Inicio / Enfermedades / Siete perspectivas contra el cáncer de mama metastásico

Siete perspectivas contra el cáncer de mama metastásico

El cáncer de mama afecta cada año a más de 27.000 personas en España. Se prevé que una de cada ocho mujeres padecerá esta enfermedad a lo largo de su vida. El 28% de los cánceres que se diagnostican cada año en mujeres son de mama. Un seminario en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) ha presentado siete perspectivas integradas sobre este tumor, con una completa visión de conjunto

Siete perspectivas contra el cáncer de mama metastásico
Ponentes del curso sobre el cáncer de mama metastásico junto a representantes de Novartis y al rector de la UIMP/Foto cedida

El cáncer de mama metastásico no es solo un problema de salud, sino también sociosanitario. Aunque su pronóstico ha mejorado notablemente a lo largo de los años, aún sigue siendo la primera causa de muerte por cáncer en mujeres en España.

Esta patología causa cada año 6.000 muertes, y en el 90% de los casos se producen en fase metastásica. Entre un 5% y un 6% de los pacientes con esta patología presentan metástasis en el momento del diagnóstico; el 30% de los diagnósticos en estadio precoz evolucionan a cáncer de mama metastásico.

Por este motivo es fundamental analizar el tratamiento del cáncer de mama metastásico o en estado avanzado. Su abordaje multidisciplinar resulta crucial para una enfermedad que presenta frentes en los que han de intervenir distintos profesionales sanitarios.

Esta ha sido la idea motor del curso “Hacia la excelencia en el cáncer de mama avanzado: una visión multidisciplinar”, organizado en Santander por Novartis Oncology y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), donde han confluido siete puntos de vista diferentes sobre esta patología, desde una óptica institucional y de gestión hasta una mirada clínica o farmacológica, concluyendo con la visión del paciente.

Perspectiva desde una Consejería de Sanidad

La doctora y coordinadora de la Oficina Regional de Cooperación Oncológica de la Comunidad de Madrid, Cristina Grávalos, aportó una visión práctica desde el enfoque de la Administración. “El cáncer de mama es un problema gravísimo porque para su atención, diagnóstico y tratamiento se requiere del uso de muchos recursos”, afirmó.

Esto se debe a la elevada incidencia del cáncer de mama. No obstante, las perspectivas son esperanzadoras dado que la supervivencia ha aumentado considerablemente desde los años 90. “En 2007 la supervivencia al cáncer de mama tras un año era del 95%, descendiendo al 82,8% a los cinco años. Y los datos actuales son aún mejores”, reconoce la doctora.

El principal responsable de este incremento de la supervivencia es el diagnóstico precoz gracias a los programas de cribado de población normal y población de alto riesgo, “mujeres portadoras de ciertas mutaciones en genes que requieren un seguimiento distinto”.

Visión desde un Servicio de Salud

La subdirectora general de Asistencia Sanitaria del Servicio Cántabro de Salud, Ana Tejerina, puso el foco en la importancia de la equidad y del acceso igualitario de todos los pacientes a la sanidad, destacando la desigualdad existente en el acceso a los medicamentos. “Bruselas alerta de las desigualdades en salud entre estados y, en España, también ocurre entre comunidades autónomas”, dijo.

También señaló que la sostenibilidad del sistema es otra de las dificultades presentes, no solo para la financiación de fármacos, sino también para la renovación tecnológica y la contratación de personal.

También hizo hincapié en la importancia de la multidisciplinariedad: “El trabajo en red es el que permite trabajar de forma más rápida en equidad y eficiencia para que todos los pacientes reciban el mejor tratamiento posible”, destacó.

cáncer de mama metastásico tratamiento
De izquierda a derecha: Marta Moreno, directora de Relaciones Institucionales de Novartis Oncology; César Nombela, rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo; Ana Tejerina, subdirectora general de Asistencia Sanitaria del Servicio Cántabro de Salud; Nuria Ramírez, directora del curso y redactora jefe de la sección de Sociedad de ABC/Foto cedida

Perspectiva humanística

La importancia de la humanización la expuso Rodrigo Gutiérrez, director general de Calidad y Humanización de la Asistencia Sanitaria del  Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), quien incidió en lo indispensable de esta perspectiva en los tumores metastásicos o con mal pronóstico.

“Para los pacientes el valor de la atención no solo viene dado por los resultados, sino también por la forma en que son tratados como personas, en el trato personal e íntimo”, enfatizó.

El concepto ético de la humanización implica contemplar a la persona en su totalidad y tener en cuenta factores emocionales, sociales y culturales además de velar por su confort físico o por la correcta atención a los familiares y cuidadores. “De esta idea subyace la compasión, la empatía, la dignidad, el empoderamiento, la integración, la independencia o la confianza”, añadió.

Visión médica

El jefe de servicio de Oncología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, Rafael López, destacó el conocimiento de esta enfermedad como uno de los principales avances científicos: “El cáncer de mama no es igual en todas las mujeres. Hoy hablamos de cuatro grupos en la clínica diaria, pero existen muchos más en los que tenemos que profundizar”.

Este especialista expuso los principales progresos en la lucha contra el cáncer de mama metastásico y sus vías de tratamiento, y destacó que el cáncer de mama es un ejemplo de progresión de la oncología: “Ha pasado de un cero a un 90% de curación, pero esta innovación debe ir acompañada de nuevas formas de gestión que permitan que el sistema sea sostenible”.

Prisma farmacéutico

cancer mama metastasico prevencion
Conmemoración del Día contra el Cáncer de Mama/Alfredo Aldai

Beatriz Bernárdez, facultativa del servicio de farmacia del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, resaltó el problema de la falta de adherencia al tratamiento ligado a los avances farmacológicos, que permiten que muchos fármacos se administren por vía oral en el domicilio. “Estudios demuestran que la falta de adherencia en estadíos precoces de la enfermedad supone peores resultados en salud y un incremento de la mortalidad”, advirtió.

Esto suele estar motivado por olvidos o por la incompatibilidad de horario de las tomas con los hábitos de vida, aunque también influyen factores como el nivel cultural, la edad, la calidad de vida, la satisfacción con el tratamiento y con el equipo sanitario y la independencia del paciente. “Si se siente más libre la adherencia es mejor que si se considera una carga”, añadió.

También incidió en el riesgo que supone no comunicar las terapias alternativas que muchos pacientes llevan a cabo junto con el tratamiento prescrito por el médico. La farmacéutica explicó que no todas son perjudiciales, pero que si se desean llevar a cabo “es necesario que un profesional revise que no interaccionan con el tratamiento pautado”.

Visión de la enfermería

El secretario de actas de la Sociedad Española de Enfermería Oncológica, Juan Luis Ribes, ha destacado la función de su servicio en el trato cotidiano con el enfermo. “Enfermería es el referente para el paciente porque es el profesional que está en contacto más directo con él”, manifestó.

Esto hace que el enfermero pueda detectar, antes que otros profesionales, problemas en el paciente con cáncer de mama metastásico como la falta de adherencia al tratamiento.

Además, suele ser la primera persona a la que el enfermo cuenta sus problemas, miedos, inquietudes y necesidades por lo que, a menudo, hace de intermediario entre este y los diferentes profesionales sanitarios.

Además, el enfermero destacó algo que considera fundamental en su trabajo: “Nuestra ventaja es que siempre podemos cuidar aunque no podamos curar”. De ahí la importancia de este servicio en la prevención, la atención a los síntomas y la preocupación por el confort del paciente.

Perspectiva del paciente

Laura Pérez, miembro de la Junta Directiva de la Asociación para la Ayuda a las Mujeres con Cáncer de Mama (AMUCCAM) de Cantabria y colaboradora activa de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), afirmó que, en cuanto a la atención en el sistema sanitario, los pacientes valoran especialmente la reducción de las listas de espera y el acceso igualitario a los recursos para reducir las desigualdades sanitarias.

“En cáncer de mama es un problema sanitario de primer orden, por lo que se impone la creación de equipos multidisciplinares en hospitales, y para ello se necesita inversión y recursos presupuestarios”, dijo, al tiempo que subrayó la importancia del desarrollo de una medicina avanzada científicamente con una visión humanística.

Además, consideró que aunque se ha avanzado mucho en humanización, aún queda camino por recorrer en la relación médico-paciente.

cancer mama metastasico supervivencia
De izquierda a derecha: Juan Luis Ribes, Beatriz Bernárdez, Laura Pérez y Rafael López/Foto cedida

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies