vacunas

Los médicos niegan que las vacunas causen autismo

La Organización Médica Colegial (OMC) y la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) lamentan que se difundan informaciones que “trivializan la información científica y médica” y aseguran que las vacunas no causan autismo, son seguras y salvan miles de vidas

Otras noticias

Enfermera. fototeca alvaro
nazEnfermera. fototeca alvaro naz

Con esta contundencia se han referido la OMC y la AEPap a los recientes comentarios vertidos por el periodista Javier Cárdenas en un programa de radio, en el que relacionó el uso de las vacunas con al aumento del autismo.

Los pediatras han calificado estos comentarios de “irresponsabilidad e ignorancia” por confundir a la población y poner en peligro las coberturas vacunales y han lamentado que estos “bulos” puedan llevar a algunos padres a plantearse no vacunar a sus hijos, con el riesgo que conlleva no hacerlo.

Por su parte la Organización Médica Colegial ha condenado que se “malinterpreten y descontextualicen informes que crean alarma y ponen en cuestión intervenciones clínicas o de salud pública cuya efectividad está perfectamente establecida”.

También ha rechazado que se difundan actividades y productos “presuntamente sanadores” que confunden a los ciudadanos y pueden tener fatales consecuencias para los pacientes.

Vacunas

Infografía de la AEV distribuída durante el seminario de vacunas. Imagen cedida

Ante esta situación, la OMC ha destacado que las vacunas no causan autismo y atribuye el origen de “ese bulo” a un médico británico, al que se retiró la licencia en 1998 bajo la acusación de de “actuar de forma deshonesta e irresponsable”.

Además de recalcar que “no hay ninguna epidemia de autismo”, ha resaltado que las vacunas son seguras, no contienen mercurio y, cada año salvan millones de vidas en el mundo.

“Se trata de medicamentos esenciales que hay que utilizar adecuadamente” ha subrayado la OMC, que ha anunciado que seguirá denunciando “con firmeza” las situaciones que “conlleven mensajes equívocos y faltos de evidencia científica sobre salud y que supongan un riesgo sobre la población general”.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Profesionales

imagen

imagen

Los niños de San Rafael

El Hospital San Rafael de Madrid inauguró a finales de 2013 la nueva decoración de su cuarta planta de hospitalización pediátrica. Surgió entonces la idea de instalar pizarras en cada una de las puertas de las habitaciones, donde cada niño o niña pudiera customizar su entorno y dar rienda suelta a su imaginación y creatividad con el fin de enviar mensajes positivos a todos los profesionales, familiares, amigos y otros pacientes que compartieran in situ su experiencia hospitalaria.

El Hospital San Rafael de Madrid inauguró a finales de 2013 la nueva decoración de su cuarta planta de hospitalización pediátrica. Surgió entonces la idea de instalar pizarras en cada una de las puertas de las habitaciones, donde cada niño o niña pudiera customizar su entorno y dar rienda suelta a su imaginación y creatividad con el fin de enviar mensajes positivos a todos los profesionales, familiares, amigos y otros pacientes que compartieran in situ su experiencia hospitalaria.
salud_gif_300x90

Con esta contundencia se han referido la OMC y la AEPap a los recientes comentarios vertidos por el periodista Javier Cárdenas en un programa de radio, en el que relacionó el uso de las vacunas con al aumento del autismo.

Los pediatras han calificado estos comentarios de “irresponsabilidad e ignorancia” por confundir a la población y poner en peligro las coberturas vacunales y han lamentado que estos “bulos” puedan llevar a algunos padres a plantearse no vacunar a sus hijos, con el riesgo que conlleva no hacerlo.

Por su parte la Organización Médica Colegial ha condenado que se “malinterpreten y descontextualicen informes que crean alarma y ponen en cuestión intervenciones clínicas o de salud pública cuya efectividad está perfectamente establecida”.

También ha rechazado que se difundan actividades y productos “presuntamente sanadores” que confunden a los ciudadanos y pueden tener fatales consecuencias para los pacientes.

Vacunas

Infografía de la AEV distribuída durante el seminario de vacunas. Imagen cedida

Ante esta situación, la OMC ha destacado que las vacunas no causan autismo y atribuye el origen de “ese bulo” a un médico británico, al que se retiró la licencia en 1998 bajo la acusación de de “actuar de forma deshonesta e irresponsable”.

Además de recalcar que “no hay ninguna epidemia de autismo”, ha resaltado que las vacunas son seguras, no contienen mercurio y, cada año salvan millones de vidas en el mundo.

“Se trata de medicamentos esenciales que hay que utilizar adecuadamente” ha subrayado la OMC, que ha anunciado que seguirá denunciando “con firmeza” las situaciones que “conlleven mensajes equívocos y faltos de evidencia científica sobre salud y que supongan un riesgo sobre la población general”.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?