Inicio / Estética / Contra las ojeras, ácido hilaurónico

Contra las ojeras, ácido hilaurónico

Es una nueva generación de ácido hialurónico, específico para las ojeras, que aparece dispuesto a eliminar uno de los caballos de batalla de nuestra tez, la antiestética marca del cansancio bajo los ojos. Una fórmula eficaz, segura y sobre todo, duradera

Array ( [0] => 15634 )
Contra las ojeras, ácido hilaurónico
EPA/LUSA/Andre Kosters

El ácido hialurónico se aplica, desde hace tiempo, para minimizar las ojeras, pero “el que se utiliza para el pómulo no sirve para el ojo, ni inyectado en la mandíbula es favorable para otra zona”, de ahí que cada producto tenga indicación local precisa, explica la doctora Matilde Bayton, especialista en medicina estética.

Un informe elaborado por el instituto de estudio francés Arcane Research sitúa a la mirada y particularmente a las ojeras, como la preocupación estética más extendida entre las mujeres y una de la que más visitas genera a las clínicas especializadas, en busca de una solución para disimularlas. A partir de los 30 años, una de cada dos mujeres, querría mejorar su aspecto en esta zona.

Los tratamientos con ácido hialurónico restan profundidad a las antiestéticas ojeras, fijadas al rostro por una continuada falta de sueño o bien circunstancias genéticas que transmiten una mirada triste y envejecida.

Las inyecciones con hialurónico no cambian la pigmentación oscura de la piel que a veces aparece en su contorno pero mejora su apariencia sustancialmente.

La aplicación de la nueva formulación del ácido, de origen animal y que han desarrollado los laboratorios suizos Teoxane, tiene como efecto añadido mejorar la “textura y elasticidad” de la piel de este área, además de “redensificarla”.

El producto, bautizado como Redensity II, tiene efectos entre tres y diez años e incluso, en algunos casos, asegura Bayton, definitivos.

La anatomía del ojo, precisa la especialista, es “muy compleja” ya que hay “una gran cantidad de vasos sanguíneos y la piel es muy fina”, un área en la que se produce “una hiperlaxitud del músculo” y en la que la grasa evoluciona de una manera diferente al resto del rostro.

Además, el hueso orbital se “ensancha” con el paso del tiempo y provoca “el hundimiento del ojo”.

El nuevo producto -con un precio en torno a los 350 euros-se distribuye una vez inyectado con una ligera presión en el tejido de manera que el resultado final sea “homogéneo, inmediato y duradero, evitando así el riesgo de edema”.

“Poco, pocas veces” es su máxima como profesional especialista en ácido hialurónico, pues sus características permiten un cambio progresivo de la piel.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies