Inicio / Mujer e infancia / ¿Cómo afecta el embarazo al sueño?

¿Cómo afecta el embarazo al sueño?

Con motivo del Día Mundial del Sueño nos centramos en las embarazadas y en cómo afecta todo el proceso de gestación a su descanso. Hablamos con el doctor Eduard Estivill, especialista y referente internacional en medicina del sueño, quien nos detalla cómo descansar mejor durante y tras el embarazo y da las claves para enseñar a dormir bien al bebé, algo esencial para su buen desarrollo físico y mental

Otras noticias

¿Cómo afecta el embarazo al sueño?
El sueño en el embarazo. EFE/EPA/ABIR SULTAN

Durante el embarazo se experimentan numerosas transformaciones en la vida de una mujer, tanto físicas como psíquicas. Las mujeres son un revoltijo de emociones debido a los grandes cambios hormonales que sufren y eso afecta, entre otras muchas cuestiones, al sueño.

En EFEsalud hemos hablado con el doctor Eduard Estivill, especialista europeo en Medicina del Sueño, quien recientemente ha publicado el libro “Ser mamá: el antes y el después”, junto con los doctores Gonzalo Pin, pediatra del Hospital Quirónsalud de Valencia y Carlos Salvador, ginecólogo en Gynaikos.

Dificultades del sueño durante el embarazo

sueño embarazo
EFE/EPA/ABIR SULTAN

El doctor Estivill, autor de más de 200 publicaciones sobre sueño, resalta que en los primeros meses suele dar sueño por los cambios hormonales y que la postura que adoptes influye mucho en la calidad de los sueños, siendo la mejor opción acostarse hacia el lado izquierdo.

“No podemos utilizar en ningún momento fármacos para mejorar el sueño, ni estimulantes, ni hipnóticos para el insomnio. En el tercer mes del embarazo, cuando el feto ya está formado, podríamos utilizar algo natural como la melatonina pero siempre recetada por el ginecólogo para saber las dosis”, explica el especialista en medicina del sueño.

Hay que tener en cuenta que la mujer está incorporada al mundo laboral hasta que el embarazo está muy avanzado por lo que no puede atender debidamente “las necesidades de su cuerpo en cuanto a la somnolencia”, y debe evitar las bebidas estimulantes (no más de 2 tazas al día, según la clínica IVI).

Problemas en el descanso tras el embarazo

Estivill destaca que en este punto es cuando “a la mujer se le ha menospreciado porque se priorizan todos los cuidados en el bebé; la familia está muy contenta porque hay un niño nuevo y poca gente piensa en la madre”.

La madre sufre “sueño polifásico, es decir, un sueño a trozos” y esto ocurre porque, tanto de día como de noche, la madre tiene que dar el pecho y eso interrumpe su sueño.

Se ha descubierto ese “sueño roto” (y la falta de sueño que conlleva) de la madre, que provoca un estado de decaimiento y tristeza. Por lo que el doctor Estivill ratifica que “para combatir la depresión posparto, un punto muy importante es descansar los mismos periodos que el bebé“.

“Cuando el bebé duerme, la mamá duerme, sea de día o de noche. Es la única manera de ayudar a las madres”, subraya Eduard Estivill.

Recomendaciones básicas para la mamá

Para mejorar el sueño durante el embarazo, en resumidas cuentas, es fundamental realizar:

sueño embarazo
La actividad física siempre guiada. EFE
  • Actividad física: no hay que quedarse inmóvil, aunque se deben evitar los “deportes de impacto o demasiado violentos”. Los recomendados son: natación, yoga, caminar, o hacer una tabla de ejercicios siempre que sea en un centro especializado, todo ello hará que se refuerce el “suelo pélvico” y eso mejorará el parto y nuestro descanso.
  • Alimentación Suave: Intentar tomar comidas que no sean pesadas, sobre todo en el tercer trimestre por la posición del estómago, se puede llegar a tener malas digestiones. Evitar alimentos crudos, embutidos y alcohol.
  • Cuidar las posturas: para descansar mejor es muy importante la posición, boca abajo será imposible debido al tamaño de la barriga y boca arriba es poco aconsejable porque se pueden agravar los problemas de espalda. El doctor Estivill aconseja dormir hacia el lado izquierdo y utilizar almohadas para acomodar el cuerpo.

Las recomendaciones básicas para enriquecer el sueño tras el embarazo son:

  • Empezar a hacer ejercicios: las secuelas físicas más comunes son haber ganado entre 12 y 15 kilos y posibles molestias vaginales que se irán gradualmente; el médico recomienda retomar el deporte, pero siempre y cuando esté guiado por un profesional como por ejemplo “el aquagym”.
  • Horarios regulares: recomienda establecer una serie de horarios establecidos de comidas y sueño, para empezar a educar su conducta del sueño.
  • Sobre todo, el doctor Estivill resalta la necesidad de la madre en esta etapa de “dormir las mismas horas que el bebé“, para evitar posibles depresiones posparto y para que se recupere mejor.

El bebé, ritmos de sueño:

“Se ha descubierto que dentro del cerebro existe un pequeño grupo de células, que son nuestro reloj biológico. Éste es el que controla que podamos dormir de noche y estar despiertos de día”, explica Estivill.

sueño
Sueño bebé. EFE/JuanJo Martin

En un niño, como muchos otras cosas, cuando nacen aún tienen “ese reloj del sueño inmaduro”. Las investigaciones determinaron que los ritmos de sueño del feto “alternan periodos de 30 minutos de estar activos y después le siguen periodos de 2 horas dormidos; esto se llama un ritmo polifásico, es decir, duermen a trocitos”.

Cuando el bebé nace, le pasa exactamente lo mismo, duerme a trozos porque aún su ritmo de sueño no ha madurado, lo hace con el tiempo. “A los 6 meses, si los papás han hecho los estímulos adecuados, son niños que duermen adecuadamente”, aclara el doctor.

Cómo enseñar al niño a dormir bien:

Este punto es fundamental porque un buen sueño hará que nuestro bebé se desarrolle mejor y además, mejorará la salud en general de la familia. El médico da las claves:

sueño
EFE/Sebastião Moreira
  1. Siempre que sea posible, alimentar al bebé en el mismo lugar: con música ambiental suave y a una temperatura agradable.
  2. Mientras come, evitar que se duerma: hay que mantenerlo despierto durante todo el tiempo que dura la lactancia, es un poco difícil porque el niño tiende a dormirse pero la madre lo tiene que estimular porque así come más y asocia la comida al estado de vigilia.
  3. Tras la lactancia, hay que tenerlo incorporado y despierto durante 10 o 15 minutos para que elimine los gases y evitar así los cólicos. Es necesario darle golpecitos en la espalda para que eructe.
  4. Justo después de comer, cambiarle el pañal, siempre manteniéndolo despierto.
  5. Seguidamente, colocarlo en la cuna para que aprenda a dormirse solo, nunca hay que dormirlo en brazos ni acunarle (recordad que en el útero se dormía solo).
  6. Nunca hay que despertarlo para comer (a no ser que hayan pasado unas 5 horas desde la última toma). Si tiene entre 4 y 5 semanas y tiene un peso normal, puede estar 5 o 6 horas sin alimento.
  7. La madre debe dormir cuando lo haga el bebé, para evitar la depresión posparto.

“Esta es la forma de enseñarle a que duerma correctamente, en la barriga de la mamá se duerme solo, ninguna madre tiene que mecer al niño para que se duerma; en cambio cuando el niño nace, pensamos que tenemos que hacer cosas para dormirlo y no, lo único que necesita es haber estado despierto antes”, explica Eduard Estivill.

Cómo afecta a los padres el ritmo del sueño del bebé

El ritmo tan intermitente de sueño del bebé, afecta muchísimo a los padres, “sobre todo si a partir de los 6 meses el niño sigue sin descansar bien”.

Si el niño duerme mal, el desarrollo del niño también se alterará. El doctor señala que “afecta a su crecimiento, a su comportamiento y que incluso el bebé adquiere menos conocimientos“.

Por otra parte, el Estivill detalla que los adultos que se despiertan muchas veces por la noche por el bebé estarán:

  • Más irritables
  • Con más tendencia a la depresión
  • Más cansados
  • Malhumorados
  • Con menos rendimiento
  • Puede darse pérdida de memoria
  • Pérdida de concentración

Por ello resalta la importancia de enseñar al niño a descansar, desde el principio.

La muerte súbita, ¿qué se puede hacer?

La muerte súbita se produce generalmente cuando los bebés están durmiendo, y aún no se conoce la causa exacta que lo provoca, pero sí hay numerosas investigaciones que han reducido el riesgo de sufrirla.

El especialista del sueño aconseja:

sueño
El niño debe dormir siempre en su cuna. EFE/Alex Hofford
  • El niño debe dormir boca arriba y en su cuna.
  • No tiene que estar muy tapado, hay que vigilar la temperatura del niño.
  • No acostarlo nunca en la cama de los padres, “el colecho está totalmente desaconsejado por la Sociedad Americana de Pediatría y por todos los pediatras del mundo”.
  • Seguridad en la cuna: el colchón debe ser firme, plano y con buena transpiración.
  • Lactancia materna, lo ideal es que el bebé mamara como mínimo 6 meses.
  • Ofrecer el chupete para que duerma durante el primer año.

Por último, el doctor recomienda que los padres primerizos se informen pero siempre a través de “informaciones científicas” a través de su pediatra o ginecólogo pero “nunca a través de recomendaciones de gente en internet”.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies