Inicio / Enfermedades / Vivir sin dolor, el reto de la medicina del dolor

Vivir sin dolor, el reto de la medicina del dolor

La lucha de la medicina especializada en el dolor es poder erradicar este sufrimiento del paciente y también contar con profesionales con una formación específica

Vivir sin dolor, el reto de la medicina del dolor
La vicepresidenta del Comité Olímpico Español y ex regatista, Theresa Zabell, en el curso "Retos de la medicina del dolor para el siglo XXI". EFE/Zipi

En estos objetivos coincidieron los distintos especialistas que hoy se reunieron en el curso “Retos de la Medicina del Dolor en el siglo XXI”, dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense en San Lorenzo de El Escorial (Madrid), patrocinado por la Fundación Grünenthal y la Fundación Española del Dolor.

El catedrático en Farmacología de la Universidad de Cádiz y director del curso, Juan Antonio Micó, ha afirmado que el reto de la medicina del dolor “es la erradicación del dolor“.

“El dolor se encuentra en muchas enfermedades, es una enfermedad, y lo que pretendemos es lograr su alivio a nivel universal”, ha apuntado.

Los distintos profesionales de los sectores médico, social, educativo y político que se han dado cita en este curso han insistido en la necesidad de una formación específica, continuada y multidisciplinar de todos los agentes implicados en el abordaje del dolor, así como de la existencia de mecanismos de coordinación asistencial.

Una especialidad para el dolor

El catedrático de Farmacología de la Universidad de Cádiz Juan Antonio Micó, director del curso “Retos de la Medicina del Dolor en el siglo XXI”, el médico y obispo titular de la Diócesis de Bilbao, Mario Iceta (i), y el secretario del curso y jefe de la Unidad del Dolor de la Clínica Universitaria de Navarra, Juan Pérez Cajaraville (d), en los Cursos de Verano Complutense 2014 de El Escorial. EFE/Zipi

En este sentido, Juan Pérez Carajaville, director de la Unidad de Dolor de la Clínica Universidad de Navarra, ha recordado que en España “no existe una especialidad en dolor” y ha asegurado que se está trabajando con el Ministerio de Sanidad para crear un área de capacitación con la finalidad de dar una formación más solida para todos aquellos especialistas que se dedican al tratamiento de esta patología.

Cada vez existe más concienciación en este sentido. Hay un aumento de la docencia, una integración del dolor dentro de los hospitales y una mejor difusión y comunicación del problema del dolor en la sociedad”, ha indicado César Margarit, vocal de la Sociedad Española del Dolor.

Otra idea compartida por los ponentes es que, para conseguir aliviar el dolor, todo el esfuerzo debe de ir encaminado a mejorar la calidad de vida de los pacientes mediante la implicación de los gestores sanitarios y académicos, así como la coordinación entre todos los elementos del Sistema Nacional de Salud(SNS).

En este sentido, Paloma Casado, subdirectora general de Calidad y Cohesión de la Dirección General de Salud Pública, ha mencionado el documento marco aprobado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para la reforma del abordaje de esta enfermedad.

Paloma Casado, subdirectora general de Calidad y Cohesión de la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad. EFE/Zipi

Dicho documento está enmarcado dentro de la Estrategia de Abordaje de la Cronicidad y tiene como línea estratégica “situar esta enfermedad como elemento prioritario y transversal, para mejorar la calidad de vida de los afectados independientemente de su patología”.

“Es fundamental proporcionar un marco de referencia que garantice la calidad existencial, equidad y la eficiencia de la atención a las personas afectadas”, ha recalcado Casado.

Por su parte, Theresa Zabell, vicepresidenta del Comité Olímpico Español (COI), ha hablado desde el punto de vista del paciente y ha asegurado que en muchas ocasiones el dolor se convierte en algo más pesado que la propia enfermedad.

“Si pudiera elegir entre mi lesión y el dolor que produce mi lesión yo me quedo con la lesión, pero como no se puede elegir tengo que convivir con ambos”, ha señalado.

Este encuentro también ha contado con la participación del doctor Mario Iceta, médico y obispo titular de la diócesis de Bilbao, que ha tratado el tema del dolor y el sufrimiento desde una perspectiva psicológica.

“El dolor no es solo físico, también es psíquico. El sufrimiento y el dolor nos hace crecer en la enfermedad, nos pone delante de una oportunidad”, ha afirmado.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies