UÑAS

Manicuras saludables

Pequeñas pinceladas de color cubren nuestras uñas por una cuestión estética pero ahora, además, los nuevos esmaltes y cosméticos se ocupan también de su salud. El concepto de “nail bar” neoyorquino se extiende por las calles españolas para el cuidado de sus manos y pies

Foto cedida por Mi Calle de Nueva York.Foto cedida por Mi Calle de Nueva York.

¿Qué le parecería lucir unas uñas perfectas, brillantes y sanas, como recién hechas durante dos semanas? Si a esto le añadimos además una hidratación de cutículas y piel, tenemos una exclusiva combinación  pensada para la mujer urbana que valora su tiempo y salud.

El nail bar madrileño “Mi calle de Nueva York (MCNY)”,   ofrece entre su selecta carta de tratamientos este ritual de belleza para las adictas a lucir unas uñas impecables.

  Los “nails bar”  son salones de belleza especializados en manicuras y pedicuras donde además el cliente se puede relajar en un ambiente sofisticado mientras se toma un té o cualquier otra consumición.

“Combinamos bienestar, salud y belleza, en una atmósfera elegante y con un servicio impecable. Eso es wellness para Mi Calle de Nueva York”, afirma Álvaro Rincón, responsable de prensa del centro.

Nail Bar MCNY. Foto cedida por Mi Calle de Nueva York.

Primero un esmaltado permanente seguido de un baño de leche de almendras para nutrir las cutículas. Luego una exfoliación y una mascarilla iluminadora para terminar el tratamiento con un masaje. Así mima “MCNY” sus manos al tiempo que cuida y respeta el medio ambiente, ya que muchos de sus productos son ecológicos.

 

Productos más naturales

“Le Parisien Nails Bar Valencia” también sabe lo que sus uñas necesitan, por eso ofrecen esmaltes “bio” que incorporan un 85% de ingredientes naturales a base de pulpa de madera, algodón, patata o trigo que reemplazan los disolventes químicos.

“Estas lacas preservan la vitalidad de la uña respetando su ciclo de renovación natural consiguiendo unas uñas cuidadas, menos agredidas y quebradizas, una cosmética responsable y de alta calidad”, asegura Teba Gil, directora del salón.

Foto cedida por Le Parisien Nails Bar Valencia.

En Le Parisien podrá encontrar también una amplia gama de productos para el cuidado específico de cada tipo de uña: débiles, deshidratadas, pigmentadas, además del primer esmalte semipermanente del mercado, un producto que también ofrece “Mi calle de Nueva York”.

Según Gil, este revolucionario pintaúñas dura como un gel pero se aplica como un esmalte que resiste unos quince días en manos y un mes en los pies. “Un producto libre de derivados del petróleo, sin olor y que fortalece las uñas y las hace más resistentes”, añade.

 

El doctor opina

El dermatólogo Juan José Vilata, catedrático de la Facultad de Medicina de Valencia y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), explica que las lacas no tienen porque dañar las uñas, aunque los quitaesmaltes sí pueden hacerlo con el tiempo porque son abrasivos y alteran la brillantez.

Por otra parte, el doctor Vilata advierte de la importancia de la cutícula y de los peligros de eliminarla. “Muchas peluquerías y centros de belleza acostumbran extraer la cutícula, sin embargo en este mismo acto se puede introducir un microorganismo que produce una inflamación periungueal”, explica.

Según Vilata, para mantener unas uñas sanas y bonitas es necesario una buena alimentación, lavarse las manos con agua y jabón todos los días, evitar el tabaco porque pigmenta las uñas y acudir al dermatólogo en cuanto se observe en ellas alguna alteración de color o forma.

En cuanto a la moda de secar el esmalte de uñas con lámparas UVA, para un pintado semipermanente, el dermatólogo afirma que favorecen a la larga la incidencia de cáncer de piel en los dedos.

“Los rayos UVA ayudan a la aparición de cáncer de piel porque favorece el fotoenvejecimiento y de este proceso se pasa a la cancerización que puede darse en las partes laterales de los dedos”, asegura el especialista.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Estética

Esp.Informat_CáncerMama_Botón

Cáncer de mama

Los niños de San Rafael

El Hospital San Rafael de Madrid inauguró a finales de 2013 la nueva decoración de su cuarta planta de hospitalización pediátrica. Surgió entonces la idea de instalar pizarras en cada una de las puertas de las habitaciones, donde cada niño o niña pudiera customizar su entorno y dar rienda suelta a su imaginación y creatividad con el fin de enviar mensajes positivos a todos los profesionales, familiares, amigos y otros pacientes que compartieran in situ su experiencia hospitalaria.

El Hospital San Rafael de Madrid inauguró a finales de 2013 la nueva decoración de su cuarta planta de hospitalización pediátrica. Surgió entonces la idea de instalar pizarras en cada una de las puertas de las habitaciones, donde cada niño o niña pudiera customizar su entorno y dar rienda suelta a su imaginación y creatividad con el fin de enviar mensajes positivos a todos los profesionales, familiares, amigos y otros pacientes que compartieran in situ su experiencia hospitalaria.

¿Qué le parecería lucir unas uñas perfectas, brillantes y sanas, como recién hechas durante dos semanas? Si a esto le añadimos además una hidratación de cutículas y piel, tenemos una exclusiva combinación  pensada para la mujer urbana que valora su tiempo y salud.

El nail bar madrileño “Mi calle de Nueva York (MCNY)”,   ofrece entre su selecta carta de tratamientos este ritual de belleza para las adictas a lucir unas uñas impecables.

  Los “nails bar”  son salones de belleza especializados en manicuras y pedicuras donde además el cliente se puede relajar en un ambiente sofisticado mientras se toma un té o cualquier otra consumición.

“Combinamos bienestar, salud y belleza, en una atmósfera elegante y con un servicio impecable. Eso es wellness para Mi Calle de Nueva York”, afirma Álvaro Rincón, responsable de prensa del centro.

Nail Bar MCNY. Foto cedida por Mi Calle de Nueva York.

Primero un esmaltado permanente seguido de un baño de leche de almendras para nutrir las cutículas. Luego una exfoliación y una mascarilla iluminadora para terminar el tratamiento con un masaje. Así mima “MCNY” sus manos al tiempo que cuida y respeta el medio ambiente, ya que muchos de sus productos son ecológicos.

 

Productos más naturales

“Le Parisien Nails Bar Valencia” también sabe lo que sus uñas necesitan, por eso ofrecen esmaltes “bio” que incorporan un 85% de ingredientes naturales a base de pulpa de madera, algodón, patata o trigo que reemplazan los disolventes químicos.

“Estas lacas preservan la vitalidad de la uña respetando su ciclo de renovación natural consiguiendo unas uñas cuidadas, menos agredidas y quebradizas, una cosmética responsable y de alta calidad”, asegura Teba Gil, directora del salón.

Foto cedida por Le Parisien Nails Bar Valencia.

En Le Parisien podrá encontrar también una amplia gama de productos para el cuidado específico de cada tipo de uña: débiles, deshidratadas, pigmentadas, además del primer esmalte semipermanente del mercado, un producto que también ofrece “Mi calle de Nueva York”.

Según Gil, este revolucionario pintaúñas dura como un gel pero se aplica como un esmalte que resiste unos quince días en manos y un mes en los pies. “Un producto libre de derivados del petróleo, sin olor y que fortalece las uñas y las hace más resistentes”, añade.

 

El doctor opina

El dermatólogo Juan José Vilata, catedrático de la Facultad de Medicina de Valencia y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), explica que las lacas no tienen porque dañar las uñas, aunque los quitaesmaltes sí pueden hacerlo con el tiempo porque son abrasivos y alteran la brillantez.

Por otra parte, el doctor Vilata advierte de la importancia de la cutícula y de los peligros de eliminarla. “Muchas peluquerías y centros de belleza acostumbran extraer la cutícula, sin embargo en este mismo acto se puede introducir un microorganismo que produce una inflamación periungueal”, explica.

Según Vilata, para mantener unas uñas sanas y bonitas es necesario una buena alimentación, lavarse las manos con agua y jabón todos los días, evitar el tabaco porque pigmenta las uñas y acudir al dermatólogo en cuanto se observe en ellas alguna alteración de color o forma.

En cuanto a la moda de secar el esmalte de uñas con lámparas UVA, para un pintado semipermanente, el dermatólogo afirma que favorecen a la larga la incidencia de cáncer de piel en los dedos.

“Los rayos UVA ayudan a la aparición de cáncer de piel porque favorece el fotoenvejecimiento y de este proceso se pasa a la cancerización que puede darse en las partes laterales de los dedos”, asegura el especialista.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?