesitan una cama blanda mientras que las delgadas una más dura.
  • La mejor hora para practicar sexo es aquella en la que no haya sueño pendiente porque mientras que el hombre después del orgasmo se relaja y puede dormirse con facilidad, en la mujer se mantiene el alto estímulo durante más rato.

Los afectados

A la hora de conciliar el sueño, según el doctor hay ciertos grupos profesionales más afectados: unos por los desordenes de horario que sufren (trabajadores nocturnos o con turnos) y otros por el estrés que generan sus actividades.

“Los trabajadores nocturnos son el grupo de mayor riesgo a tener alteraciones del sueño, porque si obligamos a dormir al cerebro cuando el quiere estar despierto, el órgano se revela y no descansa igual”, asegura el experto.

Algunos trucos que pueden ayudar a los “nocturnos” son por ejemplo procurar tener mucha luz en el trabajo para simular el día; cuando acabe la jornada laboral si ya hay luz diurna es recomendable utilizar gafas de sol profundas y por último es esencial dormir con antifaz y tapones para que nada distraiga el sueño.

Por otro lado, los soldados, los pilotos comerciales, los fotógrafos y cámaras de televisión o los taxistas son los más estresados y los que pueden tener más problemas para dormir, según cuenta Estivill en su nuevo libro.

Que no te quiten el sueño” también dedica un capítulo especial al insomnio de las mujeres, más afectadas por este problema, sobre todo durante la menstruación, el último trimestre del embarazo o en la menopausia.

Consecuencias del mal dormir

Según este experto un reposo de baja calidad reiterado puede tener consecuencias nefastas y provocar, como está comprobado, accidentes de tráfico, pero también un envejecimiento más rápido, puesto que la piel se regenera en las fases profundas del sueño.

Además una falta de sueño aumenta el riesgo de infarto, favorece el incremento de peso y crea problemas de concentración, entre otros.

“El sueño es un taller donde reparamos y restauramos todo lo que hemos gastado durante el día, por esto es la función más importante que realizamos a lo largo de nuestra vida“, afirma Estivill.

 

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies