CONSEJOS

Protegerse del sol los primeros 18 años reduce en un 78% el riesgo de cáncer

Utilizar un fotoprotector adecuado durante los primeros 18 años de vida puede reducir hasta un 78% el riesgo de cáncer cutáneo en la edad adulta, advierte la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap)

EFE/Jaro MuñozEFE/Jaro Muñoz

Éste es uno de los consejos de los facultativos que, ante la llegada del verano, han hecho un llamamiento a los padres para que inculquen hábitos saludables en sus hijos y eviten así los riesgos para su salud que tradicionalmente se asocian con estas fechas.

Los niños rubios, de ojos azules y con piel clara son los que precisan una fotoprotección más alta, han precisado los expertos quienes recuerdan que los efectos de los rayos ultravioleta aumentan por el viento y las propiedades reflectoras de la superficie del suelo.

La arena refleja entre un 10% y un 25% de estos rayos, por lo que la exposición de los bañistas es especialmente intensa.

Los pediatras apuntan que el efecto cancerígeno de las radiaciones solares es acumulativo y que las quemaduras solares repetidas, que son tan frecuentes en la infancia, se relacionan con el desarrollo posterior de tumores cutáneos.

La asociación manifiesta que es necesario fomentar la colaboración mediante campañas escolares y comunitarias que promuevan la prevención de la exposición excesiva a la radiación UV.

Se ha demostrado que todas las prácticas sanas que evitan o minimizan la exposición solar, que favorecen el uso de fotoprotectores, ropa protectora y gafas, deben comenzar lo antes posible en los niños para que se conviertan en algo habitual.

De hecho, los médicos destacan que los comportamientos que se adquieren de forma temprana tienden a perdurar durante toda la vida con mayor intensidad que los adquiridos tardíamente.

Cuidado con el agua

En cuanto a los ahogamientos, frecuentes en estas fechas, precisan que suponen el 8 % la mortalidad infantil en este periodo, especialmente en niños menores de 5 años y en varones adolescentes, y consideran que podría disminuir su incidencia si se inicia el aprendizaje de la natación en torno a los 4 años.

En los adolescentes aumenta el peligro de ahogamiento y las lesiones relacionadas con el agua cuando se asocia el efecto del alcohol, lo que lleva consigo una valoración deficiente de los riesgos, apuntan.

…Y con el golpe de calor

Los expertos destacan que para evitar el golpe de calor y las posibles deshidrataciones es aconsejable incrementar el consumo de agua en los meses cálidos.

Y hacen hincapié además en que nunca se debe dejar a los niños en los coches, ya que es una causa importante de fallecimiento por hipertermia -golpe de calor-.

Sobre la comida, los pediatras recomiendan para prevenir intoxicaciones o infecciones intestinales, tomar productos recién preparados, refrigerar comidas si se van a transportar a la playa, beber agua embotellada y evitar alimentos con huevos que se deterioren con facilidad.

Las medidas básicas de higiene como lavado frecuente de manos y el lavado de verduras y frutas son la pauta más eficaz y económica para evitar infecciones, concluyen los doctores.

Etiquetado con: , , , , ,
Publicado en: Mujer e infancia

Esp.Informat_CáncerMama_Botón

Cáncer de mama

Los niños de San Rafael

El Hospital San Rafael de Madrid inauguró a finales de 2013 la nueva decoración de su cuarta planta de hospitalización pediátrica. Surgió entonces la idea de instalar pizarras en cada una de las puertas de las habitaciones, donde cada niño o niña pudiera customizar su entorno y dar rienda suelta a su imaginación y creatividad con el fin de enviar mensajes positivos a todos los profesionales, familiares, amigos y otros pacientes que compartieran in situ su experiencia hospitalaria.

El Hospital San Rafael de Madrid inauguró a finales de 2013 la nueva decoración de su cuarta planta de hospitalización pediátrica. Surgió entonces la idea de instalar pizarras en cada una de las puertas de las habitaciones, donde cada niño o niña pudiera customizar su entorno y dar rienda suelta a su imaginación y creatividad con el fin de enviar mensajes positivos a todos los profesionales, familiares, amigos y otros pacientes que compartieran in situ su experiencia hospitalaria.

Éste es uno de los consejos de los facultativos que, ante la llegada del verano, han hecho un llamamiento a los padres para que inculquen hábitos saludables en sus hijos y eviten así los riesgos para su salud que tradicionalmente se asocian con estas fechas.

Los niños rubios, de ojos azules y con piel clara son los que precisan una fotoprotección más alta, han precisado los expertos quienes recuerdan que los efectos de los rayos ultravioleta aumentan por el viento y las propiedades reflectoras de la superficie del suelo.

La arena refleja entre un 10% y un 25% de estos rayos, por lo que la exposición de los bañistas es especialmente intensa.

Los pediatras apuntan que el efecto cancerígeno de las radiaciones solares es acumulativo y que las quemaduras solares repetidas, que son tan frecuentes en la infancia, se relacionan con el desarrollo posterior de tumores cutáneos.

La asociación manifiesta que es necesario fomentar la colaboración mediante campañas escolares y comunitarias que promuevan la prevención de la exposición excesiva a la radiación UV.

Se ha demostrado que todas las prácticas sanas que evitan o minimizan la exposición solar, que favorecen el uso de fotoprotectores, ropa protectora y gafas, deben comenzar lo antes posible en los niños para que se conviertan en algo habitual.

De hecho, los médicos destacan que los comportamientos que se adquieren de forma temprana tienden a perdurar durante toda la vida con mayor intensidad que los adquiridos tardíamente.

Cuidado con el agua

En cuanto a los ahogamientos, frecuentes en estas fechas, precisan que suponen el 8 % la mortalidad infantil en este periodo, especialmente en niños menores de 5 años y en varones adolescentes, y consideran que podría disminuir su incidencia si se inicia el aprendizaje de la natación en torno a los 4 años.

En los adolescentes aumenta el peligro de ahogamiento y las lesiones relacionadas con el agua cuando se asocia el efecto del alcohol, lo que lleva consigo una valoración deficiente de los riesgos, apuntan.

…Y con el golpe de calor

Los expertos destacan que para evitar el golpe de calor y las posibles deshidrataciones es aconsejable incrementar el consumo de agua en los meses cálidos.

Y hacen hincapié además en que nunca se debe dejar a los niños en los coches, ya que es una causa importante de fallecimiento por hipertermia -golpe de calor-.

Sobre la comida, los pediatras recomiendan para prevenir intoxicaciones o infecciones intestinales, tomar productos recién preparados, refrigerar comidas si se van a transportar a la playa, beber agua embotellada y evitar alimentos con huevos que se deterioren con facilidad.

Las medidas básicas de higiene como lavado frecuente de manos y el lavado de verduras y frutas son la pauta más eficaz y económica para evitar infecciones, concluyen los doctores.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?