• EBOLA AFRICA (Ampliación)Detectan el virus del Ebola en semen 3 meses después de superar los síntomas
  • (Avance) EBOLA AFRICADetectan el virus del Ebola en semen 3 meses después de superar los síntomas
  • ACCIDENTE LABORALLos dos heridos en la almazara de Toledo están en la UCI, uno muy grave
  • ANA MATOPiden a Rajoy que corrija las políticas sociales tras la dimisión de Ana Mato
  • CHINA TABACOPekín prohíbe fumar en espacios públicos cerrados desde junio de 2015
  • SALUD ÉBOLABecerreá comprobará hoy si es válido el nombramiento de Teresa Romero
  • FERIA BELLEZAMadrid Beauty Days, belleza y bienestar al alcance del consumidor
  • EEUU DEFENSAObama agradece militares en el extranjero lucha contra el ébola y yihadistas
  • EEUU PARKINSONGoogle desarrolla "cuchara inteligente" para ayudar a enfermos de Parkinson
  • SOCIEDAD INFANCIAEn España hay más de 750.000 menores de 16 años "en movimiento"
INVESTIGACIÓN

El baipás coronario, mejor que el stent para enfermos coronarios con diabetes

El baipás coronario ofrece más ventajas que el stent para los individuos con enfermedad coronaria y diabetes, según una investigación que ha detectado menor incidencia de efectos adversos y mayor supervivencia en los pacientes sometidos al primer procedimiento

Imagen de un  Imagen de un "stent" o diminuta malla metálica que se introduce en las arterias para evitar su obstrucción. EFE/Carlos Fernando Mendez

El trabajo, de los Institutos Nacionales de Salud (NHI) de Estados Unidos, ha sido liderado por el director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), Valentín Fuster, y aparece en el último número de la revista especializada “The New England Journal of Medicine”.

Los resultados sugieren que el baipás coronario, si bien es una intervención más invasiva que el stent, es una mejor opción terapéutica para ayudar a prevenir eventos cardiovasculares en pacientes que padecen conjuntamente enfermedad cardiovascular y diabetes.

Los científicos han analizado la evolución de 1.900 pacientes de diabetes y enfermedad coronaria con estrechamiento en varios vasos sanguíneos que fueron sometidos a cirugía de revascularización coronaria con baipás (CABG, en sus siglas en inglés) o a intervención percutánea con colocación de stent (PCI).

Cinco años después del tratamiento, el 18,7 % de los pacientes sometidos a baipás coronario había fallecido o había sufrido un infarto cerebral o un ataque cardíaco, mientras que la cifra en el grupo de los pacientes sometidos a stent fue del 26,6%.

La investigación también arroja que el número de fallecimientos fue mayor entre el grupo de stent que en el de baipás coronario: un 16,3 % frente a un 10,9%.

Sin embargo, los infartos cerebrales fueron más frecuentes entre los pacientes a los que se les realizó un baipás: un 5,2 % frente a un 2,4 % entre los pacientes sometidos a un stent.

“Las ventajas de CAGB sobre la PCI fueron asombrosas en este ensayo y podrían cambiar las recomendaciones terapéuticas para miles de individuos con diabetes y enfermedad coronaria”, ha resaltado Fuster, quien ha presentado hoy la investigación en el congreso anual de la Asociación Estadounidense del Corazón que se celebra en Los Ángeles.

Un total de 140 centros médicos de 16 países, entre ellos seis españoles, han participado en el estudio.

Según la Asociación Estadounidense de Corazón, entre el 25 y el 30 % de los pacientes que requieren uno de estos dos procedimientos padecen conjuntamente enfermedad coronaria multivaso y diabetes.

El baipás coronario consiste en usar una arteria o vena sana para mejorar el flujo sanguíneo hacia el corazón y eludir así a la arteria coronaria bloqueada.

Por su parte, en el stent -cada año se colocan 100.000 en España, según la Fundación Española del Corazón- se abren las arterias bloqueadas con un globo y luego se inserta una pequeña red -stent- que las mantiene abiertas.

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Sanidad

Deja un comentario

El trabajo, de los Institutos Nacionales de Salud (NHI) de Estados Unidos, ha sido liderado por el director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), Valentín Fuster, y aparece en el último número de la revista especializada “The New England Journal of Medicine”.

Los resultados sugieren que el baipás coronario, si bien es una intervención más invasiva que el stent, es una mejor opción terapéutica para ayudar a prevenir eventos cardiovasculares en pacientes que padecen conjuntamente enfermedad cardiovascular y diabetes.

Los científicos han analizado la evolución de 1.900 pacientes de diabetes y enfermedad coronaria con estrechamiento en varios vasos sanguíneos que fueron sometidos a cirugía de revascularización coronaria con baipás (CABG, en sus siglas en inglés) o a intervención percutánea con colocación de stent (PCI).

Cinco años después del tratamiento, el 18,7 % de los pacientes sometidos a baipás coronario había fallecido o había sufrido un infarto cerebral o un ataque cardíaco, mientras que la cifra en el grupo de los pacientes sometidos a stent fue del 26,6%.

La investigación también arroja que el número de fallecimientos fue mayor entre el grupo de stent que en el de baipás coronario: un 16,3 % frente a un 10,9%.

Sin embargo, los infartos cerebrales fueron más frecuentes entre los pacientes a los que se les realizó un baipás: un 5,2 % frente a un 2,4 % entre los pacientes sometidos a un stent.

“Las ventajas de CAGB sobre la PCI fueron asombrosas en este ensayo y podrían cambiar las recomendaciones terapéuticas para miles de individuos con diabetes y enfermedad coronaria”, ha resaltado Fuster, quien ha presentado hoy la investigación en el congreso anual de la Asociación Estadounidense del Corazón que se celebra en Los Ángeles.

Un total de 140 centros médicos de 16 países, entre ellos seis españoles, han participado en el estudio.

Según la Asociación Estadounidense de Corazón, entre el 25 y el 30 % de los pacientes que requieren uno de estos dos procedimientos padecen conjuntamente enfermedad coronaria multivaso y diabetes.

El baipás coronario consiste en usar una arteria o vena sana para mejorar el flujo sanguíneo hacia el corazón y eludir así a la arteria coronaria bloqueada.

Por su parte, en el stent -cada año se colocan 100.000 en España, según la Fundación Española del Corazón- se abren las arterias bloqueadas con un globo y luego se inserta una pequeña red -stent- que las mantiene abiertas.

Login

Registro | Contraseña perdida?