NUTRICIÓN INFANTIL

La importancia de la nutrición en la edad escolar

La edad escolar es un período crucial, de máximo desarrollo intelectual y físico. Anabel Aragón ofrece pautas y consejos para que en esta etapa de consoliden hábitos alimentarios en los pequeños que se mantengan toda la vida.

Otras noticias

EFE/Angel DíazEFE/Angel Díaz

A partir del tercer o cuarto año de vida los niños experimentan un crecimiento continuo durante una etapa bastante larga: la edad escolar.

La edad escolar es un período crucial, de máximo desarrollo intelectual y físico. Se distingue por una importante maduración. Los niños adquieren en ella grados de autonomía en diferentes aspectos. Entre ellos por supuesto la alimentación. Es capaz de comer solo aunque al principio necesita ayuda para algunas cosas como cortar con cuchillo o masticar sin dificultad. Es una etapa en la que empieza a consolidar la diversidad de alimentos en la dieta y la adaptación progresiva a la alimentación del adulto.

La nutricionista de Nestlé Anabel Aragón habla sobre la nutrición en la edad escolar. Efesalud.com

La nutricionista Anabel Aragón/Foto facilitada por Nestlé

Es fundamental que el niño incorpore unos buenos hábitos en el entorno familiar aunque las guarderías y los colegios también son un marco muy adecuado para transmitir y reforzar esta educación, señala Anabel Aragón, responsable de Nutrición y Salud de Nestlé, quien  desarrolla una serie de recomendaciones y consejos.

Pautas a seguir y cumplir 

  • Cinco comidas al día
  • Desayunar antes de salir de casa
  • Incluir frutas y verduras a diario en la dieta del niño
  • Incorporar alimentos ricos en fibra como cereales integrales y legumbres
  • Si el niño come en el colegio, tenlo en cuenta y planifica y completa la cena de forma equilibrada

Nutrición durante la edad escolar. Recomendaciones 

  • Fomenta el consumo de frutas, verduras y hortalizas
  • Provoca un aporte de leche y derivados. Mínimo de unos 500 mililitros al día
  • Aporta proteínas de origen animal y vegetal
  • Potencia el consumo de legumbres y de pescados
  • Cuida que las raciones de carne no sean demasiado generosas
  • Impulsa el aceite de oliva frente a cualquier otra grasa como mantequilla o margarina
  • Evitar el exceso de sal
  • Limita el consumo de azúcar; caramelos, golosinas, bebidas azucaradas muy ocasionalmente
  • Toma agua como bebida principal

Otros consejos

Para la celebración de cumpleaños típicas en edad escolar, Anabel Aragón aconseja alimentos como frutos secos, garbanzos tostados o bocadillitos, mejor que caramelos o pasteles, que suele ser lo más común.

Es importante ofrecer los alimentos de una forma muy atractiva. Por ejemplo, tomates rellenos de carne, de atún, de pollo, con bolitas de mozzarella. Zanahorias y otras hortalizas con forma de palillitos con piña con kiwi. Fruta cortada haciendo dibujos.

Trastornos alimentarios en la edad escolar: el niño que no come

EFE/Javier Cebollada

Es importante recordar que en edad escolar no hay que forzar al niño a comer, ni castigarle si no ingiere todo lo que se le pone, ya que reforzaría una conducta negativa

No hay que disgustarse cuando el niño se muestra inapetente, ni ponerse nervioso. Es normal que haya una disminución del apetito en comparación con el período de lactante. En ocasiones existe dificultad para masticar o tragar algunos alimento como la carne.

Siempre hay que emplear distintos tipos de presentaciones y de cocciones para un mismo alimento.

Consejos sobre raciones en edad escolar

Se ha observado que los niños comen más cantidad de la que es recomendable en función a su edad. Para gestionar esta situación lo que debemos hacer es servir en platos más pequeños a los niños, una cantidad más reducida. Si cuando acaba sigue teniendo más hambre dependiendo de la situación fisiológica del niño se le puede servir un poco más.

Recordemos que está científicamente demostrado que si ofrecemos más, la tendencia es que coma más. Es muy importante, sobre todo, en familias con tendencia al sobrepeso.

Solemos pedir a los niños que no dejen nada en el plato pero es importante escuchar las señales de saciedad de nuestros hijos. No hay que forzarlos a terminar si se sienten llenos.

Para lograr que sepan reconocer cuando tienen bastante, es recomendable que coman despacio y sin distracciones como la televisión. Tienen que comer de manera consciente porque sino no les llega al cerebro la señal de que están saciados.

Comer en familia 

Se ha demostrado que cuantas más comidas se comparten en familia en edad escolar más probabilidades tienen los pequeños de adquirir buenos hábitos alimentarios que después les van a acompañar durante toda la vida.

Acercar vuestros horarios. Hay que intentar adelantar la hora de la cena a las 8 de la tarde. Para nuestra cultura esta hora puede parecer un pronto pero de hecho es la hora fisiológica ideal. Hace aproximadamente unas seis horas que almorzaste y además das mas tiempo a tu cuerpo para que haga la digestión antes de acostarte.

Hacer cenas un poco más infantiles. Hay que ir introduciendo de vez en cuando nuevas recetas para que las vayan probando y habituando su paladar a distintos sabores. Si no les gusta a la primera no hay que desistir. Tampoco no hay que ponerse nervioso.

Recetas divertidas para niños en edad escolar

Cubo “rubik” de fruta y queso fresco/Foto cedida por Scolarest

Hay que servir algún plato de ensalada o de verdurita muy vistoso en el centro de la mesa. Esto les crea curiosidad. Ven que no se les está imponiendo y al final acaban picando.

Darles alguna responsabilidad alrededor de la comida como poner o quitar la mesa. Encargarse de llevar el agua o los postres.

Cocina al menos una vez por semana una receta con ellos. Implicarles en la elaboración hacen que se interesen más por la comida. Que se sientan protagonistas y aprendan a escuchar y conversar. Apaga el televisor y los móviles.

L@s niñ@s de San Rafael

La salud de l@s niñ@s de San Rafael dibujada con tiza y pensada con el corazón.
salud_gif_300x90

A partir del tercer o cuarto año de vida los niños experimentan un crecimiento continuo durante una etapa bastante larga: la edad escolar.

La edad escolar es un período crucial, de máximo desarrollo intelectual y físico. Se distingue por una importante maduración. Los niños adquieren en ella grados de autonomía en diferentes aspectos. Entre ellos por supuesto la alimentación. Es capaz de comer solo aunque al principio necesita ayuda para algunas cosas como cortar con cuchillo o masticar sin dificultad. Es una etapa en la que empieza a consolidar la diversidad de alimentos en la dieta y la adaptación progresiva a la alimentación del adulto.

La nutricionista de Nestlé Anabel Aragón habla sobre la nutrición en la edad escolar. Efesalud.com

La nutricionista Anabel Aragón/Foto facilitada por Nestlé

Es fundamental que el niño incorpore unos buenos hábitos en el entorno familiar aunque las guarderías y los colegios también son un marco muy adecuado para transmitir y reforzar esta educación, señala Anabel Aragón, responsable de Nutrición y Salud de Nestlé, quien  desarrolla una serie de recomendaciones y consejos.

Pautas a seguir y cumplir 

  • Cinco comidas al día
  • Desayunar antes de salir de casa
  • Incluir frutas y verduras a diario en la dieta del niño
  • Incorporar alimentos ricos en fibra como cereales integrales y legumbres
  • Si el niño come en el colegio, tenlo en cuenta y planifica y completa la cena de forma equilibrada

Nutrición durante la edad escolar. Recomendaciones 

  • Fomenta el consumo de frutas, verduras y hortalizas
  • Provoca un aporte de leche y derivados. Mínimo de unos 500 mililitros al día
  • Aporta proteínas de origen animal y vegetal
  • Potencia el consumo de legumbres y de pescados
  • Cuida que las raciones de carne no sean demasiado generosas
  • Impulsa el aceite de oliva frente a cualquier otra grasa como mantequilla o margarina
  • Evitar el exceso de sal
  • Limita el consumo de azúcar; caramelos, golosinas, bebidas azucaradas muy ocasionalmente
  • Toma agua como bebida principal

Otros consejos

Para la celebración de cumpleaños típicas en edad escolar, Anabel Aragón aconseja alimentos como frutos secos, garbanzos tostados o bocadillitos, mejor que caramelos o pasteles, que suele ser lo más común.

Es importante ofrecer los alimentos de una forma muy atractiva. Por ejemplo, tomates rellenos de carne, de atún, de pollo, con bolitas de mozzarella. Zanahorias y otras hortalizas con forma de palillitos con piña con kiwi. Fruta cortada haciendo dibujos.

Trastornos alimentarios en la edad escolar: el niño que no come

EFE/Javier Cebollada

Es importante recordar que en edad escolar no hay que forzar al niño a comer, ni castigarle si no ingiere todo lo que se le pone, ya que reforzaría una conducta negativa

No hay que disgustarse cuando el niño se muestra inapetente, ni ponerse nervioso. Es normal que haya una disminución del apetito en comparación con el período de lactante. En ocasiones existe dificultad para masticar o tragar algunos alimento como la carne.

Siempre hay que emplear distintos tipos de presentaciones y de cocciones para un mismo alimento.

Consejos sobre raciones en edad escolar

Se ha observado que los niños comen más cantidad de la que es recomendable en función a su edad. Para gestionar esta situación lo que debemos hacer es servir en platos más pequeños a los niños, una cantidad más reducida. Si cuando acaba sigue teniendo más hambre dependiendo de la situación fisiológica del niño se le puede servir un poco más.

Recordemos que está científicamente demostrado que si ofrecemos más, la tendencia es que coma más. Es muy importante, sobre todo, en familias con tendencia al sobrepeso.

Solemos pedir a los niños que no dejen nada en el plato pero es importante escuchar las señales de saciedad de nuestros hijos. No hay que forzarlos a terminar si se sienten llenos.

Para lograr que sepan reconocer cuando tienen bastante, es recomendable que coman despacio y sin distracciones como la televisión. Tienen que comer de manera consciente porque sino no les llega al cerebro la señal de que están saciados.

Comer en familia 

Se ha demostrado que cuantas más comidas se comparten en familia en edad escolar más probabilidades tienen los pequeños de adquirir buenos hábitos alimentarios que después les van a acompañar durante toda la vida.

Acercar vuestros horarios. Hay que intentar adelantar la hora de la cena a las 8 de la tarde. Para nuestra cultura esta hora puede parecer un pronto pero de hecho es la hora fisiológica ideal. Hace aproximadamente unas seis horas que almorzaste y además das mas tiempo a tu cuerpo para que haga la digestión antes de acostarte.

Hacer cenas un poco más infantiles. Hay que ir introduciendo de vez en cuando nuevas recetas para que las vayan probando y habituando su paladar a distintos sabores. Si no les gusta a la primera no hay que desistir. Tampoco no hay que ponerse nervioso.

Recetas divertidas para niños en edad escolar

Cubo “rubik” de fruta y queso fresco/Foto cedida por Scolarest

Hay que servir algún plato de ensalada o de verdurita muy vistoso en el centro de la mesa. Esto les crea curiosidad. Ven que no se les está imponiendo y al final acaban picando.

Darles alguna responsabilidad alrededor de la comida como poner o quitar la mesa. Encargarse de llevar el agua o los postres.

Cocina al menos una vez por semana una receta con ellos. Implicarles en la elaboración hacen que se interesen más por la comida. Que se sientan protagonistas y aprendan a escuchar y conversar. Apaga el televisor y los móviles.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?