Inicio / Mujer e infancia / Enfermedad inflamatoria intestinal: una patología con particularidades en la edad pediátrica

Enfermedad inflamatoria intestinal: una patología con particularidades en la edad pediátrica

En las primeras consultas puede confundirse con una gastroenteritis infecciosa u otra patología similar pero la Enfermedad Inflamatoria Intestinal Pediátrica (EII-P) viene derivada de la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Su incremento en menores de 18 años en las últimas décadas ha dado lugar a grandes avances en su tratamiento y a la organización de encuentros entre afectados y especialistas

Otras noticias

Enfermedad inflamatoria intestinal: una patología con particularidades en la edad pediátrica
El doctor Javier Martín de Carpi. Facilitada por el hospital Sant Joan de Déu

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal Pediátrica es una patología crónica caracterizada por la inflamación del intestino sin ninguna causa todavía definida.

En los últimos años se ha observado una mayor presencia de la enfermedad en sociedades occidentalizadas y suele asociarse a los hábitos de vida.

Cuando alguien la padece, el revestimiento interno del tracto gastrointestinal se inflama produciendo úlceras y sangrado. Los principales síntomas son diarrea, dolor abdominal, infecciones o sangrado.

La utilidad de los encuentros

Como se trata de una enfermedad prácticamente desconocida en el ámbito pediátrico, el considerable aumento de casos en estas edades ha dado lugar a la creación de encuentros entre especialistas y pacientes como el que se celebra cada dos años en el hospital de Sant Joan de Déu de Barcelona, con la colaboración de NestleHealthSciencie.

En este contexto, a primeros de abril tuvo lugar la “IV Aula de Enfermedad Inflamatoria Intestinal Pediátrica (EII-P)” en la que se trataron, entre otros temas, la necesidad de un abordaje multidisciplinar de esta patología, las pautas de nutrición que debe seguir el paciente o los tratamientos que tiene actualmente a su alcance.

El jefe de la sección de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica del mencionado hospital, Javier Martín de Carpi, ha explicado a EFEsalud que el objetivo de estas reuniones consiste en difundir información acerca del seguimiento de la enfermedad, ya que “lamentablemente no hay mucha disponible” y desterrar los posibles miedos que puedan surgir.

Una mujer entra en una réplica de 30 metros de longitud de un intestino humano en Dresde (Alemania)
Una mujer entra en una réplica de 30 metros de longitud de un intestino humano en Dresde (Alemania). EFE/Ralf Hirschberger

La unidad especializada

El hospital de Sant Joan de Déu lleva desde el año 2008 tratando a niños con esta enfermedad y su “plus añadido” radica en su tratamiento de manera integral.

El doctor Martín de Carpi detalla que en esta enfermedad deben intervenir especialistas como “psicólogos, dietistas, cirujanos, radiólogos o trabajadores sociales dedicados a estos pacientes”.

En este centro, esta modalidad ya es posible porque “las enfermedades crónicas pediátricas influyen mucho en el niño: en su socialización, su familia y su educación”.

La enfermedad en el niño

Cuando un niño es diagnosticado de Enfermedad Inflamatoria Intestinal a los padres les suele entrar miedo. Para mitigarlo, el hospital de Sant Joan de Déu organiza también estos encuentros en los que los pacientes y las familias cuentan su día a día con la enfermedad.

En cuanto a los tratamientos, el facultativo señala que a día de hoy aún no hay muchos tipos, pero si indica que se han producido avances.

“Contamos con tratamientos muy efectivos que pueden mantener silente la enfermedad y controlarla durante mucho tiempo”, detalla el doctor.

Aunque es una enfermedad presente en adultos, en los niños hay tener en cuenta una serie de características especiales:

  • Es un período básico para el desarrollo y el crecimiento del niño y puede afectarle en todas esas facetas.
  • Al ser edades “críticas”, el objetivo es revertir la situación lo antes posible y de manera eficaz. Hay que intentar llegar cuanto antes al diagnóstico.
  • Los pediatras tienen que hacer una mayor labor de concienciación.
  • El niño debe ser consciente de la enfermedad que tiene para que crezca responsablemente con ella.

Sus tratamientos

El doctor subraya que “los tratamientos son prácticamente los mismos que los que se utilizan en adultos aunque existe una tendencia a aplicarlos de una manera más intensiva desde el principio para llegar a una remisión más completa”.

Es decir, en los niños se utilizan fármacos más potentes en fases más precoces mientras que en el caso de los adultos “puede llegar a importar menos una demora”.

Martín advierte además de que en el caso de la enfermedad de Crohn existen posibilidades terapéuticas basadas en dietas o terapias nutricionales.

Se ha demostrado que se puede lograr el control de esta inflamación con una dieta exclusiva basada en la ingesta de un batido durante unas semanas: “Están basados en la caseína de la leche de vaca y parece ser que producen un efecto antiinflamatorio. Tras tomar exclusivamente durante un tiempo este preparado, el niño podrá tomar cualquier alimento siempre y cuando forme parte de una dieta equilibrada”.

¿Y después? Sólo queda asegurarse de que el tratamiento mantenga esa remisión de la inflamación. Hay que tener en cuenta dos tipos: Los que se dan para bajar la inflamación y los intentan que ese intestino no vuelva a inflamarse.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies