ESCLEROSIS MÚLTIPLE

Un nuevo fármaco evita el tratamiento continuo al 70% de afectados de esclerosis múltiple

Un nuevo medicamento para la esclerosis múltiple, basado en el principio activo alemtuzumab, permite sustituir el actual tratamiento permanente y continuo por solo dos dosis en dos años, por lo que el 70 % de los afectados no necesitará más fármacos

Un nuevo fármaco evita el tratamiento continuo al 70% de afectados de esclerosis múltiple

Este tratamiento retrasa las recaídas y mejora la disfunción neurólogica, según dos estudios sobre la repercusión del medicamento en la esclerosis múltiple.

Estos resultados han sido presentados por el jefe del Servicio de Neurología de los hospitales universitarios Regional de Málaga y Virgen de la Victoria de Málaga, Óscar Fernández; por el jefe del Servicio de Neuroinmunología del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, Xavier Montalban, y por el director de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Universitario Virgen de Macarena de Sevilla, Guillermo Izquierdo.

El medicamento, que la farmacéutica Genzyme comercializa como “Lemtrada”, supondrá una nueva respuesta para pacientes con manifestaciones clínicas de una enfermedad que afecta a 45.000 personas en España, según ha explicado Salvador García, director médico de este laboratorio.

Cada año se producen 2.300 nuevos casos de esclerosis múltiple, patología crónica del sistema nervioso que provoca trastornos motores y sensitivos.

En pacientes con estas dificultades, frente a los tratamientos diarios y semanales, el alemtuzumab se les administra por vía intravenosa durante cinco días, en una primera fase, y durante tres, doce meses después.

Acto de solidaridad contra la esclerosis múltiple/EFE/Miguel Toña

Tras estas dos dosis, cerca de tres cuartas partes de los pacientes no necesitarán nuevos fármacos, debido a la capacidad del anticuerpo monoclonal para bloquear las células vinculadas a la enfermedad y regenerar el sistema inmunológico.

Esta acción permite retrasar las tasas de recaídas anuales, de 3 a 7 años en los pacientes nuevos, y de 2 a 4 años en casos en los que ya se había utilizado otro fármaco.

Según los estudios, en la Escala Ampliada del Estado de Discapacidad (EDSS) de Kurtzke, que evalúa la condición neurológica entre 0 y 1, el doctor Fernández ha explicado que, por ejemplo, si se diagnóstica el paciente en un nivel dos, el nuevo fármaco puede reducir su disfunción en 0,75 puntos.

Ello no ocurre siempre, y cuando sucede, “no decimos que están curados sino que están libres de la actividad de la enfermedad”, ha apuntado por su parte el doctor Guillermo Izquierdo.

Estos efectos positivos se han comprobado en pacientes con la enfermedad activa y “cuanto antes mejor, pues no somos buenos en frenarla en épocas tardías”, ha indicado el doctor Montalbán.

En todo caso, el director médico de Genzyme ha mostrado su esperanza por los nuevos resultados, pero también prudencia, por ser un medicamento sujeto a seguimiento y notificaciones de los profesionales, para aumentar la información sobre su seguridad.

imagen

Los niños de San Rafael

El Hospital San Rafael de Madrid inauguró a finales de 2013 la nueva decoración de su cuarta planta de hospitalización pediátrica. Surgió entonces la idea de instalar pizarras en cada una de las puertas de las habitaciones, donde cada niño o niña pudiera customizar su entorno y dar rienda suelta a su imaginación y creatividad con el fin de enviar mensajes positivos a todos los profesionales, familiares, amigos y otros pacientes que compartieran in situ su experiencia hospitalaria.

El Hospital San Rafael de Madrid inauguró a finales de 2013 la nueva decoración de su cuarta planta de hospitalización pediátrica. Surgió entonces la idea de instalar pizarras en cada una de las puertas de las habitaciones, donde cada niño o niña pudiera customizar su entorno y dar rienda suelta a su imaginación y creatividad con el fin de enviar mensajes positivos a todos los profesionales, familiares, amigos y otros pacientes que compartieran in situ su experiencia hospitalaria.

Este tratamiento retrasa las recaídas y mejora la disfunción neurólogica, según dos estudios sobre la repercusión del medicamento en la esclerosis múltiple.

Estos resultados han sido presentados por el jefe del Servicio de Neurología de los hospitales universitarios Regional de Málaga y Virgen de la Victoria de Málaga, Óscar Fernández; por el jefe del Servicio de Neuroinmunología del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, Xavier Montalban, y por el director de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Universitario Virgen de Macarena de Sevilla, Guillermo Izquierdo.

El medicamento, que la farmacéutica Genzyme comercializa como “Lemtrada”, supondrá una nueva respuesta para pacientes con manifestaciones clínicas de una enfermedad que afecta a 45.000 personas en España, según ha explicado Salvador García, director médico de este laboratorio.

Cada año se producen 2.300 nuevos casos de esclerosis múltiple, patología crónica del sistema nervioso que provoca trastornos motores y sensitivos.

En pacientes con estas dificultades, frente a los tratamientos diarios y semanales, el alemtuzumab se les administra por vía intravenosa durante cinco días, en una primera fase, y durante tres, doce meses después.

Acto de solidaridad contra la esclerosis múltiple/EFE/Miguel Toña

Tras estas dos dosis, cerca de tres cuartas partes de los pacientes no necesitarán nuevos fármacos, debido a la capacidad del anticuerpo monoclonal para bloquear las células vinculadas a la enfermedad y regenerar el sistema inmunológico.

Esta acción permite retrasar las tasas de recaídas anuales, de 3 a 7 años en los pacientes nuevos, y de 2 a 4 años en casos en los que ya se había utilizado otro fármaco.

Según los estudios, en la Escala Ampliada del Estado de Discapacidad (EDSS) de Kurtzke, que evalúa la condición neurológica entre 0 y 1, el doctor Fernández ha explicado que, por ejemplo, si se diagnóstica el paciente en un nivel dos, el nuevo fármaco puede reducir su disfunción en 0,75 puntos.

Ello no ocurre siempre, y cuando sucede, “no decimos que están curados sino que están libres de la actividad de la enfermedad”, ha apuntado por su parte el doctor Guillermo Izquierdo.

Estos efectos positivos se han comprobado en pacientes con la enfermedad activa y “cuanto antes mejor, pues no somos buenos en frenarla en épocas tardías”, ha indicado el doctor Montalbán.

En todo caso, el director médico de Genzyme ha mostrado su esperanza por los nuevos resultados, pero también prudencia, por ser un medicamento sujeto a seguimiento y notificaciones de los profesionales, para aumentar la información sobre su seguridad.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?