Inicio / Enfermedades / Cáncer de páncreas: Guía para abordar un tumor agresivo y recurrente

Cáncer de páncreas: Guía para abordar un tumor agresivo y recurrente

El cáncer de páncreas se detecta de forma tardía en el 80% de los casos y sus tratamientos no se benefician, como en otros tumores, de biomarcadores predictivos estándar, ni terapias biológicas que se dirijan a dianas específicas. Una guía, editada por la Fundación ECO, pretende servir de hoja ruta para abordar un cáncer agresivo y de frecuente recaída.

Cáncer de páncreas: Guía para abordar un tumor agresivo y recurrente
Infografía cedida por FEAD

La Fundación para la Excelencia y Calidad de la Oncología (ECO) recomienda que los pacientes con cáncer de páncreas participen en ensayos clínicos “dado el pobre resultado asociados a los tratamientos actuales, con un limitado impacto en la supervivencia”, que a cinco años se sitúa en el 7,2%.

“La cirugía sigue siendo el único tratamiento curativo, a la que solo tienen acceso un 15-20% de los pacientes, pero la recaída de la enfermedad es muy frecuente, superior al 60% de los casos, con una supervivencia media de 23 meses”, apunta el doctor Alfredo Carrato, vicepresidente de la Fundación ECO, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

El doctor Carrato explica que el cáncer de páncreas es menos frecuente que otros tumores, apenas se detectan 6.500 casos al año en España, aunque su incidencia va a en aumento, una media de un 0,8% anual durante los últimos diez años.

Baja incidencia pero alta mortalidad, el tercero que más muertes causa y se prevé que llegue al segundo puesto en 2020 solo por detrás del cáncer de pulmón.

Según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en España cada año mueren 2.400 hombres y 2.000 mujeres por este tumor que se diagnostica, en la mayoría de los casos, entre los 65 y los 70 años.

Reducir los tiempos del diagnóstico

La Guía para el Diagnóstico y Tratamiento de Cáncer de Páncreas, dirigida a los profesionales sanitarios, pretende aportar una visión global del abordaje multidisciplinar de esta patología, desde el diagnóstico y pautas para la cirugía hasta los tratamientos existentes.

Pone el acento en la identificación precoz de la enfermedad “que puede facilitar la elección de los pacientes para cirugía y para estudios de investigación u otras formas de tratamiento”, explica el doctor Manuel Hidalgo, director del Centro Clínico de Cáncer del Beth-Israel Deaconess de Boston y coordinador, junto al doctor Cerrato, de este documento.

Así, para minimizar los tiempos diagnósticos propone:

  • Promover la sensibilizacion general, tanto dirigida a profesionales sanitarios como población general, sobre las ventajas de la deteccion precoz.
  • En Atención Primaria, solicitud sin restricción de pruebas complementarias con prioridad para pacientes con alta sospecha clínica que, además, se aconseja sean evaluados en menos de dos semanas.
  • Una vez realizado el diagnóstico por imagen de neoformación pancreática, implantar programas de acceso precoz a Unidades de Especializadas para la evaluación del caso.
  • Recomienda, en caso de ser necesario, que el diagnóstico histológico (análisis de los tejidos) que no exceda las dos semanas.
  • Promover el acceso al comité de tumores, así como disponibilidad de quirófano preferente en tumores resecables, aquellos que se pueden extraer por medio de cirugía.
  • Educación sanitaria a la población general en cuanto a los síntomas o signos de alarma.

¿Qué síntomas se observan en el cáncer de páncreas?

cáncer de páncreas
Imagen de portada de la Guía de Cáncer de Páncreas editada por Fundación ECO.

Un 60-70% de los tumores se originan en la cabeza pancreática, 20-25% en el cuerpo y cola, y en un 10-20% se observa una afectación difusa.

Mientras que los tumores en la cabeza del pancreas tienden a diagnosticarse en fases mas tempranas al asociarse a ictericia, los tumores en cuerpo y cola suelen detectarse en estadios avanzados por la ausencia de síntomas específicos, apunta la guía de ECO.

Para la SEOM, estos son los síntomas más frecuentes:

  • La ictericia (coloración amarillenta de la piel) que aparece cuando el tumor se origina en la cabeza del páncreas a causa de la compresión de la vía biliar por el tumor.
  • Alteración de la glucosa en sangre. El páncreas tiene la función de generar la insulina que controlará el nivel de glucosa en sangre, si el tumor altera dicha función se producirán descompensaciones.
  • Digestiones pesadas, dolor abdominal originado en la zona del estómago e irradiado hacia la espalda o bien en forma de cinturón hacia los lados.
  • Pérdida de peso en pocos meses, así como del apetito.

Ante la sospecha de cáncer de páncreas se realizará analítica de sangre (donde se verá alteración en la eliminación de la bilirrubina); marcador tumoral CA 19.9; TAC, ecoendoscopia con punción y biopsia en caso de lesiones metastásicas.

Más riesgo con antecedentes familiares

El International Cancer of the Pancreas Screening Consortium (CAPS) recomienda pruebas de cribado para individuos de alto riesgo con familiares con este tipo de cáncer mediante resonancia magnética y endoscopia digestiva con las que se pretenden detectar:

  • Pequeños tumores sólidos pancreáticos (≤ 1 cm)
  • Irregularidades del conducto pancreático
  • Lesiones pancreáticas precursoras como las neoplasias mucinosas papilares intraductales, que se suelen presentar como quistes.

Según el CAPS, la prevalencia de lesiones pancreáticas quísticas sospechosas es del 33-45% en estas personas de alto riesgo familiar.

¿Quién debe acudir a una consulta de cáncer familiar?

– Familias con cáncer pancreático familiar:

  • ≥ 2 familiares de primer grado con cáncer de páncreas
  • ≥ 3 familiares con este tumor (independientemente de su grado de parentesco)

– Síndromes hereditarios de cáncer asociados a riesgo de cáncer de páncreas:

  • Familias con síndrome de mama y ovario hereditario con algún caso de cáncer de páncreas (alteraciones de los genes BRCA1 y BRCA2).
  • Melanoma familiar
  • Cáncer colorrectal hereditario (poliposis adenomatosa familiar o sindrome de Lynch) con algún caso de cáncer de páncreas.
  • Sospecha de otros síndromes hereditarios: Síndrome de Peutz-Jeghers o pancreatitis hereditaria.
consulta
EFE/Montserrat T. Díez

¿Cuáles pueden ser las causas?

No se ha definido una etiología clara del cáncer de páncreas. Hay distintos factores que se han apuntado como posibles contribuyentes al crecimiento del tumor, según SEOM.

  • Diabetes mellitus de larga evolución: Hay algunos estudios que han apuntado la diabetes mellitus de larga evolución como posible etiología del cáncer de páncreas. Sin embargo hay factores como la obesidad o el mismo tratamiento para la diabetes que pueden confundir los resultados. Es muy frecuente un debut de diabetes un tiempo antes del diagnostico del cáncer de páncreas, sin embargo, no se sabe exactamente como puede influir la diabetes en el tumor o el propio tumor en la diabetes.
  • Pancreatitis crónica de repetición: No existe ningún estudio concluyente al respecto.
  • Tabaco: Cerca de un 30% de los casos de cáncer de páncreas podría estar asociado al tabaco.
  • Síndromes hereditarios: Aproximadamente un 10% de los cánceres de páncreas se encuentran asociados a alteraciones genéticas. Estos pacientes deber ser controlados en una unidad de consejo genético para poder hacer un control global de dichos síndromes, dado que pueden asociar tumores en distintas localizaciones..

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies