bienestar

Relajando el cuello

El dolor cervical, que afecta a la zona de la nuca y las vértebras cervicales, a menudo se acompaña de rigidez en el cuello y dificultad de movimiento y puede provocar entumecimiento, hormigueo o debilidad en el brazo o la mano. Los dispositivos móviles y el estilo de vida están detrás de esas dolencias del cuello

Otras noticias

Almohadilla de viaje Ostrichpillow Go. Foto: Banana Things/ STUDIO BANANAAlmohadilla de viaje Ostrichpillow Go. Foto: Banana Things/ STUDIO BANANA

Este trastorno, también llamado cervicalgia, es una de las dolencias más comunes, debido al actual estilo de vida que combina grandes dosis de sedentarismo, estrés y malas posturas.

“Una de las causas u orígenes posturales del dolor de cuello es el empleo de las “ya no tan nuevas” tecnologías, explica a Efe el orientador en salud y doctor en quiropráctica, Ata Pouramini.

El doctor en quiropráctica Ata Pouramini. Foto cedida

“El hecho de que los teléfonos móviles, tabletas y ordenadores se hayan convertido en las herramientas de trabajo fundamentales nos obliga a mantener en el tiempo ciertas posturas en el cuello, sobre todo en el caso de los dispositivos móviles”, señala.

Al usar estos aparatos “vamos agachados y, en ocasiones, en movimiento”, asegura Pouramini.

Explica que el peso que soportan nuestras cervicales mientras escribimos un texto en el móvil mirando hacia abajo supone un esfuerzo similar al que realizaríamos si tuviéramos que llevar colgando de nuestra espalda a un niño de 8 años.

“Por otro lado, el cuello no se libra del dolor que producen otros elementos como tacones, mochilas o malas posturas al sentarnos en el coche o nuestra silla de trabajo”, señala.

“También el ‘sitting’ o pasar en la misma postura en el trabajo muchas hora sentados produce cargas en los músculos de la zona cervical”, recalca Pouramini.

Las universidades investigan cómo afecta al cuello el uso de las nuevas tecnologías, tanto para diseñar nuevos dispositivos que no produzcan molestias cervicales, como para recomendar la manera más saludable para su uso.

Dispositivos a prueba de tensión muscular

La Universidad del Sarre, en la ciudad de Saarbrücken,  en Alemania, ha desarrollado un sistema que simula los movimientos que efectúan los usuarios al trabajar con la computadora, enviar mensajes con el teléfono móvil, jugar con la videoconsola o utilizar una tableta electrónica, los cuales puede provocar rigidez en el cuello y tensión en los hombros.

Sistema de la Universidad de Sarre que simula los movimientos generados por el uso de dispositivos móviles.
Foto: Oliver Dietze/Universidad de Sarre.

El objetivo es identificar aquellos gestos que ocasionan una tensión innecesaria en el cuerpo y aprovechar esta información para desarrollar nuevos aparatos cuyo diseño y funcionamiento contribuyan a evitar o reducir los problemas en la zona cervical y las extremidades, según esta universidad.

El investigador Myroslav Bachynskyi y su equipo han desarrollado un sistema que consta de un traje equipado con elementos ópticos que emiten luz, cuando la persona que lo viste realiza una secuencia de movimientos, como los de mover los brazos para jugar a los videojuegos.

Las luces de los indicadores, situados en puntos clave, son registradas por cámaras que captan la forma en que se mueven las articulaciones y músculos de los usuarios; esos movimientos se proyectan en un modelo del cuerpo humano y un programa informático los analiza para establecer los puntos donde hay tensión, activación y fatiga, explican fuentes de esta universidad.

Cómo enviar mensajes que “no duelan”

Por su parte, la ergonomista Ewa Gustafsson, de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, está investigando como afecta a nuestra zona cervical la forma en que utilizamos el teléfono celular, y como usarlo mejor para escribir.

Según Gustafsson,  es bastante conocido que la redacción y el envío de mensajes de texto por medio del móvil puede provocar dolor en los pulgares de mano, pero se sabe menos sobre los efectos de esta práctica en el cuello de los usuarios.

Un estudio con jóvenes adultos mostró, según la experta, que la mitad de los usuarios de móviles sufren síntomas indicativos de problemas en su cuello, brazos o manos, debido a su forma de escribir los mensajes.

Para escribir mensajes de texto sin autoprovocarse dolor, esta ergonomista recomienda “variar la posición en que se está sentado en vez de mantenerla durante un lapso prolongado; apoyarse en el respaldo de la silla; dejar reposar los antebrazos sobre el escritorio o los muslos; usar ambos pulgares para escribir y darles descanso tras un mensaje largo; no doblar la espalda durante mucho tiempo; y evitar escribir demasiado rápido.

Un masajeador o una almohadilla ergonómica

Además, algunas compañías han desarrollado productos destinados a mejorar el bienestar del cuello y ahorrar dolores y molestias a esta zona clave del cuerpo humano.

La firma Team Start Living (TSL) de Miami (EEUU) ha creado un masajeador portátil para cuello y hombros que, según sus promotores, logra aliviar la tensión y el dolor en estas partes de la anatomía y ayuda a mejorar su postura en solo diez minutos, y que puede utilizarse en la casa, el hotel, la oficina o incluso en un vehículo cuando no se conduce.

La firma Team Start Living (TSL) de Miami (EEUU) ha creado un masajeador portátil para cuello y hombros. Foto: Team Start Living

Solo hace falta acostarse boca arriba, sobre una cama, alfombrilla o sofá, descansar el cuello sobre el masajeador C-Rest (similar a una almohadilla con forma de cola de pez espada) y mover la cabeza de lado a lado, permitiendo que sus protuberancias en forma de aletas y semiesféricas, masajeen los músculos extensores y ligamentos del cuello, según su fabricante.

Por su parte, Banana Things (BT), división del centro creativo Studio Banana, ha diseñado un prototipo de almohada de viaje ergonómica que proporciona el máximo confort y soporte a todos los tamaños de cuello.

Según esta firma,  el secreto de la comodidad única de este elemento es el núcleo de material viscoelástico que lleva en su interior, hecho con espuma de alta sensibilidad, con una capa protectora de tela de algodón a su alrededor y que lleva una funda extraíble y lavable de tela elástica agradable al tacto.

Consejos para un cuello relajado

Para evitar y aliviar el dolor de cuello, Ata Pouramini recomienda:

  • Al viajar sentado en tren, autocar o avión varía el movimiento del cuerpo y no pases demasiado tiempo con el cuello girado mirando hacia la ventanilla o con una pierna sobre la otra.
  • Utiliza una buena silla ergonómica si se trabaja sentado.
  • Aprende a sentarse bien: con los brazos a la altura de la mesa y los pies en el suelo, y si es necesario utiliza un reposapiés.
  • Evita manipular los dispositivos móviles en movimiento.
  • Camina erguido con los hombros rectos y en un ángulo de 90 grados con el cuello.
  • Estira el cuello y la espalda todos los días con sencillas tablas que se encuentran en Internet, dando importancia a los movimientos rotatorios del cuello.
  • Limita el uso de tacones, en el caso de las mujeres.
Etiquetado con: , ,
Publicado en: Psicología y bienestar

Los niños de San Rafael

El Hospital San Rafael de Madrid inauguró a finales de 2013 la nueva decoración de su cuarta planta de hospitalización pediátrica. Surgió entonces la idea de instalar pizarras en cada una de las puertas de las habitaciones, donde cada niño o niña pudiera customizar su entorno y dar rienda suelta a su imaginación y creatividad con el fin de enviar mensajes positivos a todos los profesionales, familiares, amigos y otros pacientes que compartieran in situ su experiencia hospitalaria.

El Hospital San Rafael de Madrid inauguró a finales de 2013 la nueva decoración de su cuarta planta de hospitalización pediátrica. Surgió entonces la idea de instalar pizarras en cada una de las puertas de las habitaciones, donde cada niño o niña pudiera customizar su entorno y dar rienda suelta a su imaginación y creatividad con el fin de enviar mensajes positivos a todos los profesionales, familiares, amigos y otros pacientes que compartieran in situ su experiencia hospitalaria.

El día a día de Elmo y Ari -banner psicología y bienestar-

El día a día de Elmo y Ari -banner psicología y bienestar-
salud_gif_300x90

Este trastorno, también llamado cervicalgia, es una de las dolencias más comunes, debido al actual estilo de vida que combina grandes dosis de sedentarismo, estrés y malas posturas.

“Una de las causas u orígenes posturales del dolor de cuello es el empleo de las “ya no tan nuevas” tecnologías, explica a Efe el orientador en salud y doctor en quiropráctica, Ata Pouramini.

El doctor en quiropráctica Ata Pouramini. Foto cedida

“El hecho de que los teléfonos móviles, tabletas y ordenadores se hayan convertido en las herramientas de trabajo fundamentales nos obliga a mantener en el tiempo ciertas posturas en el cuello, sobre todo en el caso de los dispositivos móviles”, señala.

Al usar estos aparatos “vamos agachados y, en ocasiones, en movimiento”, asegura Pouramini.

Explica que el peso que soportan nuestras cervicales mientras escribimos un texto en el móvil mirando hacia abajo supone un esfuerzo similar al que realizaríamos si tuviéramos que llevar colgando de nuestra espalda a un niño de 8 años.

“Por otro lado, el cuello no se libra del dolor que producen otros elementos como tacones, mochilas o malas posturas al sentarnos en el coche o nuestra silla de trabajo”, señala.

“También el ‘sitting’ o pasar en la misma postura en el trabajo muchas hora sentados produce cargas en los músculos de la zona cervical”, recalca Pouramini.

Las universidades investigan cómo afecta al cuello el uso de las nuevas tecnologías, tanto para diseñar nuevos dispositivos que no produzcan molestias cervicales, como para recomendar la manera más saludable para su uso.

Dispositivos a prueba de tensión muscular

La Universidad del Sarre, en la ciudad de Saarbrücken,  en Alemania, ha desarrollado un sistema que simula los movimientos que efectúan los usuarios al trabajar con la computadora, enviar mensajes con el teléfono móvil, jugar con la videoconsola o utilizar una tableta electrónica, los cuales puede provocar rigidez en el cuello y tensión en los hombros.

Sistema de la Universidad de Sarre que simula los movimientos generados por el uso de dispositivos móviles.
Foto: Oliver Dietze/Universidad de Sarre.

El objetivo es identificar aquellos gestos que ocasionan una tensión innecesaria en el cuerpo y aprovechar esta información para desarrollar nuevos aparatos cuyo diseño y funcionamiento contribuyan a evitar o reducir los problemas en la zona cervical y las extremidades, según esta universidad.

El investigador Myroslav Bachynskyi y su equipo han desarrollado un sistema que consta de un traje equipado con elementos ópticos que emiten luz, cuando la persona que lo viste realiza una secuencia de movimientos, como los de mover los brazos para jugar a los videojuegos.

Las luces de los indicadores, situados en puntos clave, son registradas por cámaras que captan la forma en que se mueven las articulaciones y músculos de los usuarios; esos movimientos se proyectan en un modelo del cuerpo humano y un programa informático los analiza para establecer los puntos donde hay tensión, activación y fatiga, explican fuentes de esta universidad.

Cómo enviar mensajes que “no duelan”

Por su parte, la ergonomista Ewa Gustafsson, de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, está investigando como afecta a nuestra zona cervical la forma en que utilizamos el teléfono celular, y como usarlo mejor para escribir.

Según Gustafsson,  es bastante conocido que la redacción y el envío de mensajes de texto por medio del móvil puede provocar dolor en los pulgares de mano, pero se sabe menos sobre los efectos de esta práctica en el cuello de los usuarios.

Un estudio con jóvenes adultos mostró, según la experta, que la mitad de los usuarios de móviles sufren síntomas indicativos de problemas en su cuello, brazos o manos, debido a su forma de escribir los mensajes.

Para escribir mensajes de texto sin autoprovocarse dolor, esta ergonomista recomienda “variar la posición en que se está sentado en vez de mantenerla durante un lapso prolongado; apoyarse en el respaldo de la silla; dejar reposar los antebrazos sobre el escritorio o los muslos; usar ambos pulgares para escribir y darles descanso tras un mensaje largo; no doblar la espalda durante mucho tiempo; y evitar escribir demasiado rápido.

Un masajeador o una almohadilla ergonómica

Además, algunas compañías han desarrollado productos destinados a mejorar el bienestar del cuello y ahorrar dolores y molestias a esta zona clave del cuerpo humano.

La firma Team Start Living (TSL) de Miami (EEUU) ha creado un masajeador portátil para cuello y hombros que, según sus promotores, logra aliviar la tensión y el dolor en estas partes de la anatomía y ayuda a mejorar su postura en solo diez minutos, y que puede utilizarse en la casa, el hotel, la oficina o incluso en un vehículo cuando no se conduce.

La firma Team Start Living (TSL) de Miami (EEUU) ha creado un masajeador portátil para cuello y hombros. Foto: Team Start Living

Solo hace falta acostarse boca arriba, sobre una cama, alfombrilla o sofá, descansar el cuello sobre el masajeador C-Rest (similar a una almohadilla con forma de cola de pez espada) y mover la cabeza de lado a lado, permitiendo que sus protuberancias en forma de aletas y semiesféricas, masajeen los músculos extensores y ligamentos del cuello, según su fabricante.

Por su parte, Banana Things (BT), división del centro creativo Studio Banana, ha diseñado un prototipo de almohada de viaje ergonómica que proporciona el máximo confort y soporte a todos los tamaños de cuello.

Según esta firma,  el secreto de la comodidad única de este elemento es el núcleo de material viscoelástico que lleva en su interior, hecho con espuma de alta sensibilidad, con una capa protectora de tela de algodón a su alrededor y que lleva una funda extraíble y lavable de tela elástica agradable al tacto.

Consejos para un cuello relajado

Para evitar y aliviar el dolor de cuello, Ata Pouramini recomienda:

  • Al viajar sentado en tren, autocar o avión varía el movimiento del cuerpo y no pases demasiado tiempo con el cuello girado mirando hacia la ventanilla o con una pierna sobre la otra.
  • Utiliza una buena silla ergonómica si se trabaja sentado.
  • Aprende a sentarse bien: con los brazos a la altura de la mesa y los pies en el suelo, y si es necesario utiliza un reposapiés.
  • Evita manipular los dispositivos móviles en movimiento.
  • Camina erguido con los hombros rectos y en un ángulo de 90 grados con el cuello.
  • Estira el cuello y la espalda todos los días con sencillas tablas que se encuentran en Internet, dando importancia a los movimientos rotatorios del cuello.
  • Limita el uso de tacones, en el caso de las mujeres.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?