Inicio / Enfermedades / Enfermedades cardiovasculares: prevención, empoderamiento y colaboración

Enfermedades cardiovasculares: prevención, empoderamiento y colaboración

La presidenta de Cardioalianza, Maite San Saturnino, expone en este artículo para EFEsalud la situación de las Enfermedades Cardiovasculares (ECV), primera causa de muerte en el mundo, defiende la prevención, reivindica el protagonismo de los pacientes y pide la colaboración de todos los agentes implicados en la lucha contra estas patologías

Enfermedades cardiovasculares: prevención, empoderamiento y colaboración
Maite San Saturnino, a la derecha, con el equipo del II Congreso para pacientes/Foto facilitada por Cardioalianza

Maite San Saturnino es presidenta de Cardioalianza y de Corazón Sin Fronteras España, dedicadas a los pacientes con enfermedades cardiovasculares. También es empresaria y directiva.

Cardioalianza es una organización que agrupa a 14 entidades de pacientes con más de 50 asociaciones a nivel local, dedicadas a mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas con enfermedad cardiovascular.

Su objetivo es ser el referente de los pacientes con ECV, de forma independiente y sostenible, y representar sus derechos y necesidades ante los agentes de interés implicados en la prevención, diagnóstico y tratamiento para alcanzar una antención personalizada e integral.

Maite participó en un debate de la serie “Desayunos de salud” este año en EFE, junto al doctor Emilio Casariego, para dar a conocer un estudio contra la insuficiencia cardíaca.

Enfermedades cardiovasculares: prevención, empoderamiento, colaboración

Por Maite San Saturnino 

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) se deben a trastornos del corazón y los vasos sanguíneos. El síndrome coronario agudo, el ictus y la afectación de las arterias periféricas de brazos o piernas son las manifestaciones más frecuentes, todas ellas relacionadas con una alteración del flujo sanguíneo.

Las ECV son la primera causa de muerte en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud durante el año 2015 murieron 17,7 millones de personas a causa de enfermedades cardiovasculares, un 31% del total de las muertes.

En España, durante ese año, 2015, hubo 124.197 muertes por ECV (29,3%), siendo la principal causa por delante del cáncer (26,4%) y de enfermedades respiratorias (12,3%).

El coste directo de atención sanitaria se situó en 5.900 millones de euros en 2014 y unos 1.800 millones en pérdida de productividad por mortalidad prematura.

Prevención

enfermedades cardiovasculares
Maite San Saturnino explica cómo afecta a los pacientes la IC/EFE

Los factores que causan las ECV pueden, en su mayoría, prevenirse: el consumo de tabaco, las dietas malsanas y la obesidad, la inactividad física, la hipertensión arterial, la diabetes o el aumento de los lípidos.

No menos importante es tener en cuenta el empeoramiento del estado de salud a causa de factores sociodemográficos como contar con escasos ingresos. La crisis en nuestro país ha afectado a la salud de quienes la han sufrido con mayor impacto.

Tenemos un reto importante como sociedad y es nuestra responsabilidad actuar ya. Desde Cardioalianza estamos convencidos que, todos los implicados en la mejora de la salud cardiovascular de nuestro país, debemos trabajar en dos direcciones: por un lado, la información y sensibilización de la sociedad para que tome conciencia de la importancia de mantener hábitos de vida saludables y, por otro, el empoderamiento de pacientes con ECV para prevenir el empeoramiento de su estado de salud.

Empoderamiento

El principal protagonista del cambio es la persona que vive con una ECV y se le debe dar la oportunidad de participar en todas las decisiones sobre su enfermedad.

Empoderar a las personas con enfermedad pasa por hacerles partícipe, de forma corresponsable, de la gestión de su salud para mejorar su calidad de vida en general y en particular, la adherencia terapéutica y el control de los factores de riesgo cardiovascular.

Los pacientes deben poder conocer las fuentes de información fiables, y la información debe ser personalizada, adaptada a su patología, a la edad y a la situación personal, familiar, cultural,… acercando la humanización a la sanidad y dejando atrás el histórico “paternalismo” para conseguir una relación de igual a igual.

enfermedades cardiovasculares
El doctor Casariego y Maite San Saturnino antes de iniciar el debate/EFE

Este cambio de paradigma de la relación médico-paciente hace necesario incorporar planes de formación dirigida a los profesionales sanitarios para darles herramientas y habilidades que potencien y mejoren la comunicación con los pacientes.

Colaboración

Las asociaciones de pacientes estamos impulsando este cambio necesario y demandamos tener un papel protagonista en la planificación de las políticas sanitarias, su seguimiento y evaluación, como agentes activos del Sistema que venimos a complementar la cartera de servicios pública, con información, orientación, ofreciendo rehabilitación cardíaca, …y con un conocimiento cercano de la realidad y necesidades de los pacientes.

Es necesario establecer lazos de colaboración entre todos los agentes implicados en la prevención y atención a las ECV en España, asociaciones de pacientes, sociedades científicas y colectivos profesionales, empresas y administración pública, pensando en el paciente y situándolo de forma efectiva en el centro del Sistema Sanitario.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies