Inicio / Enfermedades / Ataxia: todo lo que debes conocer sobre ella

Ataxia: todo lo que debes conocer sobre ella

La falta de equilibrio y de coordinación son los sellos característicos de la ataxia, una enfermedad compleja que englobla muchas más. La búsqueda de tratamientos y la necesidad de revisar sus centros de referencia son algunos de los retos que apunta la neuróloga María Jesús Sobrido en el Día Mundial de esta enfermedad el 25 de septiembre.

Otras noticias

Ataxia: todo lo que debes conocer sobre ella
RAV015. Friedrichshafen (Germany), 28/11/2012.- The image made available on 08 February 2014 shows a student walking up the circular staircase in the Zeppelin University in Friedrichshafen, southern Germany on 07 February. The Zeppelin University at Lake Constance is a private research university, founded in 2003. EFE/EPA/FELIX KAESTLE

“La ataxia no es una enfermedad, es un término que engloba muchas”, especifica la doctora María Jesús Sobrido, coordinadora de la Comisión de Estudio de Ataxias de la Sociedad Española de Neurología.

Definición y tipos

De forma general, la ataxia es la falta de coordinación o equilibrio, sin embargo, cuando se utiliza este término en el campo de la neurología, se suele referir a un grupo de enfermedades donde hay un problema en el cerebelo.

“Partiendo de la ataxia como falta de equilibrio, hay dos grandes bloques”, señala la doctora Sobrido, que trabaja en el Hospital San Rafael de A Coruña y en la Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica.

  1. Ataxia primaria: Son degenerativas y casi siempre genéticas, no se deben a ningún tumor ni intoxicación.
  2. Ataxia secundaria: Deriva de un origen mayor, que puede ser infecciosa, metabólica, tumoral, hemorragia, ictus…La ataxia secundaria más frecuente es la producida con el alcohol, la falta de equilibrio derivada de una borrachera.
Dentro del bloque de las primarias, hay dos grupos más, según la forma de herencia que tenga:
  • Dominantes: basta solo con tener una mutación para que se manifiesten los síntomas. Suele haber síntomas en todas las generaciones: el abuelo, el padre, el hijo… Por ejemplo, en Galicia se ha descubierto la Ataxia da Costa da Morte, llamada así porque en esa zona la presentan muchas familias.
  • Recesivas: la más habitual es la Ataxia de Friedreich. No basta con tener una mutación para tener síntomas, hay que heredar dos mutaciones: del padre y de la madre. Son casos esporádicos, son los primeros de sus familias porque se da la casualidad de que dos portadores se han juntado.
La edad de inicio de las ataxias primarias varía mucho de un tipo a otro. Por lo general, las dominantes suelen aparecer en la edad adulta, mientras que las recesivas en la infancia, adolescencia o juventud temprana.

Síntomas

“En general, las ataxias son incapacitantes porque son enfermedades neurodegenerativas”, precisa la coordinadora de la Comisión que tienen la SEN para esta enfermedad.

Al hablar de los síntomas, la doctora Sobrido los divide en otros dos grupos:

  • Síntomas principales y comunes en todas las ataxias (no tienen por qué darse todos en todos los casos): Trastorno de equilibrio; falta de coordinación para los movimientos finos, por ejemplo, agarrar un vaso supone que titubeen; temblor; dificultad para articular palabras; dificultad para deglutir, disfagia, y se pueden atragantar; trastornos de los movimientos oculares: sacudidas involuntarias o limitación en la mirada
  • Síntomas propios de algunas ataxias concretas, entre otros: espasmos musculares con o sin dolor, alteración de la sensibilidad profunda, no notar bien en qué posición tenemos los pies o los dedos; crisis epilépticas; deterioro cognitivo.

Tratamiento de la ataxia

Ataxia-MariaJesus
María Jesús Sobrido, neuróloga experta en ataxias. Foto cedida por ella misma.

La doctora Sobrido señala que el tratamiento de las ataxias primarias “está bastante cojo”, si bien los últimos ensayos deducen que cada vez se comprenden mejor los mecanismos moleculares de la enfermedad.

“La inmensa mayoría de las ataxias primarias no sabemos aún curarlas”, refiere esta especialista.

Este grupo cuenta con un pequeño rayo de esperanza: las ataxias genéticas que tienen un factor metabólico que sí tienen un tratamiento específico y se pueden llegar a curar dependiendo del tiempo que tarde el paciente en ser tratado.

Mientras tanto, los tratamientos que se aplican son sintomáticos: fisioterapia, neurorehabilitación, terapia ocupacional, logopedia o la coordinación de la voz con los movimientos respiratorios, entre otros.

En las ataxias secundarias, hay que tratarla: si esta es un déficit de la vitamina b12, hay que dársela; si tiene un tumor en el cerebelo, hay que operarlo para que la ataxia también se cure.

“Si la causa es tratable, el pronóstico de la ataxia es muy bueno, pero a veces no desaparece del todo”, indica la neuróloga gallega.

La edad, en estos casos, también influye, así como el tiempo que lleve la enfermedad actuando en el organismo del paciente. El ejemplo más claro que señala la doctora Sobrido es el del alcohol: una intoxicación esporádica puede durar 24 o 48 horas, pero si el alcoholismo es crónico, el cerebelo se atrofia y no se recupera al 100%.

Retos

En el Día Mundial de la Ataxia, fecha que la especialista Rubido considera “importante porque se da visibilidad a este tema”, los retos de esta enfermedad se hacen más importantes. Estos son, según la neuróloga:

  • Evaluar los hospitales que centros de referencia que hay para las ataxias, revisar su estado para que todos los pacientes con esta enfermedad tenga al menos la posibilidad de ir una vez a alguno de ellos. “Es imposible que haya un experto en cada hospital comarcal”, reconoce Sobrido, si bien insiste en que los que haya, aunque sean pocos, estén bien dotados de todos los recursos y atiendan a estos enfermos. Los centros de referencia en la actualidad son el Hospital Universitario La Paz de Madrid, el Hospital Universitari i Politècnic La Fe de Valencia, el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, el Hospital Sant Joan de Déu y el Hospital Clinic de Barcelona.
  • Diagnosticar de forma rápida el grupo de ataxias genéticas de causa metabólica, el único con tratamiento específico.
  • Incorporar en todos los hospitales las nuevas tecnologías para el diagnóstico, como el análisis genéticomasivo, que permite estudiar todos los genes y no ir uno a uno como antes.
  • Impulsar los estudios de prevalencia y epidemiología, así como contabilizar el número de pacientes con ataxia en España.

.-Efesalud

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies