Inicio / Estética / Papada y bolsas de ojos, principales complejos en los hombres

Papada y bolsas de ojos, principales complejos en los hombres

El doble mentón o la papada constituyen una de las principales preocupaciones estéticas de los varones, es algo que les molesta y además les acompleja. Las bolsas de ojos tampoco son ajenas a ese malestar. Myriam Yébenes nos explica los factores que dan lugar a su aparición y nos desvela algunos detalles para combatirlas

Otras noticias

Papada y bolsas de ojos, principales complejos en los hombres
Combo realizado para Efesalud.com

Myriam Yébenes, hija de la conocida esteticista Maribel Yébenes, acaba de elaborar un manual de estilos de vida, de recetas, consejos y técnicas de cosmética titulado “Cómo gustarte y gustar”. En este libro recoge todo lo que su madre le ha ido enseñando desde que era pequeña hasta la actualidad.

Aunque la mayoría de los consejos que recoge van dirigidos al sector femenino, a los hombres también les gusta cuidarse.

A muchos varones les preocupa la calvicie o los “kilitos de más”. Pero esta lista no finaliza ahí.

En una entrevista con EFEsalud, Yébenes nos desvela que a los hombres les preocupa también la aparición de la papada y de las bolsas de ojos.

Consejos para prevenir la papada

Según la experta, “la papada o doble mentón puede deberse tanto a la flacidez como a la grasa que se pueda llegar a acumular en esa zona”. Estos son algunos de los métodos y técnicas que recomienda seguir para prevenirla y combatirla:

  • Cremas: Hay determinados ingredientes que están enfocados a disolver la grasa y que además ayudan a reafirmar y tensar esa piel. Pequeños detalles como limpiar y tonificar el escote y cuello pueden evitar la salida de la papada. Recuerda que si no tienes la piel limpia antes de aplicar las cremas no llegan a ser tan eficaces porque no penetran de una forma tan profunda.
  • Postura: Nos pasamos el día mirando el móvil, a la tablet, a los aparatos de música y no nos damos cuenta de que permanecer en esa postura durante mucho tiempo al día, a la larga, puede pasarnos factura. La principal recomendación es intentar mantener el cuello lo más erguido posible para evitar que se nos marquen esas arrugas y la zona de grasa.
  • Ejercicios faciales: Igual que podemos ir al gimnasio para tonificar nuestro cuerpo con el uso de pesas, también existen una serie de ejercicios faciales que nos permiten trabajar la musculatura de la cara.

Según apunta Myriam Yébenes, lo ideal es prevenir la papada desde que somos jóvenes mediante las pautas citadas o realizando algún tratamiento de cabina de forma puntual.

Si se siguen estas instrucciones, “cuando lleguemos a los 50-60 años no vamos a necesitar tantos tratamientos porque habremos impedido la aparición de esa flacidez o papada”, matiza.

En el caso de que no hayamos podido evitar la salida del doble mentón siempre existen diversos tratamientos de cabina que pueden ayudar a combatir este tipo de problema:

  1. Mesoterapia lipolítica: Se utiliza para disolver la grasa.
  2. Mesoterapia con silicio: Reafirma la piel e impide que ese óvalo de nuestro mentón se desdibuje.
  3. Radiofrecuencias: Las hay de varios tipos (unipolares, bipolares, octopolares…) y son capaces de combatir tanto la grasa como la flacidez.

¿Cómo podemos combatir las bolsas de ojos?

Las bolsas de ojos es otro de los temas estéticos que acompleja tanto a hombres como mujeres, aunque parece ser que predomina más en el caso de los hombres.

Yébenes explica que para saber cómo tratar las bolsas, hay que identificar su tipología. Según la experta existen tres tipos:

  1. Bolsas de grasa: Son las más complicadas. Normalmente, la única solución para eliminarlas suele ser mediante operación.
  2. Bolsas acuosas: Suelen ser las derivadas por malos hábitos y retención de líquidos.
  3. Bolsas mixtas: Tienen un poco de grasa y según nuestros hábitos tendrán una cantidad mayor o menor de agua.

Para detectar cuál es el tipo de bolsa que nos afecta, la especialista recomienda observar durante una semana qué ocurre con esas bolsas. El mejor momento del día para contemplar esos cambios es por las mañanas.

“Si siempre tienes el mismo nivel de bolsa serían de grasa, si por el contrario, unos días aumentan y otros disminuyen son mixtas pero si nunca tienes nada y aparecen de repente son derivadas de los estilos de vida y de retención de líquidos“, explica la esteticista.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies